miércoles 04 de August de 2021

Opinión


Deporte y medio ambiente, una sociedad imprescindible

Hay una estrecha relación entre las prácticas deportivas y el medio ambiente, ya sea porque muchas son realizadas en entornos naturales, o porque requieren muchos recursos


Deporte y medio ambiente, una sociedad imprescindible, columna de Opinión de Ramiro Pazos

El deporte, en general, y las entidades deportivas en particular, no pueden ni deben estar ajenas a los principios de sustentabilidad, los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y la Agenda 2030, que representan la hoja de ruta para lograr las transformaciones que necesita el mundo. El deporte puede y debe hacer su parte, porque deporte y medio ambiente son una sociedad imprescindible.

Es evidente la estrecha relación que existe entre las prácticas deportivas y el medio ambiente, ya sea porque muchas son realizadas en entornos naturales, o porque requieren grandes cantidades de recursos para realizarse.

Deporte y medio ambiente: el cambio climático pone en riesgo determinados hábitats y ecosistemas en los que se practican algunos deportes (en la naturaleza, acuáticos, de nieve, etc.), por lo que la comunidad deportiva debería ser una de las primeras defensoras de un modelo de desarrollo sustentable.

El mundo entendió que era necesario cambiar hacia un modelo más sustentable desde lo económico, lo ambiental y lo social. El deporte se presta para ser una efectiva herramienta de instrucción, concientización e incluso empoderamiento con relación al cambio climático, para niños, jóvenes y adultos.

En este sentido, desde ONU Cambio Climático, lanzaron Sports for Climate Action, una iniciativa que tiene como objetivo reunir a organizaciones deportivas, equipos, atletas y aficionados, que se comprometen con esfuerzos sistemáticos para promover una mayor responsabilidad ambiental, reducir el impacto global sobre el clima, promover un consumo sostenible y responsable, promover la actuación climática a través de la comunicación y educar para la acción.

Las organizaciones deportivas firmantes trabajan para alcanzar los objetivos del Acuerdo de París (neutralidad climática para 2050), y además contribuyen con los ODS. Entre las entidades más importantes que forman parte se destacan: FIFA, Comité Olímpico Internacional, Fórmula 1, UEFA, Wimbledon y la NBA.

Un claro ejemplo de instituciones deportivas sustentables es el Tottenham de Inglaterra, el club más “Green” de la Premier League. Cuenta con energía renovable en todas sus instalaciones, todos los alimentos de consumo se obtienen de forma local y sostenible, fomenta el uso de la bicicleta entre sus hinchas y empleados, utiliza sistemas de iluminación LED, más el uso de vasos reutilizables en los días de partido, entre otras cosas.

A nivel local, podemos destacar al estadio de Estudiantes de La Plata, que posee la certificación internacional EDGE (de construcción sustentable), y es el único a nivel nacional que cuenta
con esta distinción. También, el Comité Olímpico Argentino (COA) dispone de un departamento orientado al desarrollo de políticas de sustentabilidad.

Aunque estemos demorados con estas políticas, en el corto plazo serán temas prioritarios para clubes e instituciones deportivas argentinas para hacer de nuestra Casa Común, la Tierra, un lugar no solo para nosotros sino para las futuras generaciones. Tenemos mucho trabajo por delante.

___

El autor es periodista deportivo (Tea & Deportes) y estudiante de licenciatura en Administración del Deporte en la Facultad Universitaria River Plate. Actualmente se desempeña en el área de Comunicación del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, y brinda consultoría estratégica en deporte sustentable (participó en la planificación y ejecución de proyectos de mejoras ambientales en clubes deportivos como Racing Club de Avellaneda y Atlas)