viernes 04 de December de 2020

Opinión


Conectar con el cuerpo desde la medicina complementaria

No reemplaza a la medicina convencional, sino que la complementa e intensifica la curación, y apunta principalmente a la prevención de las enfermedades


Medicina complementaria o alternativa, para prevenir enfermedades e intensificar la curación

La medicina complementaria o alternativa es una práctica que busca métodos naturales para sanar el cuerpo. Me parece importante resaltar dos puntos principales: en primer lugar, que no reemplaza a la medicina convencional, sino que la complementa e intensifica la curación. En segundo lugar, que la medicina alternativa apunta a la prevención.

Algunas de las terapias alternativas más conocidas son la homeopatía, la naturopatía, la curación energética, la radiestesia, la medicina tradicional china y la medicina ayurvédica, entre otras. El cuerpo nos habla constantemente, mediante pequeños signos que, si no se perciben, se transforman en alarmas. Aprender a escuchar esos signos y conectarse con uno mismo es, desde la medicina alternativa, el camino para la autosanación.

La autosanación ayuda a prevenir estos pequeños signos (un dolor de cabeza, una contractura, un dolor de estómago, etc). En nuestra vida cotidiana, se nos vuelve común convivir con estas pequeñas manifestaciones o signos que nos da el cuerpo, y por nuestra cultura occidental, nuestro ritmo de vida acelerado y nuestras responsabilidades y tareas diarias a veces nos resulta más fácil dormirlos, anestesiarlos, calmarlos con alguna medicación farmacéutica.  El problema es cuando este signo se vuelve constante y se exterioriza, por ejemplo, con una migraña, una gastroenteritis, una acidez estomacal o cualquier otra patología producto de no haber prestado atención consciente a las señales previas.

Entonces, ¿cómo podemos hacer para poder prevenir estas alarmas? Ante todo, sabernos seres holísticos, unidos en mente, cuerpo y alma. Comprender que somos seres vinculados con otros y que eso nos constituye. Asumir el camino de la búsqueda interna como un aprendizaje constante.

La medicina china se basa en los cinco elementos de la naturaleza: fuego, tierra, metal, agua y madera. Cada uno posee sus características particulares relacionadas con los órganos del cuerpo y sus respectivas emociones. De ahí la íntima relación entre las emociones y el cuerpo. Este fue mi primer acercamiento a las terapias alternativas, y entenderme desde la mirada de la naturaleza cambió mi perspectiva de vida. La naturaleza tiene mucho para enseñar y para darnos.

Gracias a esta mirada holística de la persona, que me trajo la medicina complementaria y principalmente la medicina china tradicional, pude encontrar el espacio de autosanación. Personalmente, creo que es un regalo poder entenderme a mí misma como un ser íntegro y escuchar lo que mi cuerpo me manifiesta.

Gracias a esta mirada holística de la persona, que me trajo la medicina complementaria y principalmente la medicina china tradicional, pude encontrar el espacio de autosanación. Personalmente, creo que es un regalo poder entenderme a mí misma como un ser íntegro y escuchar lo que mi cuerpo me manifiesta. Es mediante este camino que quise comenzar a compartir mi aprendizaje, mi conocimiento y mi proceso. A través de mi perfil de Instagram, @ser.savia, transmito mi mirada sobre el tema y comparto reflexiones a diario. Es un camino largo y un proceso lento: no es nada fácil reconocernos frágiles, vulnerables y menos aún poder conectar en profundidad con aquellas emociones que nos incomodan.

Creo firmemente que cada uno tiene su forma de vivir, su camino personal y su manera de procesar lo que le sucede. Mirarnos de forma holística nos conectará amorosamente con nuestro ser y con todo los que nos rodea. Mantener una búsqueda interna activa nos ayudará a encontrar nuestro equilibrio y por ende vivir una vida más sana y plena.

___________________________________

La autora es licenciada en terapia ocupacional, de la Universidad Nacional de San Martín (Unsam). Actualmente trabaja como coordinadora del centro educativo terapéutico¨Fundación Fiorire¨