domingo 17 de October de 2021

Fracking Design, la marca de marroquinería hecha con residuos de big bags plásticas, ahora es Empresa B

Sus creadoras, las hermanas Basilotta, buscan enviar un mensaje de concientización: una forma creativa de transformar y reciclar un residuo para reinsertarlo, apuntando a la economía circular

por

Fracking Design, la marca de marroquinería de las hermanas Basilotta, con productos hechos a base de residuos plásticos, es empresa B

Fracking Design fue fundada por tres hermanas: Carla, Ornella y Mora Basilotta. En 2018 comenzaron su camino hacia la moda sustentable, buscando alternativas al fast fashion.

Ornella viajó a Neuquén para buscar fibras naturales y desarrollar una nueva colección, y se encontró con un material distinto pero más interesante: residuos de big bags plásticas, las bolsas contenedoras de la arena que se utilizan para la actividad del fracking (extracción de petróleo y gas no convencional). La diseñadora vio inmediatamente este residuo como un textil y supo que eso era lo que estaba buscando. 

Mediante la actividad del fracking, las empresas petroleras usan millones de bolsas para transportar arena y luego las descartan y queman. Esto agranda la huella de carbono e impacta directamente sobre el cambio climático. Las hermanas Basilotta recuperan y reciclan este residuo y lo transforman, dándole una nueva vida y reduciendo la huella de carbono. Así, ponen en valor este material, que pasa a ser la materia prima principal, dándole otra oportunidad y cuidando el planeta.

Carla, Mora y Ornella Basilotta, las creadoras de Fracking Design

Un mensaje de concientización

A través de los diseños, en Fracking Design buscan enviar un mensaje de concientización: una forma creativa de transformar y reciclar un residuo para reinsertarlo, apuntando a la economía circular, reduciendo la huella de carbono y generando trabajo en cooperativas y unidades productivas para foemntar trabajo justo y local.

Noticias Positivas: -¿Cómo surge Fracking Design?

Ornella Basilotta: -En 2018, pero anteriormente habíamos fundado, en 2009, la marca Basilotta, de moda tradicional. Pasamos de tener un showroom a tres locales propios, cinco franquicias, más de 100 clientes en el interior. Crecimos mucho pero sentimos que se nos fue de las manos, la industria de la moda ya no era la misma, la industria empezó a estar regida por el fast fashion y emprendedores como nosotros no podíamos seguirle el ritmo a esos monstruos que imponen cada vez más temporadas, precios más baratos, menos tiempo para vender y un montón de cuestiones más que empezaron a hacer que no estuviéramos contentas con lo que hacíamos.

Teníamos la necesidad de cambiar y decidimos volcarnos a la moda sustentable, transformar la marca. Y así surge Fracking Design. Viajamos a Neuquén y conocimos una planta tratadora de residuos petroleros, entre los que se encontraba este bolsón de arena: lo vi y me enamoré, no podía creer que lo quemaran, fue como un amor a primera vista. Así nace como una cápsula dentro de la marca, pero fue tal el entusiasmo que terminó comiéndose a la propia marca y transformándola. 

Fracking Design, la marca de marroquinería de las hermanas Basilotta, con productos hechos a base de residuos plásticos, es empresa B
Ornella Basilotta con una big bag de plástico, la nueva materia prima de las creaciones de la marca

-¿Qué hitos en su recorrido resaltan como importantes para llegar adonde están hoy?

-Lo más importante fue la transición de Basilotta a Fracking Design. Lo más difícil fue desarticular todo lo que teníamos, viajar al interior por cada franquicia, contarles que íbamos a cambiar todo el modelo de negocios y que no queríamos que cerraran, sino que nos acompañaran en la transición: le presentamos otra marca parecida para que siguieran con los locales, comunicarlo internamente, ver qué empleados querían seguir con nosotras y quiénes no… Fue un año duro en el sentido de tener que timonear diez años de un emprendimiento anterior.

-¿Qué expectativas tienen al incorporarse como Empresa B? 

-Teníamos ganas de certificar. Mucha gente nos decía: “No, su empresa ya tiene impacto por sí sola, no necesitan una certificación”, pero nosotras sentíamos como un reto medirnos, y sabíamos que eso nos ayudaría a ordenarnos y medir cosas más complejas. Por otro lado, hay todo un canal corporativo que nació con Fracking Design que antes no teníamos, saber que podíamos trabajar con empresas grandes que comparten los mismos valores y muchas nos han preguntado si éramos Empresa B .

-¿Hubo algún aprendizaje como equipo en esta etapa de pandemia que quieran compartir?

Fracking Design, la marca de marroquinería de las hermanas Basilotta, con productos hechos a base de residuos plásticos, es empresa B
Mochila campana

-Aprendimos a darle valor al tiempo perdido. Cuando nos encerramos, empezamos a dedicarnos más a la comunicación y a la comunidad de redes sociales, a generar contenido propio para dar lugar a que se cree una comunidad orgánica. Aprendimos a ser resilientes: teníamos toda una unidad productiva en Neuquén, a donde no podíamos viajar ni podíamos recibir bolsones de allá, entonces armamos una unidad propia en Buenos Aires para no perder la cadena de valor ni de producción que venía funcionando, sobre todo en las cooperativas. El aprendizaje es no estancarse, transformarse.

-¿Hubo algún cambio en el negocio?

-Comenzamos a trabajar con dos unidades productivas de reciclado para el material que hacemos, que no era algo pensado armarlo en Buenos Aires, pero sin embargo el contexto nos forzó a hacerlo y está bueno y funciona.

-¿Hay alguna empresa o empresario que tengan como referente? ¿Cuál y por qué?

-A mi me encanta una empresa de afuera que se llama Freitag, es como prima hermana nuestra porque hacen accesorios a partir de lonas de camiones recicladas. Con un look más trash, más industrial quizás, pero ¡es tremendo lo que hacen! Me inspira mucho, porque sé que tienen como 8 locales por toda Europa y demuestran que se puede desarrollar una marca premium a partir de una sola materia primera. 

-¿Qué objetivos tienen para 2021-2022?

-Nuestro mayor objetivo es poder exportar al por mayor. Este año pudimos empezar a hacer el B to C, pudimos vincular nuestro e-commerce para poder hacer envíos a un buen costo al mundo, y la idea es poder hacer ventas mayoristas al interior.