miércoles 08 de December de 2021

Una hembra de yaguareté, nacida en el parque Iberá hace tres años, lo recorre libre

Arami, una de las dos yaguaretés nacidas en Corrientes luego de más de 70 años de extinción, recorre el Iberá desde hoy y con ella ya son siete los individuos liberados en el Gran Parque

por

Arami en Parque Iberá / Foto de Matías Rebak para Rewilding Argentina

Se volvieron a abrir las puertas del Centro de Reintroducción de Yaguareté ubicado en el Parque Iberá, provincia de Corrientes. Esta vez fue el turno de Arami, una hembra nacida en este mismo centro en junio del año 2018.

Arami forma parte de un proyecto que busca recuperar al yaguareté en la provincia de Corrientes, de donde se extinguió hace más de 70 años. El proyecto es parte del legado de Tompkins Conservation y lo llevan adelante Fundación Rewilding Argentina, la provincia de Corrientes y la Administración de Parques Nacionales. Junto con su hermana Mbarete, representan los dos primeros yaguaretés nacidos durante este siglo en Corrientes. Su nacimiento en 2018 trajo esperanzas acerca del posible retorno del yaguareté al Iberá; hoy esa esperanza se transforma en realidad.

Arami –“Cielito” en guaraní, como fuera bautizada por los niños y niñas de la región– con sus tres años y tres meses ya es una yaguareté adulta que ha mostrado tener destreza para cazar presas como carpinchos y cerdos cimarrones y comportarse como cualquier yaguareté silvestre.

Posee un collar con tecnología GPS que permitirá monitorearla diariamente para conocer su ubicación y desplazamientos, así como su adaptación a la vida libre.

Yaguaretés, una presencia de vital importancia

Arami en Parque Iberá
Arami en Parque Iberá

La presencia del yaguareté como predador tope resulta de vital importancia para alcanzar un ambiente saludable y completo, en el cual todas las especies se encuentran en números suficientes y cumpliendo su rol ecológico. Con la vuelta del gran felino también se recuperan aquellos relatos e historias que resaltaban la admiración por su fuerza y belleza. Estas historias hoy vuelven a referenciarse en la presencia tangible del yaguareté, que a la vez fortalece a Iberá como un destino de turismo de naturaleza de nivel internacional. Los siete yaguaretés ya liberados en Iberá, cinco de ellos nacidos en la provincia, representan una hazaña correntina sin parangón en el mundo. Y simboliza el éxito de la restauración del ecosistema del Iberá, hoy fuente de una alternativa productiva sostenible en el largo plazo y para el bienestar de todos: humanos y vida silvestre.

El retorno del yaguareté a Corrientes en el Gran Parque Iberá fue iniciado por Tompkins Conservation y es llevado a cabo por la Fundación Rewilding Argentina, en conjunto con el Gobierno de Corrientes y la Administración de Parques Nacionales. Junto con el retorno de este predador, se ha reintroducido (o se está en proceso de hacerlo) otras especies como el venado de las pampas, el oso hormiguero gigante, el guacamayo rojo, la nutria gigante, el pecarí de collar y el muitú, a las que se sumarán otras especies que han desaparecido de este gran humedal, pero que tienen el potencial de regresar y recuperar sus roles en el ecosistema.

El yaguareté es monumento natural en Argentina, y se extinguió en la provincia de Corrientes hace más de 70 años. Hoy se estima una población de alrededor de 250 ejemplares en todo el país donde está categorizado como en Peligro Crítico de Extinción.

A la vez, durante estos años se logró desarrollar una economía local basada en el turismo de naturaleza, con diez localidades que cuentan con acceso al Gran Parque Iberá, y con servicios de atención al visitante para realizar excursiones de avistamiento de fauna nativa, experiencia que el yaguareté fortalecerá rápidamente.

Arami y Mbareté en el Centro de Reintroducción del Yaguareté del Parque Iberá
Arami y Mbareté en el Centro de Reintroducción del Yaguareté del Parque Iberá / Foto de Matías Rebak para Rewilding Argentina