martes 05 de July de 2022

Change.org, o de cómo una empresa social le da voz al ciudadano a través de una plataforma digital

por

Change.org

Change.org es una plataforma que convoca a la gente para que haga cambios y así mejorar el mundo en el que vivimos”, así la describió su director en Argentina, Gastón Wright.

Grandes o pequeños, si todos nos sumamos a estos cambios se pueden lograr modificaciones muy importantes: “Change.org tiene 70 millones de usuarios que todos los días firman o crean peticiones en todas partes del mundo para generar cambio social. Y ya hay dos millones de argentinos que son usuarios de la plataforma, es decir que firmaron o subieron peticiones. Semanalmente, más del 30 por ciento de esos usuarios participan en peticiones”.

[soundcloud url=»https://api.soundcloud.com/tracks/162177304″ params=»color=c9d300&auto_play=false&hide_related=false&show_artwork=true» width=»100%» height=»166″ iframe=»true» /]

-¿Cualquiera puede subir una petición y todo el mundo puede votar?

-Es una plataforma abierta en donde la gente que tiene diferentes perspectivas y problemas puede subir sus peticiones, sean muy concretas o más generales. Cada vez que alguien firma, la página pregunta por qué firmas, y es interesante porque las razones suelen ser diferentes, pero a pesar de esas razones diversas hay un efecto positivo que afecta la vida de las personas. Cualquier persona puede subir una petición, pero tenemos unos términos de uso muy claros y cuando hay peticiones con lenguaje impropio o discriminatorio se bajan rápidamente

-¿Les pasa mucho?

– No, por suerte la autorregulación se va dando de forma natural. Cuando se crean peticiones que no cierran con el espíritu de Change, hay usuarios que generan otra petición que plantea que la anterior está mal por las siguientes razones. La lanzamos en diciembre de 2012 y sólo bajamos 12 peticiones… cuando se crean 230 por semana. El nivel es muy bajo.

-Algo interesante es que muchas veces uno ya puede buscar quien pueda motorizar ese cambio.

-La idea de Change es que quien realiza una petición pueda buscar un destinatario concreto a quien dirigirla. Además si se agrega el mail de esa persona a quien está dirigido el pedido, le llega un mail por cada una de las primeras 500 firmas recibidas y luego uno o dos mails por semana con la síntesis de las firmas recolectadas.

-Esta plataforma es muy usada en la Argentina, ¿por qué creees que tiene tanto impacto?

– En la Argentina hay un alto nivel de uso de Internet y redes sociales, por eso lo interesante que propone Change.org como plataforma es que uno puede aprovechar ese tiempo lúdico y hacer cosas por el bien de todos, para el cambio social.

En la Argentina, algunas de las peticiones más populares en este momento son:

-Donación de pintura para 200 casas afectadas por la inundación en Misiones @AlbaPinturas @Plavicon

-Aclarar públicamente los alcances del chip en el nuevo DNI @Prensainterior @RandazzoF

-Al gobierno de Mendoza y de la Rep. Argentina: trasladar al oso Arturo a una Reserva Natural y darle NO al maltrato animal

[soundcloud url=»https://api.soundcloud.com/tracks/162177305″ params=»color=c9d300&auto_play=false&hide_related=false&show_artwork=true» width=»100%» height=»166″ iframe=»true» /]

Otra particularidad de Change.org es que es una empresa social: “Nos financiamos, y mantenemos esta capacidad para ayudar a la gente a realizar cambios, a través de peticiones sponsoreadas que funcionan como una publicidad en un sitio de Internet. Son pagadas por organizaciones de la sociedad civil en el país y en el mundo que quieren posicionar sus peticiones. Somos una B-Corp, es decir que podemos operar como empresa pero toda la ganancia que genera se reinvierte en la plataforma. Esto nos permite amplificar la capacidad de llegar a más personas.

-¿Cómo diferencian una campaña sponsoreada de otra que no lo es?

-Cuando uno firma una petición no sponsoreada ve el nombre y apellido de quien la creó, y en las sponsoreadas uno ve el nombre de la organización y a su vez aparece una leyenda donde se explica la situación. Para el usuario queda claro que tenemos un servicio al que todos podemos acceder y hay otro pago para organizaciones sociales. Las organizaciones sociales a veces tienen un límite para conseguir las firmas, si se salen a buscar a la calle esto es muy costoso, nosotros acercamos esas organizaciones a un público que quizás no sabe de esas organizaciones. Y se puede juntar las firmas mucho más rápido.

[ebs_well type=»well-lg»]
EN PRIMERA PERSONA
x Andrea Méndez Brandam / @amendezb

Change.org no es una ONG, es una empresa pero no cualquier empresa. Se trata de una Empresa Social con la certificación de B Corporation (Empresa B) que quiere decir que tiene fin de lucro pero su modelo de negocios se basa en el compromiso de que sea socialmente positivo. Utilizan la fuerza y las posibilidades de los negocios para lograr objetivos concretos y, lo mas importante, no de cualquier manera. 
[/ebs_well]