domingo 05 de December de 2021

Ahorrar energía: una buena idea

por

El ahorro energético es algo que todos podemos realizar en los espacios donde habitualmente desarrollamos nuestras tareas (hogar, trabajo, lugares de recreación, etcétera). Así, cada uno de nosotros colabora con la preservación del planeta, ya que cada vez que utilizamos energía proveniente de la quema de combustibles fósiles se emiten gases que aumentan el efecto invernadero.

El ahorro energético es algo que todos podemos realizar en los espacios donde habitualmente desarrollamos nuestras tareas (hogar, trabajo, lugares de recreación, etcétera). Así, cada uno de nosotros colabora con la preservación del planeta, pues cada vez que utilizamos energía proveniente de la quema de combustibles fósiles se emiten gases que aumentan el efecto invernadero.

En el país hay casos concretos, como la iniciativa del Gobierno nacional de prohibir las lamparitas incandescentes a partir de 2011; éstas ya están siendo reemplazadas por las de bajo consumo, que ahorran un 80% de energía respecto de la tecnología anterior.

Por otra parte, y haciendo caso a lo planteado por el Protocolo de Kyoto (firmado por la Argentina), el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) ha proyectado y construído una vivienda que permite ahorrar hasta un 39% del gasto energético domiciliario promedio (que ronda el 40% a 50%). Esto demuestra que es posible desarrollar una vivienda económicamente viable y que, además, respete al medioambiente.

Para ahorrar energía no son necesarios grandes esfuerzos; sólo basta con prestar atención a determinadas acciones diarias. En este sentido, la computadora es quizás uno de los equipos electrónicos que más presencia últimamente tiene en nuestras vidas. Por eso, Noticias Positivas te acerca consejos para ahorrar energía en el uso de la notebook o cuando se imprime un documento.

Tips para bajar el consumo:

  • Usá las funciones de gestión de energía de tu PC y monitor.
  • No uses protectores de pantalla, no son necesarios en los monitores modernos y consumen más energía.
  • Priorizá la eficacia energética cuando comprás una nueva PC. Buscá la etiqueta Energy Star.
  • Bajá el ajuste de brillo del monitor, pues al ser más alto requiere más energía.
  • Apaga los periféricos (impresoras, escáneres y altavoces) cuando no los uses.
  • Combatí el consumo por corriente fantasma. Enchufá todos los aparatos electrónicos a un multitoma de alimentación y apagalo cuando hayas terminado de usar tu PC.
  • Usá una PC portátil en lugar de una desktop, pues consumen menos energía.
  • Cerrá las aplicaciones que no se utilizan y apagá el monitor cuando no lo necesites.
  • Usá un medidor de potencia para saber cuánta energía consume realmente tu PC y así calcular el ahorro efectivo.
  • Programá varias combinaciones de energía según los distintos modelos de utilización. Por ejemplo, podés crear una combinación de energía para reproducir CD de música con la que se apaguen inmediatamente el disco duro y el monitor, pero sin que el sistema quede nunca en modo de suspensión.

Reducir el impacto al imprimir 

  • Ahorrá papel reduciendo los márgenes en las páginas antes de imprimir.
  • Leé antes de imprimir para corregir posibles errores y evitar segundas impresiones.
  • Utilizá herramientas de impresión que eliminen páginas que no tengas que imprimir.
  • Reciclá los cartuchos. La mayoría de fabricantes tiene programas específicos de recolección gratuita de cartuchos. Preguntá y sumate a estos programas.
  • Imprimí sólo en modo de texto sin incluir gráficas. Esto reduce la cantidad de tinta utilizada.
  • Utilizá ambos lados del papel, o imprimí varias páginas en una sola cara utilizando las funciones dúplex y multi-up de las impresoras.
  • Usá cartuchos de alto rendimiento.
  • Pensá si es realmente necesario imprimir ese documento antes de clickear en el botón de Aceptar.

Fuentes:
Greenpeace
INTI
Intel
Lexmark