miércoles 04 de August de 2021

Opinión


Borges, Shakespeare y la divulgación del arte

A propósito de los diez años recién cumplidos de la Fundación Shakespeare Argentina, dedicada a incrementar y profundizar el conocimiento y la difusión de la vida y obra de William Shakespeare


La Fundación Shakespeare Argentina (FSA) cumplió diez años de difundir la vida y obra del gran dramaturgo inglés

Desde hace diez años –cumplidos el mes pasado–, la Fundación Shakespeare Argentina se dedica a incrementar y profundizar el conocimiento, el goce, la apreciación y la difusión de la vida y obra de William Shakespeare en la República Argentina.

¿Cuál es el secreto para que Shakespeare tenga tanta repercusión en la Argentina, tanta que existe una fundación como la FSA con una trayectoria tan fecunda y con tanta repercusión? Por ejemplo, basta mencionar la puesta en escena de dos comedias, en 2015 y 2019 (Como gustéis y Mucho ruido y pocas nueces), con numerosos premios y nominaciones ACE.

Quizás la explicación está en lo que Borges cree que Shakespeare es para el mundo. En una reciente serie de tuits, el profesor Martín Hadis, experto en la obra de nuestro máximo escritor, respondía así a una inquietud de un lector: «Borges siempre consideró que Shakespeare era ajeno a la literatura inglesa. Ahora bien, esa idea no parece tener el menor sentido. ¿Qué podía estar queriendo decir Borges con esa afirmación de la ‘extranjeridad’ o ‘no pertenencia’ de Shakespeare a la lengua inglesa?»

Inmediatamente aclara Hadis: «Borges mismo se encargó de brindar una explicación: ‘Shakespeare es, quizás, el menos inglés de los escritores ingleses. Yo siempre he sentido que Shakespeare es un poco extranjero en Inglaterra. Inglaterra es la patria del understatement, de la reticencia bien educada, el decir un poco menos las cosas. En tanto que Shakespeare es la antítesis de todo eso. La obra de Shakespeare está poblada de excesos, de agonías, de esplendores y de hipérboles. Todo eso es típico de Shakespeare y también de Italia. De modo que Shakespeare es un poco extranjero: se parece más a Italia que a Inglaterra. Parece, de a ratos, un poeta italiano. Y tal vez los ingleses lo admiran por eso, porque es tan diferente de ellos'».

La mirada de Borges siempre es original y pocos son los que puedan hacer una lectura crítica tan profunda de la obra entera de Shakespeare con solo un puñado de sustantivos y su singular punto de vista. No, no es una boutade de Borges, es la genialidad de Borges refiriéndose a otro genio de la literatura universal como William Shakespeare.

Con el mismo espíritu libre con que Borges exalta al gran escritor inglés, la Fundación Shakespeare Argentina precisa así lo que es su tarea de difusion: «Estimular el estudio de la obra de William Shakespeare mediante la interacción de académicos, dramaturgos, artistas y entusiastas de su obra generando un foro de intercambio nacional con proyección internacional. [porque] la obra de William Shakespeare alimenta el espíritu y nos enriquece como individuos y como ciudadanos. Queremos brindar un mayor acceso a la poesía y al encanto de las obras de William Shakespeare y animar la reflexión sobre estas, como una contribución al enriquecimiento cultural de la Nación Argentina».

¿Tarea cumplida? Tarea cumplida y que no cesa. Por otros diez años, entonces, FSA, de hacernos sentir contemporáneos de Shakespeare, y de disfrutar y reflexionar con él y con el acceso a su obra imperecedera.

FOTO de Tapa: la presidenta de Fundación Shakespeare Argentina, Mercedes de la Torre, y el director ejecutivo, Carlos Drocchi, ante un retrato de Shakespeare del artista surrealista argentino Juan Carlos Liberti, expuesto en el museo de la casa natal de William Shakespeare en Stratford upon Avon. Es contribución de la Fundación Shakespeare Argentina (FSA) y el Museo de Arte Contemporáneo Latinoamericano (MACLA)

+ INFO: en Twitter, ShakespeareArg; en Facebook, ShakespeareArgentina.Org