Sábado 19 de agosto de 2017

Posibl., compañía multimedia y referente máximo de innovación e impacto social

NOTICIAS POSITIVAS entrevistó en el estudio de Radio Palermo a Martín Parlato, fundador y CEO de Posibl. Media, compañia multimedia que busca generar impacto social alrededor del mundo.

por

Martín Parlato

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) seleccionó recientemente a Posibl. como “Máxima innovación en industrias creativas e impacto social de Latinoamérica”. NOTICIAS POSITIVAS entrevistó en el estudio de Radio Palermo a Martín Parlato, fundador y CEO de Posibl. Media, sobre esta distinción en particular, y sobre la trayectoria y los proyectos futuros de esta compañía multimedia.

N+: -¿Qué es Posibl., y qué significa la distinción como “industria creativa” que recibieron por parte del BID?
Martín Parlato:
-Nos puso muy contentos, porque es el resultado de muchísimo trabajo y esfuerzo. Posibl. nació hace 4 años y medio como una red social, pero hace más de 3 años es una compañía multimedia que dejó atrás la red social para convertirse en un multimedio, que tiene un canal de TV, un canal de noticias y una agencia creativa in-house. Todo esto lo realizamos online. Además, Posibl. tiene una división de eventos: nos dedicamos a hacer conferencias y distintos tipos de activaciones y eventos vinculados a temas de impacto social.

Hoy, nosotros estamos básicamente uniendo a la generación digital con los temas que tanto importan y que son las principales problemáticas que el mundo tiene que resolver. A partir de ellas, nosotros generamos contenidos, iniciativas y eventos para unir fuerzas con otros sectores de la sociedad y resolverlos.

-¿Cuál es la lógica que utilizan para presentarse como red social? Es difícil entender el mundo digital de hoy. Navegando la página de Posibl. uno puede ver que hacen muchas cosas.
-Nacimos como red social y hace tres años nos convertimos en una compañía multimedia. La compañía evolucionó hacia una compañía multimedia en donde el foco estaba puesto justamente en el trabajo y la acción, en llevar adelante iniciativas para resolver los grandes problemas que tenemos. Nosotros formamos parte de esa solución. Es decir, nos involucramos en la agenda, tanto de privados como de públicos, además unimos fuerzas con celebrities, con gobiernos, con organismos multilaterales como la ONU o el BID. También trabajamos con grandes compañías y pequeñas ONG (hoy tenemos más de 400 ONG que están trabajando con nosotros alrededor del mundo).

Tenemos iniciativas desarrollados en los cinco continentes. Nosotros lo que hacemos es volcar nuestro contenido en distintos formatos: a veces hacemos documentales, a veces hacemos miniseries, a veces campañas, eventos como el Impact Day,. Este último lo hicimos con la ONU para poder hablar del Desarrollo Sostenible y de la agenda que el mundo tiene por delante, y lo vamos a volver a hacer en octubre o noviembre de este año, tanto en la Argentina como en Chile.

-Todo esto sucede en el mundo digital. ¿Consideraron en algún momento hacer algo más tradicional, como puede ser gráfica, TV o radio? ¿Por qué la elección de mantenerse solamente online?
-Apenas salió Posibl. me acuerdo de una nota que me hicieron en un diario: me preguntaron por el objetivo a cinco años en cuanto al alcance de la plataforma. Nosotros soñábamos llegar en los primeros cinco años a 100 millones de personas. Es muy difícil poder llegar a tanta cantidad de personas si no lo hacés en el mundo digital. Al día de hoy, Posibl. comunicó, tuvo un alcance, de 75 millones de personas a través de distintas iniciativas que realizamos en el mundo. Estamos ahí, cerquita, empujando para ver si llegamos al objetivo que nos planteamos.

Hemos llegado a grandes medios internacionales como la BBC, CNN, el Huffington Post, History Channel, distintos canales que están trabajando con nosotros en algunas cosas  y que han tomado iniciativas de Posibl. Para nosotros era fundamental hacerlo desde lo digital, para poder llegar a distintos rincones del mundo.

El mundo digital es un océano horizontal en donde todos tenemos la posibilidad de llevar un mensaje en cuestión de un segundo a cualquier rincón del mundo.

A partir de ahí nos han llegado propuestas para hacer radio, para hacer TV tradicional y demás, y seguramente en algún momento haremos temas vinculados a eso, porque la compañía está evolucionando, está en constante crecimiento. Pero yo soy un amante del foco, y nosotros debemos tener foco en nuestros objetivos, y después de alcanzarlos podemos empezar a abrir otros horizontes.

