jueves 30 de June de 2022

En No Lineal, todo se transforma y nada se pierde

por

Siempre que uno se da una vuelta por el porteño Palermo Soho puede estar seguro de encontrarse con novedades. Quien esto escribe descubrió en sus recorridos un espacio llamado No Lineal, emprendimiento a cargo de una pareja de egresados de la carrera de Diseño de Imagen y Sonido de la UBA, y dedicado a prendas y objetos con temática cinematográfica.

Sus responsables convocan a diseñadores e ilustradores que trabajan sobre una propuesta vinculada al cine como consigna establecida. Mediante la técnica de sublimación se estampan prendas como leggings (las populares calzas), trajes de baño y objetos como almohadones o juguetes. Su última colección, «Crecer», tiene que ver con películas en donde los personajes inician la historia siendo de una manera y la terminan con la vida enriquecida y transformada, después de haber pasado por un período de crecimiento: El Mago de Oz, La historia sin fin, Laberinto y Donde viven los monstruos. Habitualmente cada estampado de cada prenda cuenta una película que marcó nuestra infancia o adolescencia.

Además, sus creadores están muy comprometidos con el medio ambiente y reutilizan todos los materiales que sobran de la producción; por ejemplo, los papeles con que subliman y que pueden usarse solo una vez. Cientos de rollos son regalados a sus clientes, y también arman bolsas en las que entregan los productos. «Para los cartoneros este papel es demasiado liviano y no lo llevan», explica Coralis, quien dirige, junto con Federico, el emprendimiento. «Por eso, con el material sobrante hacemos las bolsas para los regalos o los sobres para los proveedores (allí ponemos facturas y recibos). O simplemente se los regalamos a los clientes. A veces tenemos una devolución interesante: hay gente que hace origami o, como un comprador que hizo billeteras y nos las dio para vender en el local. También hemos tapizado sectores de las paredes». Las telas sobrantes sirven también para armar objetos con la finalidad de tener la menor cantidad de desechos posibles.

Para adornar los regalos utilizan las películas de los trailers que las distribuidoras cinematográficas desechan. «Se las pedimos y con ellas también decoramos latas del tipo de las que guardan los filmes. Podés recibir un obsequio con un moño de El Oso Yogui, por ejemplo. Ahora también comenzamos a dar cursos de estampería para el público -el mismo que le brindamos a nuestros dibujantes e ilustradores-, para difundir esta técnica a todo el que esté interesado, y para que todos podamos apreciarla más. Lo hacemos en nuestro local de Borges 1910», resume Coralis.

El nombre de la marca viene del proceso de edición de películas, anteriormente la edición era “lineal”, las escenas se editaban una detrás de la otra. Si se cometía un error, había que editar todo nuevamente. La edición “Nolineal”, vino a renovar ese método y es la que se utiliza actualmente para el montaje de películas, pudiendo el editor probar escenas e intercambiarlas cuando lo desee, sin tener que empezar la edición desde cero.

+ INFO: www.nolineal.com.ar