martes 26 de October de 2021

Opinión


Moda que brinda segundas oportunidades y libera

Desde el proyecto "Mujeres empoderando Mujeres", la empresaria Melina Salazar trabaja en una cárcel de mujeres para capacitarlas y lograr reinsertarlas en la sociedad como agentes de cambio


Melina Salazar cuenta sobre su emprendimiento Mujeres empoderando Mujeres en Perú

Mi marca Aeroespacial es una marca peruana que nació en el emporio comercial de Gamarra  hace 15 años. Más tarde, y cuando conocí en profundidad los impactos negativos de la moda, decidí reinventarme y apostar por la sostenibilidad.

Así fue como en el año 2016, al quedar finalistas de un concurso muy importante que nos permitió capacitarnos y exhibir nuestra colección a base de algodón orgánico peruano, comencé a trabajar por el propósito de ser una marca de moda sostenible.

El año 2017 fue un año muy difícil, viví situaciones que me llevaron a querer dejar la industria: terminaba de vencer un cáncer y al poco tiempo perdí a mi padre. Sin embargo, por una grata casualidad, me invitaron a dictar un taller textil en una cárcel de mujeres. Finalmente, yo fui la que aprendió. Pude darme cuenta de que la cárcel me liberaba de mis miedos y prejuicios. Aprendí lo que significa ser libre: podemos estar físicamente libres en la calle y mentalmente presos a la vez. 

Esas mujeres, con grandes habilidades para la costura, el bordado y el tejido, me devolvieron la motivación y la fe que había perdido. Por eso, en 2018, decidí empezar el proyecto «Mujeres Empoderando Mujeres”, como muestra de gratitud y con el firme propósito de lograr reinsertarlas en la sociedad como agentes de cambio.

Mujeres empoderando Mujeres

Nuestro trabajo consiste en capacitarlas y empoderarlas en el sector textil para posteriormente cocrear nuestras prendas y accesorios amigables con el medio ambiente, reutilizando mermas textiles y revalorizando nuestras técnicas artesanales.

Hasta la fecha, hemos producido aproximadamente 15.000 productos y transformado la vida de 80 mujeres de diferentes cárceles de Lima, quienes mejoraron sus ingresos económicos en un 30 por ciento. 

Pero lo que me parece más maravilloso del proyecto es que logramos promover la solidaridad entre mujeres, al donar turbantes a las pacientes con cáncer. Los turbantes son fabricados con nuestras mermas textiles y elaborados de manera voluntaria por las internas.

Asimismo, venimos trabajando con tres mujeres que ya alcanzaron su libertad y quieren demostrarle a la sociedad que verdaderamente pueden ser agentes de cambio. Ante la pandemia, Aeroespacial continuó trabajando, nos reinventamos rápidamente elaborando mascarillas reutilizables,  hechas de saldos de la industria textil y bordadas a mano. Con la compra de una mascarilla, nosotros donamos una mascarilla a una población vulnerable. 

Así fue como Aeroespacial se volvió un espacio donde las mujeres nos empoderamos y aportamos nuestro granito de arena para que la industria de la moda sea una industria responsable con el medio ambiente y con las personas.

Y tú, ¿qué esperas para vestirte y cambiar el mundo?

___________________________________

La autora es licenciada en Ciencias de la Comunicación y dirige la empresa textil Aeroespacial; se especializó en gestión de la producción, 5S, metodologías ágiles, desarrollo de colecciones y modelos de negocios sostenibles