martes 11 de diciembre de 2018

La #LeyBIC fue aprobada en la Cámara de Diputados: el Congreso argentino podrá reconocer legalmente y potenciar a las empresas de Triple Impacto

Con 117 votos a favor, 3 en contra y 8 abstenciones, el proyecto puede convertirse en ley ser clave para apoyar al sector de empresas de triple impacto

por

LeyBIC_aprobada_Camara de Diputados

La Ley BIC permitirá darles identidad a aquellas empresas que, dentro de su modelo de negocio, buscan solucionar problemas ambientales y sociales además del beneficio económico: no otorga beneficios específicos, sino que busca el reconocimiento de las empresas con estos atributos.

No se trata de un nuevo tipo legal, sino de un régimen aplicable a cualquier tipo de sociedad existente. Hoy, los emprendedores de Triple Impacto (social, ambiental y económico) no tienen un reconocimiento legal que los proteja y que permita al Estado potenciarlos, por eso nace la #LeyBIC, cuyo objetivo principal es identificar, reconocer y promover a los emprendimientos de impacto social y ambiental.

La #LeyBIC busca el reconocimiento legal para las empresas que integran en su negocio la creación de valor económico, social y ambiental

¿Qué busca el proyecto?

Propone la creación de un régimen especial aplicable a cualquier tipo de sociedad –existente o que se constituya en el futuro– que opte por acogerse a este. El objetivo es brindar un reconocimiento legal a los emprendedores de Triple Impacto (social, ambiental y económico), que los proteja y potencie entendiendo que son un sector clave para evolucionar hacia una nueva economía más inclusiva y sustentable.

Además, permite que el espíritu fundacional de la empresa perdure en el tiempo más allá de los cambios en las estructuras y equipos.

¿Cómo funcionan hasta ahora este tipo de empresas?

Las empresas de #TripleImpacto  funcionan hasta ahora como organizaciones sin fines de lucro o sociedades comerciales, sin pertenecer en la realidad (y por sus particulares características) ninguna de estas formas jurídicas. Es por esta razón que la aprobación de la Ley BIC será un avance fundamental en el sentido de estar alineados con las nuevas economías.

En este escenario, la Ley BIC es un régimen especial que identifica y regula empresas que integran en su negocio la creación de valor económico, social y ambiental. Su importancia radica en que estas organizaciones, entre ellas las Empresas B, son un sector clave para evolucionar hacia una nueva economía más inclusiva y sustentable.

Si bien no otorga ningún beneficio impositivo, el objetivo principal es identificar, reconocer y promover a los emprendimientos de impacto social y ambiental. Los diversos beneficios surgirán del mercado y/o de políticas que el Estado pueda implementar a través de programas de compras públicas preferenciales, facilidades de acceso al crédito o a fondos, etc.

¿Qué empresas pueden ser BIC?

Cualquier empresa que integren a su modelo de negocio  la creación de valor social, económico y ambiental de manera que sea un compromiso  reflejado en los estatutos propios de la empresa.

Ley BIC: un caso práctico

El Proyecto de Ley BIC posibilitará que, por ejemplo, una Sociedad Anónima (SA), una Sociedad Anónima Simplificada (SAS) o cualquiera de los otros tipos legales previstos en la Ley General de Sociedades N° 19.550 pasen a ser una SA “BIC” /SAS BIC. La Ley General de Sociedades N° 19.550 no se modifica ni se crea un tipo legal nuevo. 

+ INFO: accedé al proyecto completo acá