domingo 28 de November de 2022

En fitodermatología, cuidamos la piel a partir de los beneficios que brindan las plantas

por

Dumitié Cosmética Natural

NOTICIAS POSITIVAS invitó a los estudios de Radio Palermo a Abril Preatoni, médica y especialista en fitodermatología. Además, como emprendedora que es, contó acerca de su marca, Dumitié Cosmética.

N+:-¿Qué es la fitodermatología?
AP: -Es el abordaje de la piel a través de los beneficios que nos proveen las plantas. Pueden venir como aceites, o extractos, entre otras formas. Se trata de la utilización de todos los beneficios que proveen las plantas, semillas, frutos, todo lo que viene de la naturaleza.

¿Cómo llegaste a la fitodermatología desde tu especialidad, la anatomopatología?
-El anatomopatólogo estudia los tejidos. Desde un lunar hasta un cáncer. Uno como médico anatomopatólogo tiene que hacer hablar a ese tejido, interpretarlo. Mi trabajo era pasar el día entero con el microscopio. También hice formación como médica legista. En un punto de mi vida me diagnosticaron una enfermedad autoinmune, y ese fue el punto de inflexión. Me encontré en el lugar del paciente, y no había mucho más tiempo para relegar lo que uno tiene ganas de hacer. Toda mi vida me gustó la naturaleza, y de hecho mis padres son agrónomos y mi hermana es geógrafa. En ese momento de mi vida empecé a ir mucho al campo con mi padre y mi hermana, y empezamos a hacer miel. A raíz de ello, nos presentamos en Sabe la Tierra, y empezamos a caminar por el camino de la miel.

Así comencé con mi madre a desarrollar la cosmética apícola. Tuve que empezar a formarme como emprendedora, realizando cursos en Inicia. A partir de todo este crecimiento personal, y de un creciente interés por la cosmética, me formé con el doctor Alonso en fitodermatología y así nació Dumitié, el emprendimiento familiar cuyo nombre significa «dueño de mi tiempo». Comenzamos a trabajar con un laboratorio de manera formal y a vender nuestros productos.

¿Qué cosas has investigado o descubierto en tu trabajo en la cosmetología?
-Nosotros pretendemos, más allá de crear un negocio rentable, formar comunidad. Y dentro de esa idea de comunidad, creemos en generar conocimiento público. Por ejemplo, hemos diseñado una línea de tónicos que se utilizan antes de las cremas faciales, que no son oleosos y se utilizan para limpiar la piel. Tenemos lociones a base de manzanilla, malva y agua de rosas entre otras materias primas que siempre conseguimos de proveedores de confianza a los que les compramos los principios activos para luego trabajar con ellos en nuestros laboratorios.

– ¿Qué idea de marca tenés?
– Mi idea es poder transmitir que nuestra marca trabaja con mucha seriedad y profesionalismo, pero a la vez quiero que la gente sepa que todos nuestros productos son naturales, y se diferencian de otros cosméticos. En este momento me encuentro trabajando con un diseñador para lograr transmitir de la mejor manera posible ese mensaje de marca. Quiero que la marca se defina como moderna y natural, algo que no siempre es fácil de lograr.

¿Seguís formándote como médica?
– En marzo rendiré dos exámenes con la Asociación de Médicos de Fitomedicina, para ampliar mis conocimientos hacia la fitomedicina general, ya saliendo de la piel y abordando todo el organismo, y lo que es la medicina ortomolecular, que me introducirá al conocimiento más profundo de los nutrientes y de la alimentación, que van de la mano. Mi idea es también empezar a formarme en todo lo que es la medicina ayurvédica a partir de 2016.

-La nutrición es muy importante también para lograr una armonía que brinde los mejores resultados…
– Sí, y no sólo nos preocupa eso, también le damos mucha importancia al cuidado del medioambiente. Por ejemplo, intentamos que nuestros productos sean de vidrio, y cuando no se puede de PET.

¿Dónde se pueden encontrar los productos?
– Tenemos nuestro grupo de facebook, una cuenta en twitter e instagram, y vendemos productos también a través de nuestra página web. También tenemos un showroom, vendedoras con catálogo, puntos de venta, y formamos parte de los productores de Sabe la Tierra.