lunes 04 de July de 2022

Quilmes avanza en sus objetivos sobre el medioambiente

por

La compañía líder de la industria de bebidas de la Argentina puso en práctica nuevas técnicas e implementó cambios en sus procesos de elaboración para cumplir con la reducción en el consumo de agua y energía, y de las emisiones de CO2 y el aumenato del reciclaje que se propuso para el período 2009-2012. En efecto, Cervecería y Maltería Quilmes avanza firme en el cumplimiento de sus Objetivos Medioambientales 2012, con los que se comprometió a comienzos de 2009. Focalizados en el ahorro de recursos y la reutilización de insumos y residuos, estas metas consisten en:

·reducir un 20 por ciento el consumo de agua para 2012;
·reducir un 10% las emisiones de CO2 para 2012;
·reducir un 10% el consumo de energía para 2012, y
·alcanzar el 98% de reciclaje de residuos para 2012

Desde fines de 2008, la compañía ya redujo su consumo de agua en un 16,5 por ciento. Se calcula que estas mejoras permitirán, sólo este año, ahorrar 774 millones de litros de agua.

Para reducir las emisiones de CO2, el equipo industrial de la compañía trabaja en un plan de modulación de líneas en las cervecerías que permita optimizar la eficiencia. En Quilmes, Zárate y Corrientes, además, se plantarán árboles para formar “cortinas verdes” y balancear así las emisiones de CO2.

El consumo energético de Cervecería y Maltería Quilmes se redujo un 5,3 por ciento desde fines de 2008. En las cervecerías de Zárate y Corrientes la utilización de biomasa permitió reducir el consumo anual de energías no renovables en más de un 80%. En su maltería de Tres Arroyos, la compañía instaló equipos de cogeneración para aprovechar el aire caliente que se libera durante el proceso de secado de la malta. Estas modificaciones permitieron reducir el consumo de gas natural en un 35% y el de energía eléctrica en un 60%.

Actualmente, la tasa de reciclaje de residuos de la compañía es del 97,5 por ciento. Todas sus plantas de elaboración de gaseosas y cervecerías cuentan con centrales de reciclado de cartón, PET, plástico, vidrio y aluminio. También se está en contacto permanente con otras cadenas productivas para que aprovechen los subproductos derivados; por ejemplo, el bagazo de malta, también útil como alimento para el ganado. Además, el 90 por ciento del consumo de cerveza de la Argentina se realiza en botellas de vidrio retornables, lo que convierte a la cervecera en una industria amigable con el medioambiente.

Los empleados, agentes de cambio

Para alcanzar los objetivos medioambientales, es fundamental la capacitación y el entrenamiento de los empleados. En promedio, cada uno de los 4850 empleados de Cervecería y Maltería Quilmes recibe 2,5 horas de capacitación específica por año sobre medidas de control ambiental, uso eficiente de los recursos naturales y control de residuos.

En 2012, Cervecería y Maltería Quilmes invertirá 17 millones de pesos en distintas tecnologías para hacer cada vez más eficiente su matriz productiva. Estos fondos forman parte del plan de inversiones por 3000 millones de pesos que Cervecería y Maltería Quilmes comprometió para el período 2011 – 2015.

“Los objetivos medioambientales 2012 son metas agresivas y medibles que nos obligan a mejorar nuestros procesos día a día y compromete a cada una de las 4850 personas que forman Cervecería y Maltería Quilmes a vivir nuestro sueño de ser la mejor empresa de bebidas en un mundo mejor”, dijo Gustavo Troia, vicepresidente industrial de Cervecería y Maltería Quilmes.

+ INFO: www.cerveceriaymalteriaquilmes.com