jueves 30 de June de 2022

Odaiba, de fortaleza defensiva a gran paseo en el Tokio moderno

por

Odaiba
En esta nueva entrega de las crónicas de Ella en Japón, nuestra corresponsal Wanda Sadowski se instala en Tokio; más precisamente en Odaiba, el Puerto Madero de la gran capital japonesa, para ofrecer al equipo de NOTICIAS POSITIVAS, y a toda su audiencia y público en Internet, un largo y detallado paseo.
«Odaiba es uno de los lugares más lindos de la ciudad, y, hoy por hoy, topísimo. Me recuerda un poco a Puerto Madero, primero por su cercanía con el agua, por sus edificios altos y su estilo moderno. Pero, aunque hoy guarden cierto parecido, sus orígenes fueron muy distintos.
Puerto Madero fue construido entre 1887 y 1889 para que los barcos de mayor porte pudieran llegar a un puerto propiamente dicho. Es decir que su objetivo era ser un puerto que beneficiara el comercio: se trataba de hacer cuatro diques intercomunicados para abrirse al mundo.
Odaiba nació con un objetivo muy distinto: servir como fortaleza defensiva contra ataques navales. Así que en 1853 se construyeron seis fortalezas con baterías de cañones. De hecho, Odaiba significa «lugar en el que está la artillería». Esto fue porque Japón no quería abrirse al mundo, algo que terminó pasando ese mismo año; y después, durante muchos años, Odaiba quedó bastante relegada. En 1979 se terminó de rellenar lo necesario para que quedara todo integrado en una isla. Pero todavía era más difícil el acceso.
En 1993 se inauguró el Rainbow Bridge -detalle: está todo iluminado con lámparas alimentadas con energía solar-, y eso ayudó mucho a que se desarrollara más Odaiba: muchas empresas abrieron sus sedes allí, hoteles, shoppings, centros de convenciones, y hasta tiene una de las dos playas que hay en Tokio (aunque no se puede nadar).

Algunas de las atracciones de Odaiba:  
– La réplica de la Estatua de la Libertad.
– Fuji TV Building: no sólo es un ícono del lugar por su forma llamativa y por su mirador en la esfera del medio, sino que además es un edificio completamente a prueba de sismos.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Daikanransha: la vuelta al mundo de 115 metros de altura; está entre las 12 más altas del mundo y la vuelta dura 16 minutos.
– Pallete town: complejo que incluye un shopping que recrea la estética de una ciudad europea medieval; el Toyota Mega Web, un salón de exposiciones de Toyota con modelos futuristas, pista de prueba, etc.
– Telecom Center: centro de convenciones con mirador hacia Tokio y el monte Fuji.
– Museo del Futuro.
– Museo de Ciencia Marítima.
– Oedo Onsen Monogatari: un complejo de baños termales.
– Varios shoppings.