miércoles 28 de October de 2020

Jóvenes al espacio y cinco desafíos para desarrollar el futuro y llegar a la Luna

Open Space lanzó esta convocatoria, cuyos resultados formarán parte de los esfuerzos de la organización para llegar al satélite de la Tierra en el año 2025

Redacción @notipositivas por

Open Space vuelve a convocar a los jóvenes para desarrollar soluciones en la era espacial

Desarrollo de un satélite, un rover para la superficie lunar, una app que utilice imágenes satelitales con fines sociales o ambientales, una vela solar y un hábitat: esos son los cinco desafíos para jóvenes de hasta 25 años que lanzó la convocatoria de Open Space, y que formarán parte de los esfuerzos de la organización para llegar a la Luna en el año 2025.

Open Space es un programa espacial para jóvenes lanzado por emprendedores argentinos que, entre fines de 2019 y principios de 2020, impulsó un desafío del que participaron casi 300 jóvenes, consistente en el desarrollo de un nanosatélite que viajará al espacio el año próximo junto a un satélite de Satellogic.

El programa, cuyo objetivo es promover el desarrollo por parte de jóvenes de soluciones que democraticen el acceso al espacio, cuenta con socios como Satellogic, INVAP, el Instituto Tecnológico de Buenos Aires (ITBA), Globant, Instituto Balseiro y las universidades de San Martín, La Plata, Católica de Chile y Adolfo Ibáñez, que le aseguran capacidad técnica para dar el apoyo necesario a las misiones más ambiciosas.

Ignacio Peña, creador de Open Space, convoca nuevamente a los jóvenes profesionales para ir al espacio
Ignacio Peña: “Nuestro propósito es abrir las puertas de la nueva era espacial a los jóvenes de América Latina y del mundo»

Al anunciar la competencia y los detalles de los cinco nuevos desafíos, el fundador de Open Space, Ignacio Peña, señaló que “Nuestro propósito es abrir las puertas de la nueva era espacial a los jóvenes de América Latina y del mundo, dando alas a su imaginación y sus proyectos, desarrollando habilidades para el siglo XXI, y activando ecosistemas innovadores y las industrias del futuro”.

Competencias con equipos de calidad

Ya el primer desafío de Open Space –el desarrollo de un nanosatélite, que viajará al espacio el año próximo junto a un satélite de Satellogic–contó en su momento con más de 300 participantes. La calidad de los equipos y las propuestas puso de manifiesto el potencial que representan los jóvenes argentinos: “Quedamos impresionados con la calidad de los equipos”, coincidieron José Relloso, de INVAP, y Marcos Franceschini de Skyloom. “La energía positiva, el ingenio, el profesionalismo y el talento de los jóvenes finalistas nos recuerda, en un momento difícil para el país, que los jóvenes son tierra fértil y, si trabajamos por ellos, darán frutos que nos recompensarán con alegría y esperanza”, agregaron.