viernes 24 de noviembre de 2017

El buen humor y el optimismo, claves para nuestro bienestar

Encarar la vida con buen humor y optimismo es clave para enfrentarse a muchos problemas creen los psicólogos José Elías y Juan Cruz, para la segunda jornada del Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid

por

Optimismo y buen humor claves para vivir mejor

MADRID.- Según diversos estudios, una de las características de las personas centenarias es que son optimistas por naturaleza. Desde luego, tomarnos la vida con buen humor y optimismo puede ser clave a la hora de enfrentarnos a muchos de nuestros problemas. Así lo creen también los psicólogos José Elías y Juan Cruz, coordinadores de la segunda jornada que el Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid dedica al buen humor y al optimismo.

Esta segunda jornada se celebrará el miércoles 25 de octubre, en el Área de Formación del Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid (Cuesta de San Vicente, número 4, quinta planta). Uno de los principales objetivos del encuentro será exponer los avances de la Psicología del Buen Humor, el Optimismo y la Psicología Positiva en general como herramientas terapéuticas útiles para los profesionales.

“El humor y la risa tienen beneficios para la salud, porque, al reírnos, movilizamos una gran cantidad de más de cuatrocientos músculos y se liberan neurotrasmisores que mejoran nuestra calidad de vida, como la dopamina, la endorfina y la adrenalina”, explica Juan Cruz.

Por su parte, José Elías añade que “el humor fortalece el corazón, ya que acelera el ritmo cardiaco; alivia las digestiones, porque agita el hígado y órganos digestivos; mejora nuestra respiración por el efecto de la ventilación respiratoria, e incrementa el sistema inmunológico, fortaleciéndonos frente a algunas enfermedades comunes, como alergias, resfriados o gripes”.

Al margen de esos efectos físicos, las personas con buen humor presentan mejores niveles de bienestar psicológico y social. “Al desarrollar técnicas para reírse más, incrementan su autoestima y aumentan sus ganas de comunicarse con más personas. Y es que el humor incrementa el optimismo y aleja la tristeza, porque está demostrado biológicamente que no podemos estar tristes y alegres a la vez”, destaca Elías.

Por todo ello, el humor y el optimismo son especialmente útiles a la hora de afrontar momentos especialmente complicados, como los que han sufrido y todavía sufren muchas personas debido a los efectos de la última crisis económica.

“La crisis, contemplada desde la perspectiva social, reduce las posibilidades de alcanzar las metas deseadas y, sobre todo, de mantener una vida sana y feliz para la población. Cuando no se tienen las oportunidades necesarias para conseguir una mínima calidad de vida, se alimenta la desesperanza, el miedo, la desmotivación, la frustración, la desconfianza, la incertidumbre y se genera mucho estrés”, apunta Cruz.

“Ante este panorama, muchas personas piensan y sienten que ya no tienen oportunidades para estar bien y se genera un estado de ánimo negativo, pesimista, que influye directamente sobre la posibilidad de poner en marcha sus capacidades, habilidades y estrategias para salir adelante”, añade el psicólogo.

Su colega Elías apuesta por cambiar el enfoque, apoyándose en el humor para superar las dificultades: “Ante estas situaciones de crisis, propias de nuestro tiempo, el buen humor nos ayuda a ver la realidad, que aparentemente es muy negativa, con mayor distancia emocional y estrujarla, para contemplarla desde todos los ángulos y así, desde la mejor situación, actuar para aliviar el malestar y tener posibilidades de alcanzar el éxito. Y el optimismo nos proporciona el buen estado de ánimo y seguridad de que si persistimos en la acción alcanzaremos el bienestar”.

“Hablamos de un optimismo emocionalmente inteligente -matiza Cruz-, que nos permita conectar emocionalmente con la realidad para, desde nuestras capacidades y recursos, centrarnos en sus aspectos más favorables y conseguir objetivos alcanzables”.

En resumen, en situaciones adversas, conectar con la realidad y acompañar las emociones con humor e inteligencia nos proporciona la constancia necesaria para la acción y para mantener la esperanza, según ambos psicólogos.

Amplio programa de actividades

“Gestión de nuestras emociones”, “El papel del optimismo en los mecanismos de la economía actual”, “Humor y política, pareja de hecho”, “o “El humor en el cine y las artes escénicas”, son los nombres de algunas de las conferencias, mesas redondas y experiencias prácticas previstas en el marco de esta segunda jornada dedicada al buen humor y al optimismo. También se expondrán las actividades e investigaciones del Grupo de Trabajo del Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid “Humor y optimismo inteligentes (Risoterapia)”.

+INFO: http://www.copmadrid.org/web/formacion/actividades/20170714100222334502/j1729p-iijornada-buen-humor-optimismo-como-herramientas-terapeuticas-presencial