jueves 30 de June de 2022

Basura Cero: Unilever lo logró en Gualeguaychú

por

[soundcloud url=»https://api.soundcloud.com/tracks/81389824″ params=»color=c9d300&auto_play=false&hide_related=false&show_artwork=true» width=»100%» height=»166″ iframe=»true» /]

En Unilever Argentina están contentos y satisfechos. En su planta de Gualeguaychú, provincia de Entre Ríos, lograron el ansiado Basura Cero y por eso, NOTICIAS POSITIVAS entrevistó a Tarsicio Mulek, responsable de las Comunicaciones, la Sustentabilidad y la Responsabilidad Social Corporativa de Unilever en el Cono Sur. “Basura Cero significa haber entrenado a un montón de personas que están trabajando en cada una de las plantas de Unilever Argentina para que la costumbre y el hábito hagan que la separación de residuos, que parece tan simple, sea realidad en una planta tan grande que fabrica productos para lavar la ropa”.

Este logro implicó un trabajo de concientización con los empleados, pero también un compromiso y una responsabilidad muy grande de todos los que forman Unilever. De ahora en más no se envía más basura al relleno sanitario. “Eso no significa que no tengamos residuos –sostuvo Mulek-,  para nosotros es importante diferenciar entre residuos y basura. El residuo es para un tercero una materia prima. Ese es el gran secreto, cómo trabajamos con empresas u organizaciones a las cuales les interesa contar con lo que para nosotros es un residuo, y de esa forma logramos que al residuo sanitario vaya cero basura”.

[soundcloud url=»https://api.soundcloud.com/tracks/81389825″ params=»color=c9d300&auto_play=false&hide_related=false&show_artwork=true» width=»100%» height=»166″ iframe=»true» /]

Un ejemplo práctico en la planta de Unilever se encuentra en el cuidado del jardín: “Decidimos reemplazar las máquinas para cortar el pasto por ovejas  ya que contamos con un predio muy grande y estábamos emitiendo muchos gases”. En los jardines de la fábrica hay doce ovejas que se encargan de «cortar» el pasto cuando comen. Así, “estamos volviendo a lo natural”.

[alert type=»green»]Otro ejemplo de buenas prácticas se aplicó a los desperdicios orgánicos: “Uno de los principales productos que mandábamos a rellenos sanitarios eran orgánicos que provenían del comedor, entonces ahora hacemos compost.”[/alert]

Estos pequeños cambios en los hábitos de los empleados también se intenta que repercutan en otros aspectos de la cadena; por ejemplo, en los proveedores: «Ahora les pedimos que nos envíen los productos en toneles de madera para reducir el packaging y eso produce un cambio estructural muy importante”.

[soundcloud url=»https://api.soundcloud.com/tracks/81389826″ params=»color=c9d300&auto_play=false&hide_related=false&show_artwork=true» width=»100%» height=»166″ iframe=»true» /]

En la planta de Gualeguaychú trabajan 300 personas, por lo que lograr esos cambios de hábitos no fue sencillo;muchas veces se generan resistencias, para ello desde la compañía se formaron «equipos para trabajar las problemáticas ambientales, y fue fundamental para los trabajadores la capacitación y el sumarlos a los equipos para que colaboren entre compañeros”.

Así, todos los que forman Unilever piensan en un bien común a largo plazo que es el medio ambiente ya que “un pequeño esfuerzo individual provoca un gran impacto a nivel colectivo”.