domingo 24 de January de 2021

Mientras espera su reglamentación, la Ley de Talles abre nuevas oportunidades de negocios

Patricia Melgarejo por

Mientas la Ley Nacional de Talles espera su reglamentación, abre la oportunidad de nuevos negocios

“La ley 27.521, conocida como Ley Nacional de Talles, ya fue aprobada en 2019 y se está a la espera del decreto reglamentario”, señala Andrea Zinik, arquitecta a cargo de la Secretaría de Servicios de la Federación de Comercio, Industria y Servicios de la Ciudad de Buenos Aires (FECOBA), y dirigente gremial del sector de la Indumentaria, quien dialogó con NOTICIAS POSITIVAS. Zinik también es especialista en Comercio Internacional y titular de Eco Diseño Sustentable, un emprendimiento dirigido a sensibilizar sobre el Diseño Circular. 

A causa de la pandemia no se pudo terminar el estudio antropométrico, uno de los pilares de esta ley, pero mientras esperamos el decreto reglamentario estamos capacitando y sensibilizando sobre los fundamentos de esta Ley porque genera obligaciones del Estado y del privado. Notamos que hay mucha desinformación o ideas erradas. Hay que dar luz, qué es la Ley y no es la Ley. 

Noticias Positivas: -¿Qué función tiene esta Ley?

Andrea Zinik: -La Ley Nacional de Talles viene a regular toda la marcación de talles de la indumentaria argentina. Tenemos que conocer el cuerpo argentino, saber qué medidas tiene. Hacer un censo corporal: se hace por medio de un estudio antropométrico que se va a actualizar cada diez años. Tenemos que promover la aceptación de los cuerpos. ¿Cómo podemos satisfacer esta necesidad de vestirse y de eliminar los estereotipos? 

-¿Cuáles son las autoridades de aplicación?

-Los ministerios de Salud y de Desarrollo Social, la Dirección Nacional de Defensa del Consumidor y el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (Inadi). Porque por un lado vamos a los cuerpos, que todos se puedan vestir y encontremos ropa para todos. Por otro lado, vamos a la no discriminación, a veces las personas tienen una frustración muy importante cuando entran a un local y les dicen “Para vos no tenemos talle”. 

La Ley Nacional de Talles en la Argentina abre nuevas oportunidades de negocios
La Ley Nacional de Talles busca romper con la clásica respuesta: «Para vos no tenemos talle» / Foto gentileza INTI

-Esa frase es un clásico

-Hay que romper con eso. Cualquier persona que se sienta discriminada va a poder hacer una denuncia. Pero también por eso la Dirección Nacional de Defensa del Consumidor nos pide que capacitemos a los vendedores. De este modo vamos a tener una normalización. Vamos a empezar a trabajar en un esquema de reglamentación que vamos a poder homologar con otros países. 

Hay realizados en el mundo 60 estudios antropométricos, así que vamos a poder homologar con otros países.

-¿Sirve también para el tema del e-commerce?

-Claro. Al tema del e-commerce también hay que ordenarlo. Hay muchas devoluciones de productos porque no hay probadores. Pero la Ley Nacional de Talles viene a traer soluciones a los problemas que hoy tenemos en la industria de la moda. 

-¿Sirve para la ropa importada también?

-Sí. Abarca toda la cadena de valor; el fabricante, el importador, el comercio y el usuario. Los importadores también van a tener que cumplir la Ley 27.521. 

Arquitecta Andrea Zinik

-¿Qué es el Suniti?

-Es una sigla: Sistema Unico Nacional de Identificación de Talles. La normalización y regulación de la que te hablaba, está basada en el Suniti. Una vez terminado el estudio antropométrico que está haciendo el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI), se le va a dar lugar al Suniti. Entonces vamos a tener un sistema unificado que va a responder a un estudio nacional, que abarcó todo el país. En 2014 se compró el escáner 3D y se realizó el estudio en todas las regiones del país: NOA, NEA, Cuyo, Buenos Aires, en Jujuy, en Tucumán, en Córdoba, el 60 por ciento está hecho. Cuando el estudio se termine, se calcula que será en 2021, se va a crear el Suniti. 

