martes 07 de julio de 2020

La importancia del bienestar común

Wanda Sadowski por

La Fundación de Nuevas Economías (New Economics Foundation, NEF, su sigla en inglés) ha presentado un nuevo informe en su página web llamado National Accounts of Well Being (Cuentas Nacionales del Bienestar). En este informe, NEF lanza una propuesta radical para ayudar a guiar a las sociedades modernas.

Hace mucho tiempo ya que el estándar de ingresos nacionales, utilizado para asesorar y medir el progreso de las naciones, y conocido como Producto Bruto Interno  (PBI), falla como medida principal del progreso social. Y eso ocurre porque el PBI evalúa solamente los incrementos crudos en los ingresos y no tiene en cuenta si las fuentes de estos ingresos están distribuidas equitativamente, o si existen posibles daños sociales y medioambientales ocasionados por este “crecimiento”.

El informe hace hincapié en la necesidad de  que los gobiernos midan directamente el bienestar subjetivo de la gente: sus experiencias, sentimientos y percepciones de cómo les está yendo en sus vidas. Esto proporcionaría una nueva manera de asesorar y concebir el progreso en la sociedad, basado en la experiencia real de las personas.

NEF les pide fervorosamente a los gobiernos que adopten este informe como una herramienta poderosa, que podría aumentar significantemente la efectividad de las políticas públicas, a través de una guía mejor para las decisiones relevantes de una sociedad.

Ahora que la humanidad ha entrado en un período caracterizado por tener cada vez más incertidumbres de índole económica, social y medioambiental, las consecuencias finales de nuestra obsesión con el “crecimiento” han sido expuestas por completo: un sistema financiero desconectado de la economía real, con insostenibles niveles de deudas, y un planeta bajo mucha presión, a causa de nuestras vidas con “alto consumo”. National Accounts of Well-Being ofrece una manera efectiva (que llega todavía a tiempo) de recuperar nuestra atención para las cosas que realmente importan.

Para expresar nuestro apoyo a la propuesta de NEF de que National Accounts of Well-Being debería ser una política de gobierno, hay que llevar adelante acciones para hacerlo suceder, y exigirle a nuestros gobiernos que se unan a la causa para que las estadísticas oficiales.