viernes 04 de December de 2020

La cosmética incursiona ahora en productos eróticos ecológicos

Aceites para masajes, lubricantes, velas, huevos de piedra orgánicos o condones ecológicos son algunos de los artículos más demandados

Adriana Perez Pesce por

La cosmética también incursiona ahora en producir juguetes eróticos ecológicos

MADRID.- La sensualidad y la sexualidad son una parte fundamental de los seres humanos. Su práctica fortalece el sistema inmunológico, reduce el estrés y aumenta la sensación de bienestar. Los primeros juguetes eróticos aparecen en el siglo XVI y desde entonces los utilizan mujeres y hombres. ¿Cuál es ahora la novedad? La utilización de ingredientes ecológicos en su producción.

“En mis talleres hablo de la cosmética erótica econatural como parte del juego, del disfrutar, del despertar de la libido, de ayudarnos a relajarnos y dejarnos llevar, experimentar, sin limitaciones, tan solo aquellas que tú mismo te pongas porque no te gusten. Pero eso sí, una cosmética saludable, porque tal y como decimos en Red Ecoestética: ‘No te pongas en la piel nada que no te puedas comer’, y yo añado: ‘Y en el sexo menos, porque te lo vas a comer seguro’”. Así de natural y directa es Yolanda Muñoz del Águila, aromatóloga y experta en biocosmética.

Justamente, la idea de ofrecer cursos de cosmética erótica ecológica surgió cuando con sus amigas participó en una reunión en la que se vendían artículos y juguetes eróticos y comprobó que los ingredientes de los productos que mostraban no tenían nada de natural.

En sus talleres se habla de sexualidad sin tabúes, desmitificando mitos e intentando descubrir por qué algunas mujeres y hombres tienen bloqueos que les impiden disfrutar del sexo de manera plena.

“Transmito el concepto de sexualidad positiva, yo digo ‘sexo sí, pero que sea del bueno’. La sexualidad es un camino hacia la salud, la belleza y el bienestar. Cuando disfrutamos del sexo, nuestras oxitocina, dopamina y serotonina se activan, el aspecto de nuestra piel mejora y nuestro sistema inmunológico se fortalece”, explica la aromatóloga a NOTICIAS POSITIVAS.

La cosmética también incursiona ahora en producir juguetes eróticos ecológicos
Los primeros juguetes eróticos aparecen en el siglo XVI. ¿Cuál es ahora la novedad? La utilización de ingredientes ecológicos en su producción

En la parte práctica, los asistentes aprenden a elaborar aceites de masajes, lubricantes, chocolate, velas o lipgloss. Sus talleres se pueden realizar tanto en forma presencial como online, en formato general o individual, o personalizado para un grupo de amigas o amigos.

“A mis talleres vienen tanto hombres como mujeres. En el último que realicé casi un tercio fueron hombres. El sexo siempre despierta curiosidad y al finalizar el curso, piden más información al ver como ha sido abordado el tema, porque hablo abiertamente de los bloqueos de los hombres y de las mujeres, sin estereotipos” , destaca Muñoz del Águila.

También en esa línea, Marta Molas, coordinadora de Comunicación de la tienda erótica Amantis invita a mujeres y hombres a introducir juguetes sexuales en sus relaciones íntimas. “¡Qué no se lo piensen! ¿Qué van a perder? Los juguetes eróticos son al sexo lo que las salsas a la pasta. Un plato de macarrones aglio e olio es divino…. ¿Pero a que a veces te apetece una carbonara o una boloñesa? ¡Pues eso!”.

Molas sostiene que las mujeres son las que más eligen productos eróticos ecológicos y recuerda que por sus tiendas han pasado desde adolescentes acompañadas de madres o abuelas hasta monjas que las han ido a bendecir.

La cosmética incursiona ahora en los juguetes eróticos ecológicos
La tienda erótica Amantis y sus productos

“Yo creo que, en general, las mujeres están mucho más enraizadas con la tierra y tienen más sensibilidad medioambiental. Toda la tradición de mujeres ecofeministas, por ejemplo, juega a esta liga; o las mujeres que desde hace tiempo, consumen bio y tienen mucho cuidado de su alimentación, o las mujeres que cuidan muchísimo su cuerpo y su belleza y solo utilizan productos naturales y ecológicos. En realidad, estamos hablando de tres perfiles de mujeres que pueden ser muy diferentes, pero que se van a encontrar comprando un mismo lubricante ecológico en nuestras tiendas”, explica la coordinadora de Comunicación de Amantis a NOTICIAS POSITIVAS.

En la actualidad, el proyecto cuenta con tiendas en Madrid, Las Rozas, Leganés, Barcelona y Valencia. Por el momento y debido a la situación por la pandemia, solo ofrecen talleres en directo a través de redes sociales, pero en cuanto la situación se estabilice y se puedan reunir diez personas, volverán los cursos presenciales en las propias tiendas.

+ INFO: www.yolandamunozdelaguila.com; https://www.amantis.net