miércoles 14 de April de 2021

Opinión


Voluntarios, o los otros protagonistas de 2020

En todo este tiempo de pandemia y cuarentena, han estado presentes los que, de manera silenciosa y fundamental, ayudaron a que la sociedad siga adelante


Los voluntarios de 2020, los otros protagonistas de la pandemia

Nos quejamos. Nos hemos quejado tanto en este annus horribilis. Algunos, con todas las razones. Muchos, con pocos motivos, porque teníamos casa en donde vivir, comida, familia amorosa y hasta trabajo. Sin embargo, estuvieron aquellos que, calladamente, sin alharacas y viviendo en medio de la pandemia como el resto, entregaron de sí lo mejor que tenían para crear otras realidades: esos son los voluntarios de 2020.

Todo este año quise escribir sobre los voluntarios de 2020 y me parece que ahora es el momento oportuno. Desde que asomó la pandemia de coronavirus en el horizonte mundial, y en el local en particular, y desde que comenzamos a estar bajo el paraguas de la cuarentena, hubo voluntarios en todos los ámbitos de la vida cotidiana: los primeros, en el área de la salud, por supuesto.

Pero hay otros ejemplos para destacar también: en la ciudad de Buenos Aires, los que estuvieron al servicio de los adultos mayores y de las personas en situación de riesgo;  los de entidades como la Asociación Mutual Israelita Argentina AMIA, cuya área de Voluntariado canalizó el interés de muchas personas que sintieron la necesidad de ayudar. A través de diferentes proyectos que reforzaron los ya existentes –»Lebaker» es una iniciativa que funciona desde hace muchos años: una compañía que se brindaba a personas mayores de manera presencial–, se conformó allí una gran red de apoyo que sigue conectando, asistiendo y conteniendo a personas que se encuentran aisladas, pero que saben que no están solas.

Ha habido y hay muchísimos ejemplos más. Pero quiero terminar esta columna sobre voluntarios de 2020, con la convocatoria que, hace muy pocos días, se hizo desde la Red Argentina de Municipios frente al Cambio Climático (Ramcc). Una convocatoria de voluntarios para la acción climática: que en todos los municipios integrantes de la Red se sumen voluntades para impulsar actividades que ayuden a crear mayor conciencia ciudadana, con el firme propósito de que los municipios logren disminuir significativamente las emisiones de gases de efecto invernadero y puedan aumentar su resiliencia a los efectos del cambio climático. Este voluntariado es «abierto a toda la comunidad, sin restricciones de edad», e incluye realizar acciones voluntarias de manera cotidiana frente al cambio climático (huertas, compostaje, energías renovables, plantación de árboles, reciclaje de residuos, producción sustentable, cuidado del agua, etc.). En muy poco tiempo, ya han logrado que 3000 voluntarios estén anotados en los cursos de capacitación… Y siguen sumando.

En NOTICIAS POSITIVAS hemos estado siempre atentos al trabajo silencioso y fundamental de los voluntarios. De hecho, son muchos los artículos que aparecen en el buscador con esta palabra. Seguiremos escribiendo sobre ellos y resaltando su labor, porque el mundo que viene, el que ya está aquí, necesitará de todos nosotros, de nuestra buena voluntad y sentido colaborativo. Algunos ya han tomado hace mucho la posta y son ejemplo.