miércoles 28 de October de 2020

Más Empresas B en América Latina: Sistema B dice presente en Uruguay

Tomas Horton por

NOTICIAS POSITIVAS continúa difundiendo el trabajo de las Empresas B. Hoy, señalamos un nuevo crecimiento del sector: en Uruguay, en tan solo el transcurso de un año, ya hay seis empresas certificadas y muchas otras en camino de serlo.

N+ entrevistó a Carmen Sanguinetti, directora ejecutiva de Sistema B Uruguay, para conversar acerca de la actualidad del movimiento en su país y las proyecciones a futuro.

N+: -¿Hace cuánto que está trabajando Sistema B en Uruguay?
CS: -Sistema B está constituida como asociación civil en Uruguay desde julio de 2015. Estamos en pleno período de expansión, trabajando fuertemente como para seguir dándonos a conocer, llegar al mercado de los emprendedores y al sector corporativo.

-¿Tienen, o tuvieron en el inicio, algún apoyo de empresas interesadas en el movimiento B?
-Sí, estamos en pleno proceso de generar alianzas estratégicas con empresas grandes que quizás no pueden certificarse en el corto plazo. Se trata de empresas que entienden que este es el camino que quieren recorrer, y que en algún momento querrían certificarse como empresa B. Son empresas que nos apoyan para poder lograr el cambio de paradigma: cuantas más empresas seamos, más fácil será impulsar el cambio.

¿En qué área se desempeñan las empresas que ya certificaron?
-Tenemos empresas en áreas como el design thinking, la producción de abonos orgánicos, consultoría en sustentabilidad, energías renovables, y cultivos hidropónicos. Lo que sucede en Uruguay, al igual que en la mayoría de los países, es que las primeras empresas en certificarse son aquellas que son más afines al movimiento, y que qu1-1izás ya se encuentran practicando muchos de los valores de las empresas B. Más adelante nos iremos diversificando en empresas de muchas industrias diferentes. Nosotros estamos trabajando fuertemente en la difusión de lo que significa ser una empresa B, porque vemos que ya hay muchas empresas que trabajan siguiendo los lineamientos de las B.

-En la Argentina es incipiente la aparición de las energías renovables, mientras que en Uruguay están más avanzados en el tema. ¿Cuál es la vinculación entre las energías renovables y las empresas B?
-Las dos empresas que trabajan en el sector de las energías renovables y están certificadas se vinculan específicamente con el tema de la energía solar; aún no tenemos empresas B que se dediquen a la energía eólica. Sin dudas, en Uruguay ya hay un camino recorrido en lo que respecta a energías renovables, tanto a nivel empresarial como jurídico, ya que existe un marco regulatorio bastante interesante que nos transforma en modelo en esta área.

-Desde el aspecto jurídico, ¿hay algún plan en Uruguay para formalizar este tipo de empresas, y diferenciarlas del resto?
-Nosotros hemos constituido la comunidad jurídica B, que trabaja en coordinación con su par argentino. Estamos en este momento en un período de análisis, ya que el derecho regula sobre la realidad, y nosotros hoy tenemos un desafío de número, porque al tener solamente seis empresas certificadas, es difícil regular desde ese volumen. Lo lindo de este movimiento es que los abogados de acá pueden conectarse con los abogados de otros países para capitalizar los aprendizajes que tienen sentido, sin perder la identidad propia de cada país.

¿Hay alguna estimación de cuantas empresas B se irán sumando? ¿Hay una buena recepción por parte del sector empresarial?
-Yo veo un futuro muy esperanzador. Tenemos unas cuantas empresas en proceso, y espero cerrar este año con al menos 10 empresas B certificadas. Creo que está habiendo como un efecto dominó: las empresas se van contagiando y son cada vez más las interesadas en certificarse. También ayuda mucho lo que sucede en otros países de la región, como la Argentina, Colombia y Chile.

Además, lo que noto es que muchas empresas se dan cuenta de que esto tiene sentido desde el punto de vista del negocio: hay estudios que muestran cómo las empresas B tienden a atraer mejores talentos y tienen menos rotación, y muchas empresas utilizan la herramienta del estudio de su impacto.

+INFO: www.sistemab.org