domingo 05 de December de 2022

Adrian Dan Pop, del WPF, habla también sobre la #EconomíaSocial en su país, Rumania

por

El secretario general del Foro Mundial por la Paz, Adrian Dan Pop, también contó en NOTICIAS POSITIVAS sobre el trabajo que realiza en Rumania, su país natal, para la promoción de la #EconomíaSocial.

N+: -¿Qué se entiende por Economía Social en tu país?
ADP: -La Economía Social implica, jurídicamente hablando, otro tipo de empresas. Más específicamente, puede tratarse de una ONG o de una empresa. En el caso de las empresas, es requisito fundamental para que sea considerada una empresa «social» el hecho de que parte de sus propietarios sean los mismos trabajadores. No puede suceder que una sola persona sea dueña de la empresa, tiene que tratarse de un grupo vulnerable. En Rumania esos grupos pueden ser las madres solteras, los gitanos, los hombres que vivan con el mínimo de sueldo, y también gente con problemas de salud.

¿Si uno no pertenece a un grupo vulnerable, ¿no puede ser parte de la Economía Social?
-Exactamente. Sin embargo, puede haber profesionales calificados dentro de los dueños de la empresa. Es decir, gente que se encuentre por fuera de los grupos vulnerables pero que esté interesada en participar de la Economía Social lo puede hacer. El único requisito es que al menos el 51% de la empresa de la que se trate esté en manos de trabajadores miembros de un grupo vulnerable.

Este sistema jurídico, ¿cuántos años lleva en funcionamiento? ¿De dónde surgió la legislación?
-Es muy nuevo, no más de dos años. Nos encontramos en un período de pruebas, ya que no teníamos antecedentes de economías sociales estructuradas legalmente. Luego de tres años de preparación, y con ayuda de la Unión Europea y de distintas ONG, logramos crear la legislación.

¿Las empresas sociales tienen alguna ventaja impositiva? ¿Cuáles son las ventajas que tiene una empresa de ese tipo?
– Hoy en día hay una oleada de empresas sociales en Rumania. Con la ayuda de la Unión Europea, que brinda financiación para empresas que recién comienzan, se crearon alrededor de 1500 empresas, con un promedio de 10 empleados por empresa, de los cuales 4 son expertos y los otros 6 pertenecen a grupos vulnerables. Las empresas creadas se desempeñan en distintas áreas de la economía. Nosotros llamamos a la oleada de empresas nuevas la «Economía 2.0».

+ INFO: adrianpop@worldpeaceforum.org