miércoles 04 de August de 2021

Copenhague puede ser Hopenhaghen

por

Es habitual oír hablar de las maravillas que podrían lograrse «si todos se pusieran de acuerdo».

Como si el mundo entero se hubiera cuestionado esto mismo, millones de personas decidieron unirse en petitorios y campañas en pos de detener el calentamiento global. A pocas semanas de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP15), que tendrá lugar entre el 7 y el 18 de diciembre en Copenhague, Dinamarca, la gente se está expresando en todo el mundo a través de distintos medios.

Por un lado, hay grupos de personas no pertenecientes a ninguna asociación que firman petitorios, en tanto que los miembros de las organizaciones no gubernamentales (ONG) organizan campañas y charlas para capacitar a la sociedad. El objetivo de estas movilizaciones es demostrarle a los líderes internacionales cómo la comunidad mundial se une para apoyar el tratado que se definirá durante la conferencia por la reducción global de emisiones de carbono, y así presionarlos para lograr que asistan personalmente y elaboren entre todos medidas urgentes.

Algunos de los proyectos más trascendentes son: TckTckTck, dirigido por sindicatos, gremios e individuos; Hopenhaghen y Seal the Deal, estos dos últimos gestados directamente desde las Naciones Unidas. También se están realizando encuentros de apoyo para las campañas, como Climate Ride, un viaje en bicicleta desde Nueva York hasta Washington, y The Wave, previsto como la manifestación más grande contra el cambio climático en la historia.

Por su parte, América Latina está tomando medidas para colaborar. Brasil, por ejemplo, consciente de que su mayor cuota de contaminación proviene de la deforestación, busca reducir las emisiones a corto y largo plazo (hasta llegar al 80 por ciento de reducción en 2020).

+ INFO: es.cop15.dk/ tcktcktck.org/es