miércoles 28 de October de 2020

«Sola en el bosque», cuento escrito para sanar y superar el miedo

Sus autoras, Magela Demarco (texto) y Caru Grossi (ilustraciones) han creado un libro destinado a hablar sobre el abuso, sobre cómo prevenirlo y sobre cómo superarlo y poder sanar

Graciela Melgarejo por

Sola en el bosque, un cuento de Magela Demarco y Caru Grossi, escrito para superar el miedo

Sola en el bosque, de la editorial La Brujita de Papel, no es solamente un cuento bellamente contado e ilustrado. Sus autoras, Magela Demarco (texto) y Caru Grossi (ilustraciones) han creado un libro destinado a hablar sobre el abuso, sobre cómo prevenirlo y sobre cómo superarlo y poder sanar.

Hay vivencias que no se cuentan, porque son tan horrorosas, porque la realidad a la que se refieren es tan increíblemente dolorosa para quien la ha padecido, que el silencio parece la única salida y consuelo. Sin embargo, acerca de esa realidad es de lo que quieren hablar e ilustrar las autoras de Sola en el bosque.

Durante la gestación de este proyecto, Demarco y Grossi fueron asesoradas por el Servicio de Salud Mental del Hospital Materno Infantil San Roque de Paraná, Entre Ríos, Argentina. Ellas han puesto sumo cuidado en sus palabras y en sus imágenes de manera que cada cual lea de acuerdo con su conocimiento del tema.

«Cuando todos se van a trabajar, la casa se transforma en un bosque oscuro y peligroso.

Y el lobo… está.»

Sola en el bosque, de Demarco y Grossi

No ha sido fácil escribir e ilustrar este libro, lo cuentan sus creadoras. Para Magela –nacida en 1976; su infancia transcurrió entre Zárate, Campana y la Ciudad de Buenos Aires, y estudió Periodismo en la UCES: «Cuando nació mi hijo Tobías empecé a escribir para los más peques»– la historia «se sumerge en una problemática silenciada por generaciones; es un tema ríspido, fuerte, que incomoda, que enoja, que duele, sobre todo que duele».

Caru –nacida en Bariloche en 1979; estudió y trabajó en escenografía, vestuario y diseño de indumentaria antes de sentir y desear ser ilustradora– con este libro sintió «la necesidad de hablar y nombrar aquello que durante muchos años había callado, una realidad vivida que causó profundos dolores a lo largo de mi camino».

Por la magnífica delicadeza con que está contado y la maestría de las ilustraciones, Sola en el bosque alcanza los objetivos de las autoras y de la editorial: que este libro sea una herramienta para vencer el miedo y empezar a hablar de un tema tabú; para estar alertas y detectar y prevenir situaciones de violencia; para trabajar Educación Sexual Integral (ESI) en las escuelas, y para defender a la infancia y ayudar a los adultos a hacerse cargo.

Sola en el bosque es un libro ideal para trabajar un tema tabú en la escuela con la ESI
«En mi casa vivía un lobo humano. Hasta que me animé a contarlo y ya no está»