jueves 30 de June de 2022

Un premio para la Investigación en Medicina Reproductiva en la Argentina

por

[soundcloud url=»https://api.soundcloud.com/tracks/53464653″ params=»color=c9d300&auto_play=false&hide_related=false&show_artwork=true» width=»100%» height=»166″ iframe=»true» /]

Pregna Medicina Reproductiva ganó la Beca GFI 2012 para la Innovación en Fertilidad, otorgada por Merck Serono, por tener un proyecto de investigación innovador en la temática. La firma argentina obtuvo el reconocimiento en el Congreso de la Sociedad Europea de Reproducción Humana y Embriología, en Estambul, Turquía.

Marcos Horton, médico ginecólogo especialista en medicina reproductiva, ex presidente de la Sociedad Argentina de Medicina Reproductiva y socio fundador de Pregna, estuvo en el estudio de Radio Palermo y conversó con NOTICIAS POSITIVAS sobre la obtención de la beca.

“En los últimos años, se ha tratado de mejorar la eficiencia de la fertilización in vitro, que sea más seguro, que no haya que estimular tanto a la mujer hormonalmente, que se pueda seleccionar al embrión, es decir elegir aquel embrión que tenga mayor aptitud para implantarse”, comentó. «Esto no tiene nada que ver con elegir rasgos para el futuro niño, sino elegir al embrión más apto para su cultivo.»

De este modo, lo que ha hecho Pregna es convocar a profesionales del Conicet de La Plata, el profesor Osvaldo Yantorno y Alejandra Bosch, para analizar la microgota que se obtiene del medio de cultivo. «Se lo escanea y ese patrón que obtengamos nos va a permitir indicar si un embrión tiene más posibilidad de implantarse. Si podemos analizar qué embriones tienen más posibilidades de implantarse satisfactoriamente, no hace falta transferir más de dos o tres embriones. Así se mejora la eficiencia y se reducen gastos para que la mujer no tenga que volver a hacer el tratamiento. Además, va a permitir subir la tasa de embarazo. La idea es poder cumplir con el eslogan de la medicina reproductiva un embrión – un bebé, señaló Horton.

También comentó que en 1978 nació el primer bebé in vitro, Louise Brown, y a partir de allí se difundieron por todo el mundo las técnicas de fertilización in vitro. En la actualidad, “las técnicas son de muy alta calidad y eficiencia, y cada día se trata de mejorar porque la probabilidad de embarazo que hoy se obtiene es mayor que en aquellos años, pero todavía se puede mejorar mucho”.

Ya son 5 millones los bebés nacidos por fertilzación in vitro y las técnicas son cada vez más seguras. Al respecto, el doctor Horton afirmó que “ya pasamos la etapa de los 80 y los 90 cuando nacían sextillizos, octillizos, y había problemas de inmadurez y malformaciones. Hoy se trabaja de forma muy distinta”.

Y en pos de seguir mejorando es importante la investigación. Horton considera que haber obtenido la Beca GFI “es importante para el país porque demuestra el nivel de la medicina reproductiva argentina”. Asimismo, destacó que “la investigación en general es muy costosa y es una apuesta porque uno tratará de demostrar si sirve o no sirve. Quienes apoyan esto se encuentran en la búsqueda de la bioseguridad y eficiencia en los tratamientos”.

La beca de Merck Serono para la Innovaciónen Fertilidad (GFI), que se puso en marcha en la 25 ª reunión anual de la Sociedad Europea de Reproducción Humana y Embriología (ESHRE), en junio de 2009, apoya el avance de la ciencia y las tecnologías innovadoras en el campo de la fertilidad. Desde 2010, Merck Serono ha subvencionado con más de 2 millones de euros distintos proyectos de investigación mundiales, que podrían mejorar la tasa de embarazo (“bebé en casa”) y dar mayores beneficios a los pacientes.

+ INFO: www.pregna.com.ar