lunes 25 de October de 2021

Volver al teatro, la forma más emocionante de volver a la normalidad

En el porteño Paseo La Plaza, en la sala Pablo Picasso, Valeria Schapira convocó a lectores y amigos a reflexionar sobre los tiempos de cambios

por

Valeria Schapira brindó sus "Tertulias del buen amor" en el Paseo La Plaza

Retomar las clase presenciales es volver a la normalidad; poder viajar sin limitaciones será también volver a la normalidad… Cada uno irá viviendo esa deseada experiencia de una manera diferente. Pero para muchos, volver al teatro, a ese ritual por excelencia en comunidad, puede ser la forma más emocionante de volver a la «vieja» normalidad. Y si es viendo a Valeria Schapira ahora en sus «Tertulias del buen amor», en la sala Pablo Picasso del porteño Paseo La Plaza, será más emocionante aún, porque Valeria habló esta vez de los «tiempos de cambios» que alcanzan al mundo entero.

El último domingo de junio pasado había amigos y muchos lectores en la platea, muy bien organizados por grupos de «burbujas» y separados todos por tres butacas entre grupo y grupo, de manera que nadie quedara ni al lado ni detrás o delante de ningún otro espectador, en un raro e irregular tablero de ajedrez, pero con las reglas del protocolo cumplidas al máximo.

«Hablemos de impermanencia», fue la primera consigna de Valeria Schapira ahora. Impermanencia, ese concepto budista que ella ha tomado como guía y que le permite entender y explicarse a sí misma y a los demás, y aceptar también, esa característica del Universo de estar cambiando todo el tiempo. Un concepto que descubrió en el libro de Pema Chödrön, Cuando todo se derrumba. Palabras sabias para momentos difíciles, y que recomendó leer también.

Valeria Schapira ahora en el escenario de la sala Pablo Picasso, del Paso La Plaza, con la cantautora argentina Laura González
Valeria y la cantautora Laura González

Ante la incertidumbre del momento que vivimos, ocasionada por la pandemia, la enfermedad y el miedo ante lo desconocido, cuando «estamos acorralados, todo se cae en pedazos y desaparece la posibilidad de escapar, en momentos así, las verdades espirituales más profundas parecen muy evidentes y comunes. No hay dónde esconderse. Antes o después entendemos que, aunque no podemos hacer que el miedo tenga una apariencia agradable, él será el que nos introduzca a todas las enseñanzas que hemos leído u oído», escribe Pema Chödrön. Y estas palabras se adecuan perfectamente a la experiencia de cada uno de nosotros hoy, y al tema que desarrolló Valeria en su tertulia.

Después de compartir una íntima meditación entre todos los asistentes, el espectáculo finalizó con una bella canción a cargo de la cantautora argentina Laura González y el recitado en off de un texto de Schapira en la voz ronca, inconfundible e inolvidable de Graciela Borges.

«Si vos estás, es mejor», dice el programa de mano del Paseo La Plaza, y es cierto. Volver al teatro ha sido, una vez más, una experiencia, real, comunitaria, mágica, que nos ayudará a seguir recorriendo este camino extraño que impone la hora.