miércoles 28 de October de 2020

En Bolivia, la Tierra es la protagonista

Redacción @notipositivas por

Foto: original de Hernán Reig desde Cochabamba, Bolivia

Cochabamba, Bolivia (especial para NOTICIAS POSITIVAS).- La cumbre de los pueblos es múltiple en muchos sentidos, siendo todos los sentidos grandes protagonistas. Millares de personas, encuentros de temas diversos, pero siempre relacionados con la defensa del planeta Tierra.
La Bolivia de Evo representa una esperanza, aun con todas las dificultades que tiene que enfrentar. No ha dejado de ser uno de los países más pobres del planeta, pero apunta a ser uno de los más dignos a través de la figura de su presidente.

Esta es una cumbre de pueblos, más que de mandatarios. Infinidad de activistas de todo el mundo así como interesados en saber como actuar ante esta preocupante situación se reunieron para compartir experiencias y conocimientos, sumar fuerzas y celebrar la vida.

Estuve presente en algunas de las charlas, donde se identifican claramente las causas del calentamiento global, los estragos del capitalismo y al mismo tiempo se proponen las soluciones pertinentes.

Algo que oí, sobre todo entre los jóvenes, es que las soluciones también han de surgir de nosotros mismos, en nuestra actitud diaria. Lo que hacemos individualmente, lo que consumimos, lo que transmitimos a los demás a través del ejemplo ayudará a la conciencia de un planeta que está vivo, pero herido.

A su manera, el planeta está hablando a través de sus fenómenos climáticos y geológicos. Solo nos falta aprender a escucharlo, que es escucharnos en lo más profundo, como una semilla que espera la lluvia.

* el autor es fotógrafo profesional

profesional y fotoreporteroesde Cochabamba

Hernán Roig

especial para NOTICIAS POSITIVAS


va con  foto de su blog

http://www.hernanreig.blogspot.com/



La cumbre de los pueblos es múltiple en muchos sentidos, siendo todos los sentidos grandes protagonistas. Millares de personas, encuentros de temas diversos, pero siempre relacionados con la defensa del planeta Tierra.


La Bolivia de Evo representa una esperanza, aun con todas las dificultades que tiene que enfrentar. No ha dejado de ser uno de los países más pobres del planeta, pero apunta a ser uno de los más dignos a través de la figura de su presidente.


Esta es una cumbre de pueblos, más que de mandatarios. Infinidad de activistas de todo el mundo así como interesados en saber como actuar ante esta preocupante situación se reunieron para compartir experiencias y conocimientos, sumar fuerzas y celebrar la vida.


Estuve presente en algunas de las charlas, donde se identifican claramente las causas del calentamiento global, los estragos del capitalismo y al mismo tiempo se proponen las soluciones pertinentes.

Algo que oí, sobre todo entre los jóvenes, es que las soluciones también han de surgir de nosotros mismos, en nuestra actitud diaria. Lo que hacemos individualmente, lo que consumimos, lo que transmitimos a los demás a través del ejemplo ayudará a la conciencia de un planeta que está vivo, pero herido.

A su manera, el planeta está hablando a través de sus fenómenos climáticos y geológicos. Solo nos falta aprender a escucharlo, que es escucharnos en lo más profundo, como una semilla que espera la lluvia.
Desde Cochabamba

Hernán Roig

especial para NOTICIAS POSITIVAS

va con foto de su blog

http://www.hernanreig.blogspot.com/

La cumbre de los pueblos es múltiple en muchos sentidos, siendo todos los sentidos grandes protagonistas. Millares de personas, encuentros de temas diversos, pero siempre relacionados con la defensa del planeta Tierra.

La Bolivia de Evo representa una esperanza, aun con todas las dificultades que tiene que enfrentar. No ha dejado de ser uno de los países más pobres del planeta, pero apunta a ser uno de los más dignos a través de la figura de su presidente.

Esta es una cumbre de pueblos, más que de mandatarios. Infinidad de activistas de todo el mundo así como interesados en saber como actuar ante esta preocupante situación se reunieron para compartir experiencias y conocimientos, sumar fuerzas y celebrar la vida.

Estuve presente en algunas de las charlas, donde se identifican claramente las causas del calentamiento global, los estragos del capitalismo y al mismo tiempo se proponen las soluciones pertinentes.

Algo que oí, sobre todo entre los jóvenes, es que las soluciones también han de surgir de nosotros mismos, en nuestra actitud diaria. Lo que hacemos individualmente, lo que consumimos, lo que transmitimos a los demás a través del ejemplo ayudará a la conciencia de un planeta que está vivo, pero herido.

A su manera, el planeta está hablando a través de sus fenómenos climáticos y geológicos. Solo nos falta aprender a escucharlo, que es escucharnos en lo más profundo, como una semilla que espera la lluvia.