domingo 17 de October de 2021

Regalos navideños con espíritu solidario

por

Hacer las compras navideñas con fines solidarios es posible. La Fundación Banco de Alimentos, a través de la reconocida chef Juliana López May, ha desarrollado una acción en conjunto con la firma Yagmour que combina moda y solidaridad, una forma de aportar un granito de arena en éstas fiestas.

“Acompaño al Banco de Alimentos porque creo que desde la solidaridad podemos hacer un mundo mejor. Cada uno puede colaborar desde su lugar, como chef me preocupo por temas relativos a la alimentación, y qué mejor que apoyar el trabajo que lleva adelante el Banco de Alimentos, que se dedica a alimentar a miles de personas cada día”, declara López May.

Yagmour ha destinado un sector especialmente creado dentro de sus locales para exhibir los “Delantales de Cocina”, diseñados para lucirse en la cocina y formar parte de una campaña que invita a apoyar la misión del Banco de Alimentos. Marisa Giráldez, Directora General de la Fundación, explica que: “Gracias al apoyo de Yagmour, de la Chef Juliana Lopez May y de todas las personas que se suman a colaborar comprando los delantales, esta acción permitirá a la Fundación Banco de Alimentos reunir fondos para llevar adelante su misión y poder seguir llegando a la mesa de miles de personas, dándole un valor social a un alimento que perdió valor comercial”.

Los distintos modelos de “Delantales de Cocina”, que se destacan por sus estampas coloridas y femeninas, resultan ser la prenda ideal para lookearse a la hora de preparar platos exquisitos y ayudar para que otros puedan alimentarse sanamente.

 Acerca de la Fundación Banco de Alimentos

La Fundación rescata alimentos que por distintos motivos no pueden ser comercializados, pero que son aptos para el consumo. De esta manera, reúne y clasifica en sus depósitos los alimentos donados por productores, industrias y supermercados. Colabora con 500 organizaciones que, si bien cumplen con el requisito de dar de comer en el lugar, no realizan las mismas tareas; algunos son comedores comunitarios, otros son merenderos escolares, hogares de ancianos, apoyos escolares, comedores infantiles, centros de rehabilitación e incluso escuelas. Entre todos dan de comer a más de 80.000 personas de Capital Federal y Gran Buenos Aires.

El Banco de Alimentos también desarrolla actividades y programas para mejorar la calidad de nutrición de las personas que asisten a los comedores: higiene y manipulación de alimentos, orientación nutricional y programa de huertas, entre otros. Estas actividades, son un modo de complementar, enriquecer y agregar valor a la entrega de alimentos.

+INFO:  www.bancodealimentos.org.ar