martes 29 de September de 2020

La mujer en la industria arma su espacio con perspectiva de género

Una representación del Departamento de Mujeres Empresarias de la Unión Industrial de la provincia de Buenos Aires cuentan sus experiencias, logros y desafíos a lo largo de cuatro años de existencia

Avatar por

El Departamento de Mujeres Empresarias de la Uipba está trabajando desde hace cuatro años en el tema de la perspectiva de género

Autoridades del Departamento de Mujeres Empresarias de la Unión Industrial de la provincia de Buenos Aires (Uipba) dialogaron con NOTICIAS POSITIVAS: su presidente, Mariana Perea, su secretaria, Alejandra Beligoy y Patricia Malnati, integrante del departamento de Ambiente y Sustentabilidad, las tres empresarias compartieron sus logros y desafíos.

“Tengo una empresa familiar con mis padres y mis hermanos, y hace un año inicié otra empresa de estampas con una prima y hace una semana comencé un nuevo emprendimiento de arte decorativo con una amiga”, señala la presidenta de la organización. “Por otra parte, este papel de presidenta del Departamento de Mujeres Empresarias de la Uipba me plantea todos los días un desafío diferente. Hay un grupo de mujeres increíbles en el Departamento y es un lujo trabajar con ellas”, asegura Mariana Perea.

Noticias Positivas: -Alejandra Beligoy es Secretaria de la Uipba. ¿Cuál es tu situación como empresaria?

Alejandra Beligoy: -Tengo una empresa familiar, hace más de 27 años que me dedico a los Recursos Humanos y hace casi nueve que me decidí a emprender, más que nada como actitud, y hoy tenemos una empresa dedicada a tercerización de personal y limpieza de empresas. Tengo cinco hijos, de los cuales cuatro trabajan conmigo, y se han sumado otros empleados. Nuestro desafío es el papel de la mujer en puestos de decisión y sobre todo en el mundo industrial que es tradicionalmente masculino.

-Patricia Malnati, ¿tu función es la de ir armando redes?

Patricia Malnati: -Encontré la fama de tejedora que no tenía y que disfruto mucho. Pero también tengo hilo y agujas muy valiosas que sacan una linda red. Soy dueña de Jomsalva SA, una pyme familiar fundada por mi padre, soy su continuadora. Hace 20 años que la dirijo y nos dedicamos a la industrialización del caucho y hacemos también algunos productos. Ahora estoy muy dedicada a temas de sustentabilidad y a mostrar lo que es la economía circular y el triple impacto, y a acompañar en el Departamento de Mujeres Empresarias y en el de Ambiente temas que son del futuro.

-¿Cuál es la historia de este Departamento tan específico?

AB: El Departamento está funcionando desde hace casi cuatro años, después de varios intentos de fundarlo. No fue fácil, pero hoy tenemos que agradecer la posibilidad que nos brindó la institución de que nos diera el espacio. Todo ese proceso nos permitió que en la actualidad tengamos el 35 por ciento de las mujeres en el Comité Ejecutivo. Antes de esto, las mujeres podían participar, tenían voz, pero no tenían voto. Este fue un paso muy grande para la Unión Industrial en su conjunto, y lo quiero recalcar porque habla mucho de la necesidad de la participación del hombre en la aceptación de que nosotras podamos estar en estos roles.

-Ustedes trabajaron en una encuesta junto con la Organización Internacional del Trabajo (OIT) ¿qué resultados obtuvieron?

MP: Este estudio se realizó en toda la provincia de Buenos Aires. Hicimos encuentras grupales mixtas, también a mujeres solas, y también a personas influencers sobre el desarrollo y el salto productivo de la mujer. También participaron hombres, porque ellos están activamente apoyando un cambio productivo para la mujer. Cuarenta participantes destacadas ayudaron a elaborar el informe que fue profundo. Marcó la diferencia entre la iniciativa de la mujer de pasar de un desarrollo informal a uno formal. La intención del estudio fue que puedan pasar al camino de la minipyme o de la pyme. Que puedan dar el paso y logren desarrollarse como empresarias. 

-¿Cuál es el dato más relevante que encontraron?

PM: Para mí lo más importante es que son los primeros datos que tenemos acerca de la mujer empresaria y en la industria. Podemos ver que muchas mujeres son dueñas de empresas porque son las continuadoras de empresas familiares o están las que comenzaron sus propias empresas, y después hay una cantidad enorme de emprendedoras. Ahí es donde vemos una oportunidad enorme de trabajar y ayudar. 

La encuesta también se ha focalizado en las barreras del ingreso al financiamiento para las mujeres, en donde vemos sus dificultades a hora de financiarse. Si bien los bancos ofrecen créditos para mujeres, las empresarias no logran poder fondearse en esos préstamos porque están dirigidos en general a personas más vulnerables o de recursos más bajos.

También hay dificultades en el acceso a la información a la hora de capacitarse. Esas capacitaciones deberían tener más perspectiva de género

MP: Coincido. Cuando estás en tu emprendimiento muchas veces no llegás a herramientas para desarrollarte: ni sabés que existen porque estás con el día a día de tu trabajo y tu casa. Yo vengo trabajando con la Uipba desde 2005, y es muy importante contar con un lugar que te facilita herramientas y te da un apoyo. Desde el Departamento de Mujeres Empresarias, es importante la comunicación y los vínculos, ya que siempre en el grupo hay alguna que te brinda una solución. Por eso queremos que vengan cada vez más mujeres, que traigan sus situaciones para enriquecernos y enriquecerse a su vez.

PM: Uno de los indicadores que nos mostró la encuesta es la diferencia de participación de las mujeres según el sector al que pertenecen. Por ejemplo, en el sector textil, hay una participación del 40 % de mujeres. En cambio, en el sector de la petroquímica, hay una participación del 2 % de mujeres. Es importante que las mujeres empiecen a participar en esas cámaras que parecían ser de hombres. En la UIA hemos logrado que las cámaras territoriales cada vez tengan más Departamentos de Mujeres porque es un primer escalón para trabajar el resto de los Departamentos. 

AB: Este Departamento siempre se utilizó como disparador. El éxito nuestro será el día que el Departamento tenga que desaparecer por su propia esencia, cuando podamos estar cada una en el lugar que queramos estar sin tener que pedir permiso ya que tenemos la capacidad para hacerlo. Si bien hay una voluntad política de la institución de querer que nosotras participemos, también es cierto que la mujer debe ser más participativa en algunos contextos. Hemos iniciado un proceso de cambio muy fuerte. Y los puntos de vista entre hombres y mujeres son complementarios.

Una industria con perspectiva de género

“Había muchos datos de violencia de género, pero nada de mujeres en la industria. Esta encuesta que hicimos devela la necesidad de capacitación y financiamiento para la mujer en la industria con perspectiva de género. Porque lo que se ofrece tiene que ver con el estereotipo de lo que se cree que somos y no lo que realmente necesitamos. Por eso hay que participar”.

<iframe width="100%" height="560" src="https://www.youtube.com/embed/dxIexv0edGs" frameborder="0" allow="accelerometer; autoplay; encrypted-media; gyroscope; picture-in-picture" allowfullscreen></iframe>