martes 29 de September de 2020

#AcáNoHayInternet, una plataforma para visibilizar la falta de conectividad en el país y en América Latina

No tener conexión a Internet se traduce en una desigualdad ciudadana y en falta de derechos: a la salud, a la educación, a la información, a la justicia

Graciela Melgarejo por

Acá No Hay Internet es una plataforma integrada por varias ONG que buscan mapear la conexión a Internet en América Latina y hacer visible su falta o déficit

Ante la pandemia de Covid-19 y las medidas de aislamiento social obligatorio, se dispuso que la escolaridad y la mayoría de los trámites continuaran por vías virtuales. «En este contexto, contar con conexión a Internet resulta una precondición para poder acceder a otros derechos, como a la educación, a la salud, a realizar trámites y reclamos, a la información, a la cultura e, incluso, a vincularse con otras personas», expresa en su presentación el grupo de ONG que conforman Acá No Hay Internet, una plataforma integrada por Caminos de la Villa, Red Comunidades Rurales, Wingu, Diversidad Rural, TECHO y ACIJ, que quiere mapear toda la Argentina para actualizar datos, visibilizarlos y ayudar a superar la falta de conectividad en el país.

Las medidas tomadas desde los distintos ministerios de Educación «pusieron en evidencia la situación de desigualdad que atraviesan las comunidades rurales y  asentamientos informales, particularmente en lo que se refiere a un acceso a internet sumamente deficitario», agregan los representantes de Wingu, una de las ONG que integran Acá no hay Internet, y a los que entrevistamos en NOTICIAS POSITIVAS LIVE: Constanza Infante, coordinadora de Tecnología Cívica y Sebastián Neter, consultor de Soluciones Digitales.

Acá No Hay Internet es una plataforma integrada por varias ONG que buscan mapear la conexión a Internet en América Latina y hacer visible su falta o déficit
Constanza Infante

«Con este tiempo de aislamiento, se hizo muy visible la falta de conexión a Internet o de conectividad en algunas parte de nuestro territorio, lo que lleva a una desigualdad que se traduce en falta de derechos: a la educación, a la salud, a la información, a la justicia, etc.», señala Infante. «En alianza con las otras organizaciones, decidimos hacer este lanzamiento para hacer visible la situación lo más rápido posible: generar un mapeo participativo, para que todos lo que tienen este problema entren a la página y señalen el lugar. A veces, sí hay Internet, pero no lo pueden pagar, que también es un hecho. Hay muchos territorios en la Argentina en donde hay conexión a Internet cerca, pero la gente no puede acceder por muchos motivos y este es uno».

Acá No Hay Internet es una plataforma integrada por varias ONG que buscan mapear la conexión a Internet en América Latina y hacer visible su falta o déficit
Sebastián Neter

Dice Sebastián Neter, con respecto al aporte de Wingu a esta alianza: «Lo que buscamos es que la tecnología, en este caso puntual, visibilice lo que ocurre. Esta situación ya existía, pero ahora se puso muy en evidencia. En Acá No Hay Internet lo que hacemos es descubrir algunas historias de comunidades que ya no solo no pueden acceder a Internet, sino que por eso tampoco pueden acceder a los otros. Con el mapa mostramos lo que pasa a los ciudadanos para fomentar una participación que es tan necesaria a la hora de reclamar y ejercer presión para que las cosas cambien».

Por su parte, Wingu hace más de diez años que trabaja en cultura digital y el impacto social. «¿Cómo impulsar la tecnología y potenciar así el impacto de otras organizaciones?», apunta Constanza Infante. «Trabajamos en generar contenido y comunidad: tenemos muchos materiales y espacios de información de manera gratuita; tenemos también un eje de soluciones digitales, que les permitan a las organizaciones ordenar su gestión, su formato interno, organizar sus datos para tener una web corporativa para manejar bien incluso las redes sociales. Y el tercer punto que trabajamos es tecnología cívica, hacemos desarrollos más puntuales que buscan visibilizar un problema o empoderar a la comunidad, o generar un componente de participación ciudadana.»

Acá No Hay Internet tuvo un lanzamiento reciente, porque era necesaria una acción rapida después de detectar el problema existente. La articulación entre todas las ONG participantes también fue acelerada, dada la urgencia del momento que vive toda la sociedad argentina. «Creemos en el valor de la tecnología, no solo como herramienta de digitalización, sino también como herramienta para que la sociedad civil esté más favorecida», resume Neter.

Hay muchas horas de trabajo invertidas, de todas las organizaciones como voluntarios, aunque, sin duda y por la repercusión que la iniciativa está teniendo, habrá también quien quiera participar siendo inversor o donando. Cualquiera en la comunidad puede acercarse y sumar «su granito de arena, porque la intención es mapear territorios y moverlo en las redes sociales para que pueda llegar a muchos más», porque esta es una iniciativa regional.

+ INFO: ver entrevista en YouTube de N+, Acá No Hay Internet