jueves 17 de June de 2021

Se publica la edición en castellano de la “Guía internacional de certificaciones de Comercio Justo”

Los sellos de Comercio Justo son elementos identificativos (logotipos) impresos en el envase del producto, para certificar que en su elaboración se han cumplido los 10 principios fundamentales

Adriana Perez Pesce por

Se publica en castellano la Guía Internacional de Certificaciones de Comercio Justo

MADRID.- Cada vez más personas son conscientes del impacto que su consumo tiene a nivel humano, económico y medioambiental, y deciden actuar a través de una compra más responsable. Con el objetivo de facilitar al público consumidor y a profesionales la comprensión de los principales sellos que identifican a los productos de Comercio Justo y ofrecen garantías del cumplimiento de sus principios, la Coordinadora Estatal de Comercio Justo (CECJ) ha publicado la edición en castellano de la Guía internacional de certificaciones de Comercio Justo.

La publicación, en su versión original, ha sido elaboradora por la Plataforma Francesa de Comercio Justo que ya en 2015 había realizado una primera recopilación de certificaciones.

La Guía internacional de certificaciones de Comercio Justo tiene como propósito facilitar la identificación de los productos que son realmente de Comercio Justo y con los que el público consumidor puede tener la seguridad de que en su elaboración se han cumplido con sus diez principios:

1) Creación de oportunidades para productores con desventajas económicas; 2) Transparencia y responsabilidad; 3) Prácticas comerciales justas; 4) Pago de un precio justo; 5) Asegurar ausencia de trabajo infantil y trabajo forzoso; 6) Compromiso con la no discriminación, equidad de género y libertad de asociación (sindical); 7) Asegurar buenas condiciones de trabajo; 8) Facilitar el desarrollo de capacidades; 9) Promoción del Comercio Justo, y 10) Respeto por el medio ambiente.

Los 10 principios del Comercio Justo

“En los espacios de venta, el público encuentra productos como café, azúcar, chocolates, ropa, etc. (productos emblemáticos de nuestro sector) que llevan otro tipo de sellos o iniciativas de desarrollo sostenible realizadas, en muchos casos, por multinacionales que pueden confundir al consumidor/a. Con la guía queremos contribuir a evitar esas dudas”, destaca el presidente de la CECJ, Alberto Abad.

Asimismo, los sellos de Comercio Justo constituyen una herramienta importante para conseguir los objetivos que persigue este movimiento: generar cambios en el comercio para lograr una mayor justicia económica, garantizar el respeto de los Derechos Humanos y laborales, y la protección del medio ambiente.

En ese sentido, Abad explica a NOTICIAS POSITIVAS que en general, las certificaciones de productos no son muy conocidas, no solo las de Comercio Justo, sino también en el caso de los sellos de producción ecológica.

El Eurobarómetro número 473, de 2018, concluye que en España solo el 3 por ciento de la ciudadanía conoce uno de los sellos de Comercio Justo (sello Fairtrade), y en el caso de los sellos de agricultura ecológica son reconocidos por el 14 por ciento de la población. En otros países europeos como Países Bajos, Suecia o Austria, más del 80 por ciento de la población conoce las certificaciones de Comercio Justo.

Recomendaciones para consumidores en pandemia

Hay que realizar un consumo responsable, ajustado a las necesidades, sin caer en el consumismo excesivo

El presidente de la CECJ asegura que las recomendaciones son las mismas que antes de la pandemia: “Realizar un consumo responsable, ajustado a las necesidades y sin caer en el consumismo excesivo”.

“Seguimos insistiendo en la importancia de consumir productos que garanticen el cumplimiento de los Derechos Humanos y la protección del medio ambiente, y a ser posible que lo hagan en las tiendas de Comercio Justo, en el pequeño comercio, el comercio de barrio y de proximidad. Queremos incidir aún más, si cabe, en la importancia de apostar por los valores de la Economía Solidaria y el Comercio Justo. Frente al modelo económico imperante basado en la acumulación de beneficios por encima de todo, destacamos que es necesario y posible apostar por otros modelos que pongan a las personas y el medio ambiente en el centro. Solo así, podremos salir de esta crisis sin aumentar la injusticia las desigualdades globales”, advierte Abad.

“Seguimos insistiendo en la importancia de consumir productos que garanticen el cumplimiento de los Derechos Humanos y la protección del medio ambiente, y a ser posible que lo hagan en las tiendas de Comercio Justo, en el pequeño comercio, el comercio de barrio y de proximidad.»

Alberto Abad, presidente de la CECJ

En este marco, bajo el lema “Estas navidades, quédate en el barrio y compra lo justo”, las organizaciones de la CECJ han lanzado una campaña en redes sociales para promover el consumo en las 75 tiendas de Comercio Justo distribuidas en todas las comunidades autónomas, y a través de sus tiendas on-line.

“Optar por el Comercio Justo en las compras de alimentos o de regalos para estas navidades es una oportunidad de apostar por valores como la solidaridad, la empatía, la justicia social o el apoyo mutuo”, destaca Abad.

Principales certificaciones de Comercio Justo

La guía -elaborada por la Plataforma Francesa de Comercio Justo, Fair Word Project, FairNess y Forum Fairer Handel- analiza las ocho principales certificaciones de Comercio Justo existentes en el mercado internacional. De cada una de ellas describe sus características principales, los criterios económicos, sociales, de gobernanza y medioambientales que evalúan, los requisitos exigidos y las medidas de control que llevan a cabo.

Abad asegura que para las organizaciones productoras, contar con alguna de estas certificaciones constituye “un paso esencial para entrar en la red de Comercio Justo”. De esta manera, las organizaciones productoras cuentan con un aval que garantiza que sus productos han sido elaborados cumpliendo los diez principios internacionales del Comercio Justo.

La publicación se completa con un análisis de las iniciativas más destacadas del llamado Comercio Justo “local”, es decir, aquellas llevadas a cabo en distintos países que adoptan los valores del Comercio Justo a la elaboración y distribución de productos dentro de cada país.