viernes 03 de julio de 2020

Big Bang de solidaridad y comercio justo

Avatar por

El 9 de mayo pasado, se celebró el Día Mundial del Comercio Justo. Para la ocasión, la Organización Mundial del Comercio Justo decidió convocar a una gran tamborrada con el lema “BIG BANG!! Hazte oír por el Comercio Justo: Golpea la pobreza, el cambio climático y la crisis financiera”.

Miles de batucadas de todo el planeta participaron en esta iniciativa. El primer redoble de tambor sonó en la isla del Sur de Auckland, en Nueva Zelanda, con las primeras luces del sábado. Desde allí partió este Big Bang de música justa, que dio la vuelta al mundo, llegando a lugares tan alejados como Japón, Kenia, Londres o Seattle, para terminar con la puesta del sol en Samoa, 24 horas después.

La Coordinadora Estatal de Comercio Justo, apoyada por la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), se ha hecho cargo de la organización en España. Los tambores se escucharon en 150 localidades de todas las comunidades autónomas. Cataluña fue la encargada de comenzar con la tamborrada el viernes por la noche. Participaron 85 pueblos de la comunidad y cinco barrios de Barcelona. El sábado, la música justa se extendió por el resto del país, incluidas grandes ciudades como Donostia, Valencia, Córdoba, Vigo, Mallorca o Madrid.

En Madrid, la tamborrada tuvo lugar el sábado por la noche en la Plaza de Dalí, frente al Palacio de los Deportes de la Comunidad madrileña. Este mismo lugar fue el elegido para la Gran Fiesta del Comercio Justo 2009, organizada por Setem en conjunto con Ideas y Adsis-Equimercado, y financiada por la Aecid y el Ayuntamiento de Madrid. Desde el viernes y hasta el domingo, los asistentes disfrutaron de tres días de actividades dedicadas al comercio justo, en las que participaron 17 entidades y el restaurante de comercio justo Subiendo al Sur.

Actividades como un desfile de moda de comercio justo al aire libre o un desayuno con productos de comercio justo al que invitó la asociación Sello-Fairtrade. También hubo talleres infantiles de pintura, de bisutería, cuentacuentos, concursos, exposiciones y espacios audiovisuales. Setem contó además con un stand dedicado a las Finanzas Éticas, que permitía conocer sus últimas iniciativas dedicadas a promover un sistema financiero internacional que ponga las finanzas al servicio del desarrollo de los pueblos.

Todos estos eventos están inspirados por un principio fundamental: la actividad económica tiene que estar al servicio del bienestar de las personas, y no debe suponer una amenaza para su libertad y sus aspiraciones vitales. Es necesario crear un nuevo marco global de relaciones económicas que permitan que la riqueza se reparta de forma justa y equitativa.

De lo contrario, estaremos contribuyendo a la conservación de un sistema intrínsecamente injusto, en el que los que trabajan son condenados a la pobreza y a ser desposeídos de sus propios recursos naturales en beneficio de una minoría privilegiada. Esa minoría privilegiada es la que desde el Norte exige apertura de mercados y desregulación a los países en vías de desarrollo, mientras que por otro lado continúa subvencionando a sus productores nacionales y arruinando al Sur con el chantaje de la deuda externa.

Desde el otro lado del charco, aquí en el Norte, queremos decir que los únicos que debemos algo somos nosotros a ustedes, al Sur, por eso desde Noticias Positivas reclamamos el único comercio libre que realmente existe, que es el comercio justo.