sábado 26 de November de 2022

¿Qué son los Principios de Banca Responsable y por qué son aceleradores de los ODS?

Fueron diseñados para guiar a un banco a alinear estratégicamente su negocio con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU; Banco Galicia es signatario fundador de esta iniciativa

por

Principios de Banca Responsable, diseñados para guiar a los bancos en cómo alinearse con los ODS de la ONU

Los Principios de Banca Responsable han sido estructurados por un grupo central de 30 bancos líderes , los «Bancos Fundadores», a través de la Iniciativa Financiera del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (UNEP FI). Estos Principios están diseñados para guiar a un banco a alinear estratégicamente su negocio con los Objetivos de Desarrollo y Sostenibilidad (ODS) que el mundo se ha fijado, a nivel internacional, regional y nacional. Banco Galicia es uno de los signatarios fundadores de los Principios de Banca Responsable (PBR). 

Los PBR proporcionan a las entidades financieras un marco efectivo para incorporar la sostenibilidad en todas las áreas del negocio

Principios de Banca Responsable (PBR), diseñados para guiar a los bancos a alinearse con los ODS de la ONU
Constanza Gorleri, gerente de Sustentabilidad de Banco Galicia

 “Al principio asociar una lógica de banco con banco responsable era difícil. La banca tradicional se ocupaba de gestionar su negocio y entendía su relación con el entorno de una manera más filantrópica. Eso cambió siguiendo los principios internacionales que marcaban un camino respecto del entorno y también gracias a muchas personas que hicieron que se dieran de esa manera. Y ese es el recorrido del Banco Galicia: partió de comprender que tenía una responsabilidad con el entorno a una banca que asoció esa responsabilidad con su propio negocio. Y acá se da el primer salto cualitativo. Uno de los roles de la banca es el préstamo. ¿Si la banca presta, en qué condiciones lo hace? ¿A quién le presto? ¿Qué le pregunto? Entonces vamos a qué es una banca responsable. Es una banca que se hace cargo de los impactos que genera, que intenta utilizar esa capacidad de intermediaria que tiene con la sociedad para mejorar la vida de las personas y el ambiente que las rodea. En definitiva, ser un actor relevante, positivo, que interviene, que modifica y mejora su entorno. Su gran responsabilidad es hacer un análisis de los créditos que va a otorgar, no solo desde la capacidad de ese particular o esa empresa, o industria, de devolver el préstamo, sino también ver qué va a hacer con esa plata. ¿Va a generar una planta que es productora de residuos que caen en el río? No solo se mira la capacidad de repago, sino que se empieza a mirar el impacto en el ambiente y en la sociedad”, sostiene Constanza Gorleri, gerente de Sustentabilidad de Banco Galicia, a cargo de la elaboración e implementación de la política de Sustentabilidad del banco y una referente en sustentabilidad y banca en la Argentina. 

Cambio de paradigma, el primer paso

Ese cambio de paradigma fue un primer paso. “El segundo paso fue comenzar a producir servicios y productos asociados a ese triple impacto (económico, social y ambiental). Por ejemplo, tenemos fondos especiales para Empresas B (certificadas de triple impacto), y les prestamos más barato porque queremos incentivar a que haya más. Y le prestamos más barato a emprendimientos agropecuarios que tengan buenas prácticas con el suelo, o a aquellos que quieran hacer inversiones en energías renovables”, prosigue Gorleri.  

Los seis Principios de Banca Responsable proporcionan un marco efectivo para identificar y aprovechar sistemáticamente las nuevas oportunidades de negocio creadas por la emergente economía de desarrollo sostenible, al mismo tiempo que permiten identificar y abordar los riesgos relacionados de manera efectiva. Mediante estos lineamientos, las entidades financieras firmantes, se comprometen a seguir impulsando acciones concretas por la acción climática y la sustentabilidad del negocio. 

Los seis Principios de Banca Responsable proporcionan un marco efectivo para identificar y aprovechar sistemáticamente las nuevas oportunidades de negocio creadas por la emergente economía de desarrollo sostenible, al mismo tiempo que permiten identificar y abordar los riesgos relacionados de manera efectiva.

“Si bien existen marcos internacionales que son ajustados a la realidad local, los PBR nos ayudan a involucrar la agenda sustentable y así impulsar nuestra estrategia”. Para lograr esto, Gorleri señaló que, después de alinear la estrategia del negocio con los PBR, se pudo comprender los puntos en los cuales Banco Galicia crea valor. De esta manera fue posible establecer metas y objetivos.

“El área de Sustentabilidad es transversal a todas las otras áreas del banco. Y los PBR nos permiten desarrollar una banca más sostenible y esto significa que es una banca más solvente, empática, sólida. Y apalancar desde el sector financiero los ODS de las Naciones Unidas, entendiendo la especificidad de la banca.”

Con una mirada ambiental

Gorleri señaló algunos de los instrumentos financieros que promueven el desarrollo de negocios inclusivos y con una mirada ambiental. “En el último tiempo, hemos desarrollado el Bono Verde para financiar proyectos de inversión en energías renovables; lanzamos la Línea Covid-19 para acompañar a Mipymes productoras y proveedoras de insumos de salud, y junto a Sumatoria y Galicia Move acompañamos al Fondo Covida-20 para dar una respuesta a la crisis financiera y social generada por la pandemia. También lanzamos la Línea +B para emprendedores de triple impacto, en colaboración con Aapresid creamos una línea de financiamiento para productores con certificación en agricultura sustentable y continuamos trabajando en el Bono de Impacto Social destinado a la inserción laboral de los jóvenes”. Así, con la generación de estos productos y servicios, Galicia materializa la aplicación de los PBR en pos del desarrollo social, económico y el cuidado ambiental.

+ INFO: bancogalicia.com / https://www.unepfi.org/wordpress/wp-content/uploads/2019/10/1.-Gu%C3%ADa-R%C3%A1pida.pdf