viernes 01 de July de 2022

Un fallo judicial ordena al gobierno holandés reducir sus emisiones de carbono

por

Un tribunal de La Haya ha ordenado al gobierno holandés reducir sus emisiones en al menos un 25% en cinco años, en un fallo histórico del que hablará el mundo.

Tres jueces dictaminaron que los planes del gobierno de reducir las emisiones en un 14-17% para 2020 respecto a los niveles de 1990 eran ilegales, dada la magnitud de la amenaza que supone el cambio climático.

Los activistas dijeron que los gobiernos que se están preparando para la Cumbre del Clima de París (COP2015) a finales de este año deberán ahora tener en cuenta posibles demandas civiles en las que se pida ajustes a los porcentajes propuestos por los Estados.

«Antes de la sentencia, las únicas obligaciones legales para los Estados eran las que acordaron entre sí en los tratados internacionales», dijo Dennis van Berkel, asesor legal de Urgenda, el grupo que presentó la demanda.

«Esta es la primera vez que un tribunal ha determinado que los Estados tienen una obligación legal independiente hacia sus ciudadanos. Eso debería afectar a los compromisos de reducción en París, porque si no se lo hace, los Estados pueden esperar la presión de los tribunales en sus propias jurisdicciones».

En lo que fue la primera demanda de responsabilidad climática fundada en derechos humanos y la ley de responsabilidad civil, el juez Hans Hofhuis dijo a la Corte que la amenaza que representa el calentamiento global es grave y reconocida por el gobierno holandés en los pactos internacionales.

«El Estado no debe esconderse tras el argumento de que la solución al problema del cambio climático global no depende únicamente de los esfuerzos holandeses», dijo el fallo del juez. «Cualquier reducción de las emisiones contribuye a la prevención de cambios climáticos peligroso y como país desarrollado Holanda debe tomar la iniciativa en esto.»

Después de una campaña legal que tomó dos años y medio para llegar a su primera audiencia en abril, abogados normalmente desapasionados se conmovieron por las palabras del juez. «A medida que el veredicto era leído, tenía lágrimas en los ojos,» Roger Cox, abogado principal del Urgenda, dijo a The Guardian. «Fue un momento muy emotivo.»

Jóvenes activistas en el tribunal dijeron que el fallo había de alguna manera restaurado el orgullo nacional de Holanda, que se había sufrido cuando Dinamarca, Alemania e incluso el Reino Unido superaron a Holanda, alguna vez visto como un líder europeo en cuestiones de clima, en la carrera de la Economía Verde.

El gobierno holandés no ha decidido aún si apelará la decisión del tribunal, pero los políticos de la oposición están aprovechando la situación.

Stientje Van Veldhoven, un diputado y portavoz de la oposición liberal D66 en el Parlamento señaló que el gobierno había cedido ante un fallo comparable, o incluso más limitante, que había descartado la extracción de gas final, en parte, de los campos gigantes de gas de Groningen a principios de este año.

«El gobierno nunca había ignorado un fallo como éste, pero nunca ha habido un fallo tan complejo», dijo. «Todo el mundo tiene derecho a apelar.» Veldhoven ha solicitado un debate parlamentario sobre fallo judicial del miércoles.

En una declaración en nombre del gabinete del primer ministro Mark Rutte, el ministro de Medio Ambiente holandés Wilma Mansfeld dijo que la estrategia del gobierno fue implementar acuerdos de ámbito comunitario e internacional.

«Nosotros y Urgenda compartimos el mismo objetivo», dijo Mansfeld. «Acabamos de tener diferentes opiniones con respecto a la forma de alcanzar este objetivo. Ahora vamos a examinar lo que significa esta decisión para el Estado holandés «.

Sus argumentos jurídicos se basaron en axiomas que prohiben a los estados contaminar afectando a otros estados, y al ‘principio de precaución’ de la UE que prohíbe las acciones que llevan a riesgos desconocidos pero potencialmente graves.

Varias fuentes judiciales dijeron que las ideas expuestas en los principios de Oslo para obligaciones del cambio climático parecían haber sido influyentes en el razonamiento del juez.

James Thornton, director ejecutivo del grupo de legislación ambiental ClientEarth, elogió lo que dijo que había sido una decisión «valiente y visionaria» que daría forma al campo de juego para las demandas futuras. «Hay momentos en la historia en que sólo los tribunales pueden abordar problemas abrumadores. En el pasado ha habido problemas como la discriminación. El cambio climático es nuestro problema abrumador y este tribunal se ha ocupado de ello. El fallo del tribunal holandés debería alentar a los tribunales de todo el mundo a combatir el cambio climático ahora.»

Serge de Gheldere, el presidente de Klimaat Zaak, que está llevando a cabo un caso casi idéntico al de Urgenda en Bélgica, dijo: «Esto nos da mucha esperanza, ya que establece un precedente increíble. El gobierno en Bélgica tomará nota de lo sucedido hoy aquí. Este podría ser el primer paso hacia el cambio».

El tribunal también ordenó al gobierno que pagara todos los costos de Urgenda.

Fuente: The Guardian