martes 28 de September de 2021

Mendoza, en las mejores condiciones para protagonizar la innovación económica

Pedro Tarak, cofundador de Sistema B, destacó a la provincia argentina y a Uruguay como las jurisdicciones modelos de Sudamérica para encarar la transición hacia la economía de bienestar

por

Macroeconomía mendocina, destacada por el líder mundial en Ssietma B, Pedro tarak, como modelo de la próxima economía de bienestar

Pedro Tarak, cofundador de Sistema B, embajador global del Movimiento de Empresas B y articulador entre empresas, gobiernos, universidades, jóvenes y ciudadanos de todo el mundo que colaboran activamente para el cambio de paradigma económico, encabezó recientemente una conversación muy instructiva en la sede de Quinto Impacto, la empresa B ubicada en el creciente Distrito 33, junto con referentes clave de la macroeconomía mendocina.

Con precisos detalles y observaciones, Tarak destacó a Mendoza y Uruguay como las jurisdicciones modelos de Sudamérica para encarar la transición hacia la próxima economía de bienestar.

¿Cuáles son las herramientas para alcanzar esa economía y cuáles los desafíos por delante? “En Sudamérica, miro dos lugares naturalmente: Mendoza y Uruguay. Hay condiciones de soñar juntos desde la diversidad, el cumplimiento de las normas y cierta conciencia sobre la distinción entre la gestión sustentable y la innovación económica para la era de la sustentabilidad», explicó Pedro Tarak.

Asistentes, más temas de innovación y tecnología

Estuvieron presentes el intendente de la Ciudad de Mendoza, Ulpiano Suárez; la diputada provincial por el Partido Demócrata, Mercedes Llano; el director de Innovación y Desarrollo Económico, Federico Morabito; el subsecretario de Industria y Comercio, Alejandro Zlotolow; el director de Planificación Urbana de Godoy Cruz, Matías Dalla Torre; el presidente de El Arca y miembro de Nuestra Mendoza, Pablo Ordoñez; Analía Sánchez, miembro de la Secretaría privada del Municipio de Godoy Cruz; la gerente general del Consejo Económico Mendocino, Silvia Jardel; Matías y Agustín, emprendedores de triple impacto y creadores de Litt Up, empresa de moda circular; Agustín Ortega, contador y asesor de triple impacto; Lucas Gómez Portillo, asesor del equipo técnico de la senadora nacional y presidenta del PJ local, Anabel Fernández Sagasti en temas de innovación y tecnología; el juez de la Suprema Corte de Justicia, Mario Adaro; el director de Relaciones Institucionales del Polo Tic, Eduardo Colomer; el presidente del Polo Tic, Francisco “Paco” Bravo; Miguel González Gaviola, vicedecano de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional de Cuyo, y los diputados nacionales por Mendoza, Omar De Marchi y Alfredo Cornejo.

Coordinados por el cofundador de Quinto Impacto, Rafael Kemelmajer, la charla fue abierta por el anfitrión Ulpiano Suárez, quien expresó: “Estamos en el Distrito 33, ex predio ferial de la UCIM que, tras un convenio entre el gobierno provincial de Alfredo Cornejo y del gobierno municipal de Rodolfo Suarez, fue cedido en comodato a Capital y no dudamos en pensarlo como un polo de innovación y emprendedurismo. Estamos apostando al triple impacto pensando en el desarrollo sostenible a partir de la generación de conocimiento, en la integración cultural, en el cuidado del Piedemonte y en la integración social teniendo en cuenta que estamos muy cerca de un gran conglomerado como lo es la Favorita, en donde hay muchas necesidades y en donde, en conjunto con los privados, podemos generar oportunidades”.

Macroeconomía mendocina, por Pedro Tarak, de Sistema B
Pedro Tarak destaca el logro de la macroeconomía mendocina, en el encuentro propuesto por Quinto Impacto

“Creo mucho en la integración de soluciones sociales y ambientales en cada una de las herramientas y organizaciones económicas. Hace 200 años que pensamos por separado y es tiempo de que generemos bien común desde cualquier tipo de organización humana”, dijo Tarak. “No creo más en la lógica el lobby y, desde esta filosofía, quiero compartirles dos conjuntos de iniciativas legislativas institucionales para encarar la transición hacia la innovación económica”.

Macroeconomía mendocina, ¿próxima economía de bienestar?

En primer lugar, Tarak mencionó tres proyectos de normativas vigentes que impulsa Sistema B Internacional “para el desarrollo de un nuevo sector empresarial que se rediseña para resolver problemas sociales y ambientales, entre las cuales están las empresas B” (que incluye la macroeconomía mendocina, por supuesto)

  1. Leyes BIC, que amplían el mínimo de las sociedades comerciales
  2. Compras de triple impacto por parte de los Estados
  3. Marcos institucionales necesarios para la producción de los negocios de triple impacto y las inversiones de triple impacto.

“Para las tres normativas tenemos los prototipos armados y son normas que están en vigencia. Las leyes BIC están sancionadas en Perú, Ecuador y Colombia, y en la Argentina, tiene media sanción del Congreso Nacional. Las compras públicas las lideró Mendoza y ya rigen en Esquel y Medellín. Y para los marcos institucionales tomamos una ley que está funcionando muy bien y que es la ley de Mina Gerais. En Brasil pasó algo muy interesante y es que, a pesar de los cambios del Gobierno nacional, hay una agencia federal que promueve la innovación económica a través de herramientas concretas”, detalló el cofundador de Sistema B, y agregó: “Para esas tres iniciativas, estamos organizando para fines de mayo, el primer encuentro de políticos comprometidos con la economía de triple impacto. No estamos hablando de gestión sustentable, sino de políticos decididos a llevar adelante la transición económica en herramientas concretas”.

Esas herramientas, responden a tres grandes desafíos: ¿cómo incluimos las necesidades de largo plazo al corto plazo?; ¿cómo integramos lo social, ambiental a lo económico y lo medimos integralmente? y ¿cómo equilibramos el peso del que tiene el capital con el resto de los actores al mismo tiempo?

Siguiendo la lógica de las seis iniciativas compartidas, Tarak desmenuzó las últimas tres iniciativas que ya se han puesto en marcha para la economía del bienestar.

  1. La herramienta del presupuesto para el bienestar, decidida por la primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern, y que consiste en combinar los objetivos de desarrollo sostenible para esa jurisdicción más allá de los ODS de la ONU con la reestructuración del proyecto de ley del presupuesto público. Así, este último se redistribuye según objetivos que se van midiendo cada año durante cinco años.
  2. La superación del PBI por el índice de bienestar: impulsada por la primera ministra de Escocia, Nicola Sturgeon, para integrar las externalidades socioambientales en el análisis de una economía.
  3. Incorporación de la Comisión de Defensa y de Preservación de las opciones de decisiones de las generaciones no nacidas en el Parlamento de Gales.

“Estos tres Gobiernos iniciaron el movimiento de los Estados de Economía de Bienestar y se han sumado Finlandia e Islandia. Para el año 2025 se aspira a tener el G20 de las economías de bienestar. Aparte de estos Estados empiezan a armarse nodos multisectoriales de diversos actores que juntos se comprometen en la innovación económica para un territorio concreto. Ya paso en Canadá, California, Santa Mónica y Costa Rica”, resaltó Pedro Tarak.

FUENTE: adaptación de un artículo de Punto a Punto