sábado 20 de julio de 2019

Energía undimotriz: hoy al 0% en la Argentina pero con un enorme potencial

Alejandro Haim y Mario Pelissero, del Laboratorio de Estudios sobre Energía Solar (Leses) de la UTN, regional Mar del Plata, y su prototipo para generar energía undimotriz en las costas argentinas

Avatar por

Energía undimotriz: la Universidad Tecnológica Nacional, división Mar del Plata, y un trabajo en equipo

«En este momento, la energía undimotriz en la Argentina está al 0%, pero tiene un enorme potencial y para desarrollarlo es que hicimos este proyecto», dice el ingeniero mecánico Alejandro Haim, docente y director del Laboratorio de Estudios sobre Energía Solar en la Universidad Tecnológica Nacional, regional Mar del Plata (UTN), en una entrevista con NOTICIAS POSITIVAS, de la que también participó el ingeniero químico Mario Pelissero, director también del proyecto con Haim y docente de la cátedra de Química Aplicada.

NOTICIAS POSITIVAS: -Hemos conocido, a través de distintos medios, que se instalará un prototipo para generar energía undimotriz en Mar del Plata –una prueba piloto con un equipo instalado en la escollera norte del puerto en 2020–, y quisimos saber más, entrevistando a sus creadores. ¿De qué se trata la energía undimotriz, que no hay que confundir con la mareomotriz, ¿verdad?

Alejandro Haim: -Hay una diferencia muy importante. La energía mareomotriz depende de la energía que tienen el sol y la luna respecto de la atracción gravitacional de cada astro, y esa atracción gravitacional hace que el nivel de la marea o del agua suba o descienda en forma lenta, un ciclo de seis horas, y esa diferencia de marea genera una corriente que es aprovechada con distintos sistemas.

En el caso de la undimotriz, la diferencia esencial es el viento que, sobre la superficie de océanos o mares, genera una ondulación que llamamos onda u ola cuando rompe, y esa es la energía que nosotros captaríamos para transformarla directamente en un fluido eléctrico que se puede o inyectar al Sistema Interconectado Nacional, o a ciudades costeras o a industrias.

Proyecto de energía undimotriz de los docentes de la Universidad Tecnológica Nacional, regional Mar del Plata

-Estas energías se están estudiando desde hace mucho. Y en la Argentina, a partir de este proyecto que ustedes proponen, creo que tendrá un potencial muy grande.

-La energía mareomotriz se viene estudiando en la Argentina y el mundo hace muchísimos años, más de 50 o 100 años. La undimotriz es un poco más novedosa: si bien siempre existió, recién ahora es como que estamos mirando hacia el mar y viendo cómo sacarle provecho. El recurso undimotriz que tenemos en la Argentina es extraordinario, desde el punto de vista de la consistencia y de la continuidad que tiene esta energía. Por ejemplo, aunque la energía solar y la eólica son las más conocidas y son extraordinarias por su potencial en la Argentina, tienen una desventaja muy grande: de noche no tenemos sol y no tenemos energía, y si el viento no sopla, tampoco tenemos energía. En el caso de la undimotriz, siempre va a haber olas, más grandes, más chicas, y eso es una ventaja muy importante. Y hay otra: la densidad energética, es decir, la cantidad de energía que tenemos por metro cuadrado, que es de 10 a 30 veces más que la eólica y la solar. Todo esto sumado a nuestro territorio marítimo, que es más grande que nuestro territorio propiamente dicho.

Podemos decir que el potencial undimotriz de la Argentina es superior a la cantidad de energía que se consume en su totalidad, o sea, que nos podemos autoabastecer, podemos exportar energía, en cuanto a la cantidad de energía disponible, Y hoy en día, de todo esto se está aprovechando el 0 por ciento.

-¿Y cómo no se ha visto antes este potencial?

-Históricamente, en los últimos 30 años, la Argentina se volcó a la industria petrolera, por los yacimientos de Loma de la Lata de gas; por eso los coches a gas, por ejemplo. En nuestro caso, fue una iniciativa de la Universidad, mía y con el acompañamiento de Pelissero. Encaramos este proyecto en 2009, presentamos la idea a la UTN que nos dio su apoyo. Hicimos un diseño propio, con una patente, que hoy es un dispositivo en escala de 1:10. Y ahora estamos trabajando con una empresa de Mar del Plata, la empresa de desarrollo tecnológico QM Equipment para fabricar el equipo en escala real y ponerlo a prueba en el mar en esta primera etapa.

-¿Cuál es el caso exitoso en el mundo que ustedes toman como ejemplo?

-Hay muchos prototipos muy distintos del nuestro que se están ensayando, todavía no hay una metodología que haya dominado el mercado. Y eso nos abre la posibilidad de competir con otros países. En el tema de energías renovables, estamos atrasados 20 o 30 años en la Argentina, incluso con respecto a otros países de América Latina.

-La buena noticia es que hace cuatro años nadie hablaba de renovables en el país y hoy sí.

-En este momento, toda difusión es muy importante, para que la gente elija ella misma esta energía.

Proyecto de energía undimotriz de los docentes de la Universidad Tecnológica Nacional, regional Mar del Plata

-Mario Pelissero, estoy viendo imágenes publicadas en los medios de los dispositivos. ¿Cómo van a impactar en los mares estas instalaciones?

Mario Pelissero: -En esas imágenes se ven una serie de columnas en las que está instalado nuestro dispositivo, que consta de dos brazos que sostienen las boyas, que se mueven al son de las ondas marinas. Desde el punto de vista ambiental, hay antecedentes de que el impacto ha resultado a favor, porque están regulando el movimiento de las ondas. Las hacemos menos agresivas hacia las costas –hay una modificación costera muy importante–, y esas columnas también están generando puntos de fijación muy importantes, sin afectar los circuitos pesqueros de las flotas. El territorio marítimo es muy extenso y permite esta cohabitación de los pesqueros y estos aprovechamientos. Hemos hecho estudios de impacto en Necochea, con datos positivos.

-Supongo que además puede proveer más información sobre el mar y las olas.

-Claro, vamos a tener que poner instrumentos que midan las condiciones marinas, los olímetros, para prever acontecimientos indeseables, para que si hay momentos dramáticos de tormentas podamos levantar las boyas y los equipos no sufran trastornos.

-Ustedes tienen también una propuesta de un parque acuático para presentar en las Rondas RenovAr.

-Por eso la importancia de probar el proyecto en el agua, para convencer a todos, los políticos, los inversores, de que es un tecnología segura, confiable y que se puede producir en el país con la industria nacional, sin tecnología extranjera, y que puede ser competitiva con las otras energías.

AH: -Nosotros necesitamos, como se hace en vaca Muerta, que se invierta también en estas tecnologías para facilitar los canales, para investigación y desarrollo de estos temas. En esta etapa, se necesitan recursos económicos para la gente que trabaja en el proyecto, para que tenga dedicación exclusiva (todos tenemos otros trabajos), y después dinero para su implementación, para equipamiento, para hacer las pruebas, etc. El conocimiento está, pero deberíamos dedicarle todo el tiempo que amerita el proyecto.