viernes 20 de octubre de 2017

Nobel de la Paz, para la Campaña Internacional contra las Armas Nucleares (ICAN)

La coalición lo recibió por su trabajo para lograr un acuerdo global que prohiba las armas nucleares y sensibilizar a las personas de todo el mundo en influir sobre sus gobiernos al respecto

María Eugenia Testa por

ICAN contra las armas nucleares

La semana pasada, el Comité Nobel en Oslo otorgó el Premio Nobel de la Paz a la coalición global de ONG agrupadas en la Campaña Internacional para la Abolición de las Armas Nucleares (ICAN, por sus siglas en inglés), que trabaja para sensibilizar a las personas de todo el mundo en influir sobre sus gobiernos para que se firme un tratado que prohíba las armas nucleares. La campaña fue lanzada en el año 2007 y ya cuenta con 331 socios (organizaciones) en 80 países.

Este premio es otorgado a raíz del conflicto entre Estados Unidos y Corea del Norte debido al desarrollo nuclear y las pruebas nucleares consecuentes que está llevando adelante el país asiático como telón de fondo.

Debemos tener en cuenta que la gran mayoría de los países no cuentan con armas nucleares, y aquellos que más se oponen a una prohibición y un desarme global son los que ya poseen la tecnología: Estados Unidos, Rusia, China, Francia, Gran Bretaña, Corea del Norte, India, Pakistán e Israel.

Cualquier organización en cualquier lugar del mundo que esté de acuerdo con los objetivos de la campaña y que no use la violencia o abogue por esta puede convertirse en una organización socia de ICAN. Los socios se comprometen a promover su objetivo máximo, que es la firma de un tratado que prohíba las armas nucleares.

Según ICAN: “De todas las armas creadas por el hombre, las  nucleares son las más destructivas, inhumanas e indiscriminadas. Debido a la escala de devastación que causan, y a su consecuencia radioactiva —que es persistente, se propaga y produce daño genético como ninguna—, las armas nucleares no pueden compararse con otras. Son una amenaza a la supervivencia humana”.

Por su parte, según el Comité Nobel, ICAN es merecedora del Nobel de la Paz 2017 “por su trabajo para llamar la atención sobre las catastróficas consecuencias humanitarias de cualquier uso de armas nucleares”.

Los peligros de las armas nucleares surgen desde su misma existencia. En la actualidad, nueve países poseen una cantidad aproximada de 17.000 armas nucleares y cerca de 2000 se mantienen en alerta explosiva, listas para ser usadas en cuestión de minutos. La mayor parte de las armas nucleares actuales son muchísimo más poderosas que la bomba de Hiroshima.

Recordemos que en 1968 se firmó el Tratado de No Proliferación Nuclear que restringe la posesión de armas nucleares. Pero a solo cinco Estados se les permite en el tratado la posesión de armas nucleares: Estados Unidos, el Reino Unido, Francia, la Unión Soviética (ahora Rusia) y la República Popular de China. La condición especial de estos cinco países se definió a partir de que eran los únicos Estados que habían detonado un ensayo nuclear hasta 1967. Esta ventaja genera la oposición de varios países a aceptar la imposibilidad de desarrollar su propio armamento nuclear.

Luego de Hiroshima y Nagasaki, la cuestión nuclear y los reclamos por el desarme global ocuparon la agenda pública. Muchos grupos ambientalistas, como Greenpeace, iniciaron sus acciones en contra de las armas nucleares y de las pruebas que llevaba adelante Estados Unidos a fines de los años sesenta.

Por otro lado, este año se cumplieron los 50 años de la firma del Tratado de Tlatelolco, que convirtió a América Latina y el Caribe en la primera región del mundo libre de armas nucleares. El acuerdo fue promovido por el mexicano Alfonso García Robles, premio Nobel de la Paz en 1982.

Pero a pesar de los acuerdos y de las protestas de la sociedad civil alrededor del planeta, las armas nucleares siguen siendo un problema latente para la humanidad. En este contexto es que el Nobel de la Paz a ICAN da nuevamente relevancia global a la necesidad del desarme nuclear.

+ INFO: sobre la campaña y cómo promover el tratado global, en http://es.icanw.org