-¿Cuáles son los temas que más te ocupan o preocupan?
-Tocamos una agenda durísima. Algunos temas son más inspiradores y otros son muy fuertes, como por ejemplo la trata de personas, en donde estamos uniendo fuerzas con gobiernos y organismos. A mí personalmente lo que me duele mucho, y me hace bastante mal, es la desigualdad, sobre todo cuando es sistémica y absurda, y cuando es una muestra de desidia y complicidad. Lo que tratamos de hacer es ir en busca de eso, adentrarnos, mostrar las complicidades y la desidia que existen, y salir a tratar de revertirlas. Esto es algo que por ejemplo hicimos en un documental que se llama “Me gusta el mate sin trabajo infantil”, que es un documental que hicimos para Change.org y para una ONG que se llama Un Sueño para Misiones, y que derivó en un proyecto de ley para erradicar el trabajo infantil esclavo en la yerba mate, que está impulsando la ONG. Hace más de 150 años que esto pasa en la Argentina, y no puede ser que nuestra bebida nacional represente lo peor de los argentinos. Tiene que representar lo mejor de los argentinos. Por eso nosotros hicimos un documental, que afortunadamente llegó a 60 millones de personas a través de medios internacionales, e incluso fuimos convocados por el papa Francisco para ir a exponer la experiencia en la cumbre de jueces contra el trabajo esclavo y el crimen organizado en el Vaticano. También fue presentado en la Cámara de Diputados y en el Senado, y estamos trabajando con los diputados y la ONG para que ese proyecto de ley sea una realidad.

Creo que hay que dejar el corazón en cada una de las causas, pero hay algunas que generan algo visceral. Porque ver a un chico desnudo a los 5 años en un país como el nuestro, con las riquezas que tiene, es absurdo.

-Escuché una TED Talk tuya que me conmovió mucho, en donde contás tu historia personal. Dejabas una enseñanza muy fuerte, que tiene que ver con el nombre de tu emprendimiento: que todo es posible.
-Soy un convencido de que todo es posible. Para nosotros, la palabra “no” no existe. Es una ley que nosotros tenemos en la compañía: si alguien no quiere trabajar con nosotros, no nos vamos a enojar ni nada por el estilo, lo vamos a hacer igual, con o sin ese partner. Como siempre les digo a los chicos: nosotros trabajamos con los que quieren trabajar con nosotros, y a los que no quieren los convencemos con el tiempo. Pero el “no” no existe. Y en estos temas no puede existir el “no”, no puede haber excusas.

-¿Cómo manejan el trabajo junto a empresas u otras organizaciones?
-Tenemos diferentes tipos de partnerships, algunos los hacemos non profit, muchos los hacemos for profit, porque somos una compañía y tenemos un modelo que fue dicho desde el día uno.

Trabajamos muy bien con las empresas, aunque al principio era muy difícil:para 2012, 2013, la conversación en la Argentina no estaba madura en temas de RSE. Yo creo que hoy sigue sin madurar. Nosotros en nuestra sede de Estados Unidos (nacimos como compañía estadounidense y tenemos una filial argentina) hacemos un trabajo muy grande de RSE. La agenda estaba muy madura ya en 2012, cuando comenzamos con todo esto.

En la Argentina, la conversación era “vamos a pintar una escuela”. Y hasta ahí llega el RSE. Con todo lo bueno que eso significaba, creo que el RSE es mucho más que eso: es revisar tu cadena de valor, revisar tus procesos, tu propósito y un montón de temas que tienen que ver con tu ADN y con lo que vos decís y hacés, y la coherencia entre esas dos variables.

Hoy, esa conversación está madurando. Hemos hecho algunos trabajos muy buenos. Hay un documental que hicimos hace poco, que se llama “Dejá tu huella”, lo hicimos para una marca de agua que estaba protegiendo al yaguareté. Básicamente es una compañía que dijo “OK, si nosotros somos una parte más del problema, porque somos un actor más del mundo, hagamos algo para revertirlo. Entonces, parte de nuestras ganancias van a destinarse a recomponer y reforestar áreas deshabitadas y proteger nuestra biodiversidad”. A partir de eso, se hizo una campaña que llego a 20 millones de personas, se incrementaron muchísimo las ventas de la empresa, que tuvo su conveniencia para acompañar, pero también para el medioambiente: pudimos reforestar 10 millones de metros cuadrados de selva misionera, que no es poco. Unimos fuerzas con los actores para que algo pase.

-¿Qué le dirías a los jóvenes que tienen la visión de que en el mundo digital todo es posible?
-Les diría que no se enfoquen en la plata. Yo en mi vida pasé muchas necesidades: perdí mi casa, tuve que vender mi ropa para comer, y la verdad que en lo que menos pensé fue en la plata. Pensé en cumplir mis sueños, en ayudar a otros a cumplir sus sueños, y en hacer que las cosas pasen. Yo les diría que se enfoquen en hacer algo relevante, trascendente, más grande que ellos mismos, y que lo hagan con alguien más, con otro. Lo demás llega solo, es consecuencia de… Les diría que no esperen a nada, que hagan. Que se equivoquen 100 veces y que sigan haciendo.

-¿Cómo es tu nivel de satisfacción personal con este logro?
-Me siento muy feliz en el sentido de que nosotros soñábamos muchas cosas para Posibl. A esta altura del partido y afortunadamente, gran parte de ellas han pasado. Estamos en el lugar en el que soñábamos estar, y, como dice Galeano, “el horizonte se va corriendo” y nunca lo alcanzás, porque nosotros vamos soñando cada vez más en grande y se va corriendo hacia adelante. Creo que eso es la vida.

+ INFO: @martinparlato@PosiblMedia; www.posibl.com
 // facebook.com/posibl.media