viernes 03 de julio de 2020

Experiencias N+ | El vicepresidente de los EUA, Joe Biden, dijo en su discurso que se necesitan «16 años de una educación libre y gratuita porque con 12 ya no alcanza”

Avatar por

Joe Biden, vicepresidente de Barack Obama, anunció la semana pasada que no va a postularse para presidente en la próxima elección. Uno de los hombres más influyentes del planeta, explicó en el segundo párrafo de su discurso que el proceso de duelo por el que atravesaba con su familia no le permitirá transitar en forma realista lo que requiere una campaña presidencial.

Escuché su discursoo en vivo, en Washington DC, por la radio del auto, mientras regresaba a la Argentina para votar. Las palabras de Biden, cargadas de realismo y optimismo inteligente, invitan a rescatar algunos conceptos que están absolutamente alineados con el sentido común, pero más importante, con el hecho cierto de que es posible trazar un camino de inclusión, más justo y equitativo. Me llamó la atención la claridad con la que este hombre identificó lo verdaderamente importante en su vida y cómo la política debe ocuparse de ello utilizando coherentemente los recursos existentes.

Antes de asumir como el cuarto senador más joven de los EE. UU., a los 29 años, perdió a su mujer y a su beba en un accidente de tránsito que también dejó muy graves a sus dos varones chiquitos. A partir de ese momento, Biden decidió que su familia iba a estar siempre primero, al punto de que como no quería moverse del lado de sus hijos internados, y por eso decidieron tomarle juramento en el hospital junto a ellos. El mayor de ellos, Beau, murió hace pocos meses, a los 42 años de un cáncer cerebral.

Textuales
. “Apoyar a la clase media no es un tema de crecimiento económico, se trata de la estabilidad social para esta nación. No podemos sostener los niveles actuales de inequidad que existen en los Estados Unidos”;
.“Hay que nivelar la cancha para los norteamericanos a través de la educación y comprometerse a garantizar 16 años de educación gratuita, sabemos que con 12 ya no alcanza”;
.“La ilimitada cantidad de dinero (muchas veces secreto) que ingresa a la política es una amenaza para nuestra democracia. Si esto continúa, y mientras un centenar de familias poderosas controlen el proceso, la clase media nunca va a tener la chance de salir adelante en este país”;
.«Es posible y necesario terminar con la noción de que los republicanos son enemigos y de que es naive conversar y hablar con el otro partido de cooperación. Porque lo que es realmente naive es pensar que es posible gobernar sin este diálogo”;
.«Todos debemos entender que el otro equipo no es un enemigo y que nunca, nunca, nunca es posible resolver problemas si los tratamos como enemigos”.

Poder decirle a un hijo “todo va a estar bien” es una reponsabilidad que hay que asumir y la política debe crear el contexto para hacer de esto una realidad, hay demasiados padres que no pueden decirle esto a sus hijos. Joe Biden no va a postularse para presidente, pero este discurso ya queda en la historia porque dice en voz alta lo que se sabe en los pasillos del poder: la energía debe estar puesta en revalorizar el diálogo. El plan B tiene que ver con el respeto, la equidad y entender que, para ganar, todos debemos jugar en equipo y esa idea se parece mucho a las nuevas economías que están demostrando que el poder puede utilizarse para el bien.