Unión Global para la Sustentabilidad: un espacio de encuentros y propuestas

Unión Global para la Sustentabilidad: un espacio de encuentros y propuestas


Este año se desarrollará en Brasil el encuentro Rio+20. A 20 años de su primera edición, los países del mundo se juntarán a reflexionar sobre la situación internacional en temas de sustentabilidad. En este contexto, Unión Global para la Sustentabilidad es un espacio que invita a diversos actores a reflexionar juntos y a generar propuestas para un mundo mejor. NOTICIAS POSITIVAS conversó con Pedro Tarak, uno de los impulsores de este espacio de intercambio.

Tarak explicó que la Unión Global para la Sustentabilidad reúne a “actores de la sociedad civil, empresas y gobiernos municipales y provinciales, todos actores que no han sido protagonistas de las construcciones globales”. Las construcciones globales son diseñadas por los grupos de poder y los Estados nacionales a través de sistemas intergubernamentales como las Naciones Unidas. Por ello, este espacio pretende “darle la posibilidad de participación a quienes no son parte de los sistemas gubernamentales nacionales”.

Tarak consideró que “estamos viviendo siempre distintas crisis: el cambio climático, la crisis financiera, crisis políticas y sociales, y vemos que muchas de ellas crisis están interconectadas a nivel global y entre sí”. Al mismo tiempo, comentó, “vemos una parálisis de los sistemas institucionales públicos que están centrados en los intereses sectoriales y nacionales por encima del interés común”.

Ante estas situaciones hay muchos sectores que quieren participar y este espacio les permite asumir su compromiso.  “En este espacio se busca que quienes quieran ser pioneros en los avances lo puedan hacer y, además, sumar esfuerzos y contagiar a otros en la agenda de la sustentabilidad social”, remarcó Tarak.

Pedro Tarak es cofundador del Sistema B, una nueva organización creada en Santiago de Chile de promoción de las empresas B, que nacen para resolver problemas ambientales y sociales, y aprovechan las fuerzas del mercado y de la economía para llevarlas adelante. Estas empresas no dependen de la filantropía ni de un donante, sino que dependen de que el mercado quiera comprar sus productos y servicios.

En la Argentina actualmente se están generando varias empresas B. Asimismo, el sistema se comprometió a que en 2015 haya 100 empresas de este tipo, que nacen para resolver problemas sociales y ambientales.”Es crear un nuevo sector en la economía donde converge el interés económico con el interés social y ambiental directamente”, sostuvo nuestro invitado.

Comentá en facebook