martes 05 de July de 2022

Pescar en Trenque Lauquen

por

“Si quieres quitar el hambre a un hombre dale un pez; pero si quieres que no vuelva a tener hambre enséñale a pescar (Lao Tsé)

En diciembre de 2011 egresó la segunda promoción del Centro Educativo Pescar: doce chicos, jóvenes de entre 18 y 23 años, que experimentaron el cambio de sus vidas.

Ellos, que por diferentes causas estaban afuera del sistema educativo y social, recibieron durante seis meses clases teóricas sobre agricultura y ganadería; realizaron prácticas en tambos; visitaron diferentes campos; tomaron clases de manejo de maquinaria agrícola, y cursaron, por aula virtual, programas de economía y ciudadanía.

“Los chicos tienen un 40 por ciento de formación personal, a cargo de un orientador. Conversan, intervienen en juegos en donde van surgiendo los problemas y conflictos de cada uno y luego, ya superado el primer paso, se trabajan con ellos valores, conducta, responsabilidad laboral. Hay otro 40% de formación técnico-profesional y aquí es donde está mi mayor desafío”, cuenta a NOTICIAS POSITIVAS Lía Grossi, nexo entre quienes financian el programa en Trenque Lauquen (El Tejar y la Sociedad Rural de Trenque Lauquen) y el programa mismo.

.

Lía busca a los profesionales que dan las charlas, los campos para ir a visitar y adónde hacer las pasantías que cada alumno elige. Lo destacable de esta iniciativa es que la mayoría de los chicos, que veían frustrado su futuro laboral por falta de oportunidades, encuentra rápidamente trabajo en los mismos lugares en donde realiza la pasantía.

La Fundación Pescar Argentina es una organización no gubernamental sin fines de lucro. Comenzó sus actividades en 2003 por el interés de un grupo de empresarios que, estimulados por la experiencia de Pescar Brasil, decidieron replicarla. Su objetivo principal es promover y ejecutar acciones orientadas al fortalecimiento del vínculo entre educación, juventud y empleo.

Los centros Pescar como el de Trenque Lauquen funcionan en red y la capacitación laboral es especializada. “Busco ingenieros agrónomos, veterinarios… Explicamos desde cómo se siembra el trigo, cómo es la semilla, cómo debe ser el suelo… y luego se aplica la charla en la práctica en el campo. También se visitan fábricas relacionadas con la producción, empresas de ventas de semilla; este año incorporamos caballos, vimos desde el trabajo de los petiseros hasta laboratorios embrionarios. También enseñamos huerta familiar, con la colaboración del INTA, y todo lo que podemos ofrecerles para defenderse en la vida”, describe Lía.

El otro 20 por ciento del programa se relaciona con el uso de nuevas tecnologías, programas de base de datos. “Hoy no se encuentra gente para trabajar en el campo; es un problema bastante importante en nuestra zona, por eso estamos contentos con este proyecto. Muchos chicos no consiguen empleo porque no tienen terminado el secundario. Para nosotros no es una limitante; después los entusiasmamos para que lo terminen y muchos lo terminan después de realizar el curso”, concluye satisfecha Lía Grossi.

+ INFO: www.pescar.org.ar