viernes 04 de December de 2020

En Esquel ya es prioridad la compra pública de Triple Impacto

Es el segundo municipio de la Argentina en sancionar, por unanimidad, una ordenanza que incorpora este criterio en contexto Covid-19

Avatar por

Concejales en Esquel, provincia del Chubut aprueban por unanimidad el proyecto de compr pública de Triple Impacto impulsado por Hernán alonso acompañado por Fernando López Peña del grupo GITRE y la Comunidad B Patagonia

Esquel acaba de convertirse en el segundo municipio de la Argentina en sancionar una ordenanza que incorpora el criterio de Triple Impacto en la compra pública en contexto Covid-19.

«La aprobación de esta ordenanza que reconoce a las empresas de Triple Impacto con un diferencial en el precio fue por unanimidad, y constituye un gran avance para la ciudad de Esquel y la provincia de Chubut. No solo tuvo un tratamiento legislativo muy ágil, sino que a menos de 24 horas de su sanción ya se han comunicado otros municipios interesados en su posible implementación», explica Hernán Alonso, exministro de Producción de la provincia de Chubut y actual concejal de Esquel, el impulsor del proyecto.

«Esta herramienta es fundamental para la creación de valor por parte del Estado y su relación con los proveedores», explica Fernando López Peña, abogado del Grupo Jurídico B y coordinador general de la Comunidad B Patagonia.

Compra pública de þriple Impacto
De izq. a der, Hernán Alonso, Fernando López Peña, Florencia Guenzani (Sistema B), y Román y Alejandra Montenegro referentes de la Comunidad B en Bariloche en el marco de un encuentro B / Foto Archivo Noticias Positivas

«La historia de este proyecto es colaborativa – como lo fue con otros abogados del Grupo Jurídico B de Argentina- y se remonta a 2017, año en el que impulsamos declaraciones de interés municipal para las empresas de Triple Impacto, como un camino para que evolucione a ordenanzas de compra pública, como ya está ocurriendo. Villa la Angostura fue la primera en aceptar este desafío de ingresar a una lógica de nueva economía firmando esta declaración el 16 de mayo de ese año, seguida por Bariloche, Esquel, Trevelin y Comodoro Rivadavia, hasta llegar a Mendoza que fue la primera ciudad en tomar dichos argumentos hasta lograr la sanción del proyecto», explica López Peña. «En Mendoza se da, además, la particularidad de que la ley de Administración Financiera de Mendoza (artículo 147 modificado) toma también estos conceptos que pasan a un estadio provincial.»

«Es muy importante destacar aquí que los bloques aprobaron por unanimidad la sanción de esta ordenanza, y asumieron el compromiso de distinguir a las empresas certificadas como de Triple Impacto con un 4 por ciento de diferencial de precio incrementado sobre el precio base (por ejemplo, empresas B), y un 2 %, además, si estas son empresas locales», resume Alonso, sobre el criterio elegido al priorizar la compra pública de Triple Impacto.

«La relevancia de este tipo de normativa es que los estados (nacionales, provinciales o municipales), en su carácter de grandes actores de mercado, pueden combinar una herramienta poderosa como las compras públicas, para premiar a aquellas empresas que demuestran que priorizan desde sus modelos de negocio, la empleabilidad de los sectores más vulnerables, reducen desigualdad de género, regeneran ecosistemas dañados mostrando transparencia pública en su gestión y gobernanza. Esto gracias a la innovación empresarial que surja en respuesta al contexto y post Covid-19 por encima de lo que las leyes les exijan», explica Pedro Tarak -cofundador y Líder Senior de Puentes Globales de Sistema B Internacional

Gitre: el contexto internacional

La sanción de esta ordenanza cuenta con el apoyo del Grupo Internacional de Trabajo hacia la Recuperación Económica (Gitre), que es la iniciativa impulsada por el movimiento B para cocrear e identificar soluciones innovadoras y efectivas en contexto Covid-19.

A partir de una convocatoria internacional a profesionales de diferentes países con voluntad y compromiso para trabajar sobre iniciativas dirigidas hacia dicha recuperación económica, a la que respondieron más de 600 personas representantes de más de 16 países, se consolidó un grupo de trabajo y se crearon espacios internacionales de conversación para compartir e inspirar políticas públicas y  paquetes de recuperación económica que promuevan un sistema económico inclusivo, equitativo y regenerativo para todas las personas y nuestro planeta.

El trabajo del Gitre emerge en un contexto de crisis y está compuesto por personas de distintos países, culturas políticas y competencias diversas, que, al reconocerse interdependientes, participan de un espacio colaborativo y plural atravesado por el afecto, para un análisis de políticas públicas comprometidas con el Triple Impacto y los 17 ODS, con el objetivo de inspirar innovaciones económicas que fortalezcan institucionalmente el desarrollo de una economía inclusiva, equitativa y regenerativa.

El ambiente post pandemia exige de nosotros, los actores sociales y políticos, una inteligencia colectiva y disruptiva, que favorezca el direccionamiento de la esfera pública y de los mercados para la ocupación con aquello que se impone a nosotros como comunidad global: la protección y el desarrollo de las personas y del planeta de una forma ambientalmente responsable, socialmente justa y económicamente eficiente, inteligente y sustentable.

Las políticas mapeadas y presentadas en Gitre cumplen el papel de inspirar y despertar nuestras capacidades personales e institucionales de creación e innovación económica comprometidas con el Triple Impacto. No se trata de un trabajo acabado, sino de un punto de partida para un ciclo virtuoso de articulación colaborativa, que pone la política, el mercado y la sociedad como actores centrales y complementarios en la construcción del mundo que deseamos.