martes 31 de marzo de 2020

Cómo ayudar a reciclar aceites vegetales usados y ganar un primer premio

BYOS, empresa tucumana dedicada a la recolección, acopio, tratamiento y reciclaje de Aceites Vegetales Usados, resultó ganadora en la primera edición del Concurso de Triple Impacto Emprendedor

Avatar por

La empresa tucumana BYOS recibió el primer premio Triple Impacto Emprendedor por su recolección de aceites vegetales usados a domicilio

BYOS, la única empresa tucumana dedicada a la recolección, acopio, tratamiento y reciclaje de Aceites Vegetales Usados, resultó ganadora en la primera edición del Concurso de Triple Impacto Emprendedor por su gestión ambiental, social y económicamente responsable. Hubo más de 200 iniciativas participantes, y el concurso fue organizado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) , el Banco de la Nación Argentina, la Fundación Empretec y la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable.

Con su trabajo, BYOS busca propiciar el bienestar de la comunidad a través del cuidado del lugar donde se vive y ofreciendo oportunidades de crecimiento y de trabajo. Además de concientizar sobre los temas referentes a la correcta disposición y reciclaje de los mencionados aceites, la empresa también busca generar compromiso en la comunidad respecto al cuidado del medio ambiente y la correcta utilización de los recursos naturales.

Ariel Katz, socio cofundador y gerente comercial de BYOS, conversó con NOTICIAS POSITIVAS sobre el premio obtenido y cómo se trabaja en la empresa para reciclar los aceites vegetales usados.

N+: -La empresa BYOS está en Tafí Viejo, Tucumán. ¿Cómo nació la empresa y cómo trabajan ustedes?

Ariel Katz: -Nació de un proyecto emprendedor entre cuatro primos, profesionales, preocupados por el impacto medioambiental de los aceites vegetales usados. Comenzamos a armar una red de recolección de los aceites usados, que ya tiene unos 700 locales en toda la provincia de Tucumán, a los que nosotros les proveemos recipientes para sus aceites usados. Es un servicio gratuito: armamos un servicio de recolección de esos recipientes y al mismo tiempo les dejamos recipientes nuevos, para que vuelvan a usarlos con los aceites que van usando en sus cocinas. Trabajamos con restaurantes, hoteles, industrias, fábricas de snacks, incluso llegamos a los hogares también.

-¿Qué cantidad de aceite recolectan? ¿Lo miden de forma diaria, semanal, mensual?

-Hay variación estacional, pero ahora estamos trabajando entre 30.000 y 40.000 litros de aceite mensual.

-¿Y es negocio?

-Buena pregunta. Al estar nosotros brindando un servicio que es gratuito, tenemos una operación logística importante, que tiene que ver con la eficiencia y el volumen, y estamos tendiendo a que este negocio sea obviamente rentable, tratando de mejorar y de que los números puedan cerrar de la mejor manera posible. Es un riesgo, porque requiere una inversión en recipientes, en móviles, y en personal y mano de obra.

-La gente piensa que se saca de encima un problema y listo. Pero a la cadena productiva, lo que ustedes hacen, que tiene un altísimo valor, beneficioso para el medio ambiente, le cuesta ser sustentable y rentable.

-Si hablamos de los generadores de aceites comerciales, que son los locales gastronómicos y las industrias, según en la ciudad que se ubiquen, tienen la obligación de reciclar sus aceites y de dispensarlos de la manera correcta, no solo por un tema medioambiental sino bromatológico, de calidad alimentaria. Además de nuestro servicio gratuito, nosotros les estamos proveyendo de un certificado de recolección por dispensar sus aceites de la manera correcta. Ellos ganan y nosotros también.

Nosotros pasamos a ser de una empresa dedicada a la recolección de aceites a ser una empresa de la economía circular, a revender también aceite de girasol de primer uso de aceiteras de primera línea del país. Podemos apoyar un negocio en otro, haciéndolo circular y eficientizando una estructura que de por sí es muy cara.

-Ustedes ya habían sido distinguidos por los Premios Latinoamérica Verde como uno de los 500 mejores proyectos sociales y ambientales de América Latina este año [en las categorías “Energía” y “Manejo de Residuos Urbanos”]. ¿Se relacionan con otras empresas que hacen lo mismo? Porque los consumidores estamos complicados con este aceite que nos sobra, no en todos lados hay una solución para este aceite sobrante.

-Somos la única empresa que está operando en el norte del país. Hay muchas ciudades que no tienen cobertura, otras que sí la tienen de empresas que viajan por el país, pero que atienden solo a grandes clientes, y dejan restaurantes y hogares particulares sin cobertura. Nosotros trabajamos también con puntos verdes, adonde los ciudadanos pueden ir y dejar su aceite, y eso nos diferencia.

-¿Hay idea de capacitar o de compartir con otros este conocimiento?

-Trabajamos mucho en las redes –lo que nos trajo un posicionamiento muy interesante– en la concientización de temas medioambientales. Tenemos muy buenas repercusiones y recomendaciones. Al mismo tiempo, trabajamos mancomunados con el Centro de Interpretación Ambiental y Tecnológica (CIAT) de la municipalidad de Tafí Viejo, que tiene una movida de reciclaje de residuos. El CIAT tiene un parque industrial o complejo, en donde realizan el reciclaje de residuos sólidos urbanos (RSU) y BYOS es la primera empresa que se está estableciendo allí. Es una articulación entre el sector público y el privado.

-De una pregunta en Instagram: ¿cada cuánto debería renovar el aceite tu restaurante preferido?

-Depende mucho de cómo manejen los ciclos en la cocina cada restaurante. Además, en algunas ciudades de la Argentina, existe un mercado negro de aceites, y el que sale de restaurantes de cadena termina en locales más chicos o en vendedores de la calle, siendo utilizado de una manera absolutamente ilegal.

BYOS ganó el premio del Concurso Triple Impacto Emprendedor por su reciclaje de aceites vegetales usados
En la mayoría de los casos, el aceite es de un solo uso

El aceite tiene varios indicadores, se puede utilizar una serie de veces bastante corta. Las empresas más profesionales van testeando la calidad de ese aceite, su acidez. En la mayoría de los casos es de un solo uso.

-¿No pensaron en certificar como Empresa B?

-Estamos trabajando para ser empresa B. Hay que pasar a ser una empresa sustentable, que genere empleo y que sea sostenible en el largo plazo. Es importante que a nosotros nos vaya bien, porque ese impacto se transmite como servicio a la comunidad. Queremos expandirnos a todo el norte argentino, estamos finalizando el registro para trabajar en la ciudad de Salta. Nos encantaría estar en todo el país, pero este es un proceso lento.

Integran también BYOS Joaquín Kirschbaum, socio cofundador y gerente industrial y logístico; Adrián Koss, socio cofundador y gerente de Administración y Finanzas, y Diego Koss, socio cofundador y gerente de Operaciones y Medio Ambiente.

+ INFO: www.byos.com.ar, contacto al email: hola@byos.com.ar ; en Facebook: https://www.facebook.com/RecoleccionAceites y en Instagram: https://www.instagram.com/recoleccionaceites/