-¿Por qué se hizo por regiones el estudio?

-Porque en las diferentes regiones tenés gente de diferentes alturas y pesos. El estudio antropométrico está hecho por región, por género, por edad y por condición socioeconómica. Y se le agregó el Índice de Masa Corporal (ICM). Es un estudio muy completo. Al tomar tantas variables, el estudio es muy cercano a la realidad y permite tomar decisiones a partir de esa base de datos. 

La pandemia perjudicó el trabajo porque no se pudo trasladar para medir los cuerpos. Pero igual el INTI está avanzando mucho con la idea de crear un laboratorio y hacer un protocolo para seguir midiendo cuando se pueda. Van a comprar un escáner de pie en breve.

-¿El estudio antropométrico sirve para otros fines?

-Sirve para otras industrias también y poca gente lo sabe. Esta base de datos es adaptable a otras industrias; por ejemplo, para la industria del automovilismo, para la arquitectura, etcétera. Son industrias que también tienen que ver con la ergonomía, con el cuerpo argentino. Esta nueva normativa va a incluir la discapacidad también. Todos van a estar incluidos en la nueva normativa. Incluso se está estudiando el tema de la inteligencia artificial (IG).

-¿Esta nueva realidad va a abrir nuevas oportunidades a las marcas y a los diseñadores?

Sí, pero aclaremos que hubo que hacer puentes y un nuevo acuerdo entre el consumidor que siente que no encuentra ropa y la industria que tiene una capacidad limitada. Uno escucha esto de que va a haber todos los talles en todos los locales. No, no es así, eso es imposible, las marcas no pueden fabricar toda la curva de talles. Cada marca va a seguir fabricando para un determinado público, pero en base al estudio antropométrico y al Suniti. Las marcas van a tener que empezar a escuchar la necesidad del consumidor y a hacer ese cambio cultural para entender que también hay mercados que no están atendidos y en los que ellos pueden tener un modelo de negocio exitoso. Van a poder dar transparencia a lo que están vendiendo con un etiquetado claro, detallado, con un pictograma, y quien vaya a comprar se va a sentir respaldado por una marca que le da transparencia. Creo que eso va a abrir las oportunidades de negocios. 

«Las marcas van a tener que empezar a escuchar la necesidad del consumidor y a hacer ese cambio cultural para entender que también hay mercados que no están atendidos y en los que ellos pueden tener un modelo de negocio exitoso.»

Andrea Zinik

Cuando uno estandariza y regula, se ordena todo. Pero igual creo que hay que escuchar y evitar el estereotipo. Es un problema mundial. Por eso estamos trabajando desde la educación inicial, cómo educamos a nuestros hijos para el futuro. Hay encuestas que dicen que el 60 % de los juguetes para niñas son de belleza y de cuidado, y los de varones, son de autos y violencia.  También hay que trabajar sobre la imagen aspiracional.

La Ley Nacional de Talles en la Argentina abre nuevas oportunidades de negocios
Andrea Zinik: «Cuando uno estandariza y regula, se ordena todo. Pero igual creo que hay que escuchar y evitar el estereotipo» / Foto gentileza INTI

-Es un trabajo interdisciplinario.

-Lo es. Nosotros tenemos 14 leyes que están conviviendo en el país y que son contradictorias entre sí. Entonces, una marca que tiene que fabricar una colección se vuelve loca. La etiqueta para la provincia de Buenos Aires no es la misma que tiene que hacer para Mendoza. Por eso necesitamos la Ley Nacional de Talles que unifique y el decreto reglamentario. Este probablemente salga antes de la terminación del estudio antropométrico pero está sujeto a su terminación, que calculamos en 2021. Hoy se está trabajando en la capacitación y sensibilización de los vendedores, así como en el etiquetado. Y en lo que seguiremos trabajando es en un esquema nuevo del sistema de la moda que nos va a permitir competir internacionalmente y hacer las equivalencias con los 60 estudios antropométricos realizados en todo el mundo. Es lo que pide el e-commerce, por ejemplo.

+ INFO: en IG @ecodiseñosustentable /  www.boletinoficial.gob.ar/detalleAviso/primera/224023/20191220