viernes 22 de October de 2021

«Hoy, los chicos leen y leen mucho», confirman Cristina Alemany y Georgina Dritsos

por

Literatura infantil

Después de que Mark Zuckerberg, el creador de Facebook, lanzara en Internet su desafío de leer dos libros cada quince días, todo el mundo parece querer volver a la lectura. Enhorabuena, porque todavía hay muchos mitos alrededor de este tema. Por eso, NOTICIAS POSITIVAS invitó a dos escritoras de literatura infantil y juvenil, Cristina Alemany y Georgina Dritsos, con dos libros lanzados en 2014 con mucha repercusión, para hablar de ellos y de los lectores adolescentes, un mundo cada día más importante en una sociedad que privilegia y, al mismo tiempo, tiraniza a los más jóvenes.

Cristina Alemany es egresada de Letras y actualmente directora editorial de V&R Editoras, y tiene una larga trayectoria en la literatura para chicos. Su último libro, El Blog del Sucio (V&R Editoras) es toda una novedad para ella, que hace diez años que escribe para chicas. «A los varones les gustan los temas más escatológicos: no les gusta bañarse, les gusta la Play Station. Son muy niños, van a jugar y competir y jorobarse entre ellos hasta que sean muy grandes.»

Para su autora, Lucio (el Sucio del título) es «un chico común, normal, pero tiene olor a pata. Todos los personajes tienen algo que los distingue: Nolo es muy chiquitito. Aquí detrás de las bromas, hay otros temas más oscuros, como el bullying, por ejemplo«.

Al final de El Blog del Sucio, hay una invitación a comunicarse con la autora a través del blog: «Tu opinión es muy importante», les dicen a los chicos. «Es que el lector de esta edad -explica Alemany- necesita leer en comunidad».

Para Georgina Dritsos, periodista, Community Manager y jefa de prensa de la editorial V&R Editoras, S.O.S. tengo mi primera cita es su primer libro. «Busqué que las chicas apostaran otra vez al romanticismo. A medida que empecé a escribir me di cuenta de que las chicas están muy solas. A los 15, la gente se cree que ya lo saben todo y no es así.»

En ambos libros el humor es fundamental. Además, tanto El Blog del Sucio como S. O. S. tengo mi primera cita tuvieron mucha repercusión en las redes sociales. «Los comentarios de los chicos que figuran en el libro -señala Dritsos- son todos verdaderos. Hoy los chicos tienen más presión, porque todo está al alcance de la mano: hay que subir fotos a Facebook, pero la iniciación sigue siendo difícil

A Cristina Alemany le interesa dejar en claro que «es mentira que los chicos no leen. Es un mito. Los chicos leen y leen mucho, pero leen lo que los entretiene, no lo que le piden en la escuela. Si un chico lee lo que corresponde, después va a ir avanzando en sus lecturas. Los padres tienen que involucrarse, leer lo que ellos leen y no retacearles la posibilidad de comprar más libros«.

La ocurrencia de Mark Zuckerberg no ha sido al azar, opinan ambas escritoras. «Los clubes de lectura están online en Facebook, en YouTube. Hoy, el lector está muy en contacto con el autor y en interpelación con otros lectores, más todo el fenómeno multimedia».

«Cuando escribo, no hay condicionamientos -dice Cristina Alemany-, pero sí que los temas sean accesibles a todos los chicos, los que están empezando la secundaria, siempre mostrando lo que los chicos afrontan. Y para mí, el personaje de la Tía Titi fue una sorpresa; gustó tanto que hasta tiene su dirección en Twitter: @SoylaTíaTiti.»

En S. O. S. tengo mi primera cita hay muchas recomendaciones; por ejemplo, de películas románticas: «Hay una vorágine de información tan grande, que a veces es bueno dar indicaciones a los chicos de ciertas películas. Y que también pueden ver los adultos, para aprender», resume Georgina Dritsos.