martes 30 de November de 2022

Ornella Nitardi: «Hablamos de crear química, es el cambio de paradigma hacia 2050»

por

Ornella Nitardi, consultora de Sustentabilidad América del Sur de BASF Chemical Company, estuvo en el estudio de Radio Palermo FM 94.7 para una entrevista con NOTICIAS POSITIVAS acerca de los temas que maneja en su área:

N+: -¿Cuáles son tus tareas como consultora en sustentabilidad en una empresa como BASF?
ON:
-La química está en nuestro día a día: desde que nos levantamos y nos bañamos con productos químicos, hasta el desayuno en el que muchos alimentos tienen químicos o vitaminas, y hasta cuando usamos el auto, propulsado por un combustible químico. Nosotros como industria química decimos que producimos química para un futuro sustentable. Esto puede sonar algo provocador, pero la realidad es que justamente nosotros creemos en esto, y al decir que creamos química esto quiere decir que trabajamos en conjunto con nuestra cadena de valor. No podemos pensar en sustentabilidad puertas adentro, sino que deberíamos hacerlo en conjunto.

Nosotros al estar en el medio entre lo que es una producción de materias primas y lo que es el consumidor y sus hábitos, tenemos una responsabilidad muy grande. Teniendo en cuenta además las tendencias que dicen que seremos más de 9 mil millones de personas para 2050, y muchas de las personas vivirán en grandes ciudades, hay que tener en cuenta que debemos vivir bien dentro del planeta, y para eso debemos cambiar nuestro comportamiento, pero la tecnología debe acompañar. Ahí es donde nosotros vemos la responsabilidad y también la oportunidad. A partir de allí es que nosotros desarrollamos los distintos conceptos, y todo lo que es innovación se alinea con eso.

Para dar un ejemplo concreto: nosotros venimos trabajando hace años con lo que es la segmentación de nuestro portafolio: analizando todas nuestras soluciones y productos en materia de cómo contribuyen a la sustentabilidad en los diferentes mercados y segmentos. Se hizo un mapeo de cómo están posicionados los productos y se categorizaron. Esto nos permite tomar decisiones mucho más informadas, y desarrollar productos que tengan un impacto mucho menor a la hora de su consumo final.

-¿Cuáles son los llamados productos aceleradores?
-Lo explico con un ejemplo: en los lavavajillas, los productos para lavar que se usan tienen fosfatos que generan un daño en el medio ambiente. Nosotros desarrollamos productos sin fosfatos para poder hacer que los detergentes laven mejor sin generar impactos negativos en el agua, porque justamente los fosfatos lo que generan es la proliferación de unas algas que cuando llegan al río o al mar afectan la fauna. Más del 26% de nuestras ventas son de productos aceleradores. Estos productos tienden a ser cada vez más requeridos tanto por la demanda de los productores como por la demanda de los consumidores, que son cada vez más conscientes. Cuando hablamos de ofrecer soluciones, siempre hablamos de cocrear: se trata de trabajar con los clientes y las empresas para desarrollar productos más apropiados para el mercado.

-¿Cuál es la presencia de BASF en el mundo?
-Estamos presentes en todo el mundo, tenemos más de 112 mil colaboradores. En relación con lo que es la economía circular, trabajamos mucho en pensar en nuestros procesos internos: tenemos un sistema integrado de producción que prioriza la interconexión de nuestras plantas. Imagínense un complejo de plantas productivas enorme, de varios kilómetros, en donde el coproducto de una planta es el insumo de otra: si tenemos una planta que genera calor y otra que necesita calor como insumo, las interconectamos. Eso hace que se ahorren recursos y costos y que se genere una mejora para el medioambiente.

Entonces, si ya estamos pensando en eso en nuestra propia producción, es el puntapié inicial para ofrecer productos que estén diseñados para tener una mejor performance en el mercado. En ese sentido, tenemos productos como por ejemplo un plástico biodegradable y compostable que viene de fuentes renovables como puede ser el almidón de maíz. Se trata de productos que surgen de fuentes renovables y luego terminan generando abono que sirve para producir otras cosas. También trabajamos en biocombustibles: tenemos un catalizador que permite generar biodiésel a partir de aceites utilizados o grasas animales. De esta manera, podemos producir energía a partir de algo ya usado. Ya no hablamos de reciclar, sino del mayor aprovechamiento de recursos para separar lo que es el crecimiento del uso del recurso, porque pensando en 9 mil millones de personas que quieren vivir bien en los límites de un planeta y consumiendo, no podemos permitir que eso esté atado solamente al uso de los recursos.

-¿Se le da un nombre a esta etapa «postindustrial», si se quiere, en la que se encuentra BASF hoy?
-Nosotros no hablamos de etapa industrial o post industrial. Simplemente hablamos de crear química, y el año pasado cumplimos 150 años en el mundo, con lo cual si una empresa no puede adaptarse a los tiempos jamás podría durar tanto tiempo. Sí cambiamos de eslogan: pasamos de «The chemical company»  a «We create chemistry». Es el cambio de paradigma que implica no solo adaptarse, sino también trabajar en conjunto porque estos cambios de nada sirven si se hacen solamente internamente.