martes 29 de November de 2022

Herramientas adecuadas, la base de todo

por

Contar con las herramientas adecuadas para poder trabajar en la huerta es fundamental. No son tantas, pero vale la pena hacer un repaso de cuáles no pueden faltar.

N+: -¿Cuál es el equipo de herramientas que con que debemos contar para sembrar y plantar?
MH: -Básicamente, se compra un kit de jardinería. Es bueno que tenga varios tamaños de palas que usaremos según la extensión de nuestra huerta, pero lo importante es que permita mantener la tierra lo más suelta posible. Esto es más difícil en invierno, en que la tierra se endurece o porque no se la riega mucho, y entonces empieza a dificultarse el desarrollo de las raíces. Entonces es bueno remover la tierra. También depende de cómo uno lo haga, si es con planta adentro o no.

-¿Hay que usar guantes para trabajar la tierra?
-Depende de lo que se haga. Hay guantes para la parte más gruesa, sobre todo para agarrar la pala y deshacer la tierra. Pero si uno tiene la tierra suelta en la parte más superficial, a veces los guantes molestan. Sobre todo, para manipular los plantines, la parte más chiquita. En ese caso, yo uso los guates de látex, que usamos los médicos porque permite mantener la sensibilidad.

-¿Y el famoso rastrillo con que se dibuja a los granjeros, se usa?
-Poco, se usa más un elemento pequeño como un garfio para revolver la tierra, el escarbador. Tal vez hay gente que no toca tanto la tierra porque hace permacultura, que es tener todo el tiempo plantas, y eso evita que se reseque tanto con el sol o con el frío. Pero si no, es bueno ir manteniendo la tierra floja o cuando uno tiene que sacar una plata muy grade, un gomero, una aromática o una lechuga que ya incluso floreció, la sacás de raíz, ahí conviene revolver la tierra y preparar el terreno para una nueva plantación.

-Entonces, no son tantos los elementos que precisamos. ¿De qué material son los guantes?
-Son de tela, de mayor o menor grosor. Y los de látex que son muy recomendables aunque no vengan en los sets de jardinería. Y después, cualquier instrumento que te permita la preparación de la tierra, los escarbadores, esos rastrillitos pequeños, y después la mano para deshacer todos los terrones de tierra. Y además es siempre una buena terapia.