jueves 11 de August de 2022

Cómo rediseñar el futuro con una Economía Circular

por

Andrea Mendez Brandam directora de NOTICIAS POSITIVAS

xCultura Beta lineax
La Economía Circular tiene que ver con la reducción del uso de recursos y la transformación de los desechos. Invita a abrazar las energías renovables y limitar el uso de combustibles fósiles. Se trata de un encuadre de los negocios que ofrece un espacio de trabajo repleto de alternativas en el mundo del dinero. La creatividad del diseño de esta economía es la elegida por la generación de jóvenes innovadores.

El problema sistémico de la economía lineal es que ya sabemos que los recursos no van a durar mucho más, no sólo por su finitud sino por la velocidad de consumo. El modelo de la economía circular, en cambio, nunca llega a la fase de desecho: todo se transforma y retroalimenta el sistema desde el origen mismo del proceso cualquiera sea este. No se trata de reciclado sino de diseño: la idea es producir apuntando al desecho cero.

Ejemplos

Un reciente informe de casos y análisis económico de la Unión Europea demostró que en esta región se podrían generar ahorros netos que superen los 630 mil millones de euros para 2025, si se encamina hacia la economía circular.

Quizá no siempre se trata de inventar algo nuevo, sino más bien de reinventar lo ya inventado o rediseñar lo ya diseñado. El desafío es que las grandes empresas se adapten a  la creación de productos, packaging, distribución y promoción de sus productos teniendo en cuenta desde el comienzo de la planificación los principios de la economía circular

¿Qué pasaría si en lugar de comprar un lavarropas lo obtenemos mediante una licencia que garantice una cantidad determinada de lavados? La responsabilidad de quién produce sería mayor, pero también redundaría en un mejor negocio en ganancias y para el medio ambiente. Ganar ganar, que le dicen.