lunes 28 de November de 2022

Los argentinos y la basura urbana

por

Se acaba de conocer el último informe realizado por TNS Gallup Argentina sobre los argentinos y su opinión acerca de la limpieza en las ciudades. El estudio se realizó mediante 1004 entrevistas personales y domiciliarias y es representativo de la población adulta a nivel nacional.

Los resultados de la investigación muestran que:

–Seis de cada 10 argentinos consideran que su ciudad está algo o muy sucia, mientras que 4 de cada 10 opinan que está muy o bastante limpia.

–El estado de limpieza de la ciudad es atribuido a los demás y no a uno mismo. Así, 8 de cada 10 entrevistados piensan que la gente contribuye poco o nada a la limpieza de la ciudad, mientras que 7 de cada 10 declaran que ellos mismos contribuyen mucho o bastante a la limpieza de la ciudad.

— Casi 7 de cada 10 entrevistados afirman que es la gente la responsable de que la ciudad esté sucia.

— Para la mayor proporción de argentinos, lo más importante para contribuir a la limpieza de la ciudad es la educación de la población.

Analizando los resultados de la encuesta, el director de Opinión Pública de Gallup, Ricardo Manuel Hermelo, comentó que “la limpieza urbana es un aspecto muy importante que incide en la calidad de vida ciudadana. El estudio de TNS muestra percepciones negativas por parte de la población”.

Por su parte, la gerenta general de la organización, Constanza Cilley, también señaló que “concientizar y educar surge como un aspecto clave mencionado por la propia gente. Hay una disociación entre lo que se hace en general y lo que hace cada uno, lo que muestra la necesidad de trabajar sobre la responsabilidad personal, clave fundamental para la optimización de la limpieza urbana”.

Es interesante contrastar esta última conclusión que hace Cilley con las distintas encuestas hechas a menudo sobre el tema educación, y el tipo de educación y de establecimientos donde los argentinos reciben esa educación. Extrañamente, son coincidentes en la actitud con que encaramos estos temas, aparentemente bien distintos.

El educador y ex rector de la UBA Guillermo Jaim Etcheverry ha advertido en innumerables ocasiones que los argentinos están convencidos de que la educación en su país es mala, pero al mismo tiempo están satisfechos, en su mayoría, de la educación que reciben sus hijos en aquellos establecimientos que ellos mismos han elegido.

Vuelve a repetirse, entonces, esta contradicción entre lo social y lo individual, y la necesidad de trabajar intensamente en el aspecto de la responsabilidad de cada uno como miembro de una comunidad superior, que excede la familiar o profesional.

Los argentinos, como sociedad, ya sea en el tema de la educación como en el de la limpieza de nuestras ciudades, tenemos mucho por hacer en 2011.