martes 17 de octubre de 2017

Terapia de fibroblastos, nuevo tratamiento de estética regenerativa natural

Patricia Melgarejo por

La nueva terapia de fibroblastos es lo último en estética regenerativa natural, ya que permite “congelar” la edad. Se trata de un tratamiento que logra rejuvenecer sin efectos secundarios y que se realiza con células propias, autólogos de cada cuerpo. El termino autólogo se refiere a los elementos que constituyen el cuerpo tales como las células o los tejidos, y que son propios de un individuo.

Para saber más y comprender cómo funciona esta terapia, NOTICIAS POSITIVAS entrevistó al doctor Sergio Escobar, dermatólogo, quien explicó los detalles más importantes:

“Esta novedad ya existe en el mundo, en los Estados Unidos, en Europa, algunos países de América Latina y ha llegado recientemente a la Argentina. Es una novedad en materia de medicina estética: usar el mismo tejido, las mismas células del paciente en beneficio propio”, dice Escobar.

N+: ¿Qué son los fibroblastos?

Sergio Escobar: El fibroblasto está en la capa media de la piel, en la dermis, y es el responsable de la fabricación del colágeno. La principal diferencia entre una persona joven y una de edad es el tipo y la cantidad de colágeno que tiene esa piel. Eso le da la tersura, la sedosidad y todo lo beneficioso de una piel joven. La célula que fabrica ese colágeno elástico, se llama fibroblasto.

La terapia consiste en tomar una pequeña muestra de piel, 4mm, y dársela a un laboratorio de alta tecnología que se ha instalado en la Argentina, que puede separar de ahí los fibroblastos, multiplicarlos, devolverle a las cinco semanas 40 millones de fibroblastos al paciente, para que yo los inyecte. El proceso se puede repetir, y también se puede guardar a través de una técnica de hiperfreezer con nitrógeno, durante años, por ejemplo, hasta 20 años. Para que el paciente pueda aplicarse los mismos fibroblastos que tenía 20 años atrás.

-Esta técnica de recuperación celular se emplea en otras áreas de la medicina.

-Se emplea en áreas de traumatología, y dónde se necesite recuperar la funcionalidad de diferentes estructuras. Por eso se llama medicina regenerativa. Así como se usa en el cartílago, se emplea en la piel.

-¿Y en qué casos es conveniente aplicarla?

-En casos que llamamos de skin quality o calidad de la piel es una buena alternativa. Muy buena también para rellenar surquitos superficiales.

-Pero no es relleno.

-No es relleno de profundidad como el ácido hialurónico ni va a relajar el músculo como lo hace la toxina botulínica. Pero una vez que los fibroblastos se instalan, quedan instalados y siguen fabricando colágeno. No tienen un tiempo de duración. Lo que hacen es aumentar el número de trabajadores que fabrican colágeno en la piel, y siguen.

-Y como es de nuestro organismo, somos nosotros mismos los encargados de rejuvenecernos.

-Y es gran desafío para los dermatólogos. Por más que hagamos tratamientos, una piel de 60 no puede lucir como una de 20, es imposible por el equilibrio que tiene una piel entre colágeno y fibroblastos. Con esta técnica, no digo que vas a retroceder 30 años, pero sí vas a mejorar mucho la calidad de la piel a una persona con determinada cantidad de años.

-¿Para qué otros casos es eficiente?

-Para las secuelas puntiformes de acné: cuando se aplican los fibroblastos en el lugar, hay un efecto bien notable. Se están estudiando también aplicaciones sobre queloides y otros casos, pero hoy las aplicaciones comprobadas son la mejor calidad de piel, arrugas superficiales y cicatrices de acné.