miércoles 13 de diciembre de 2017

Parche: con ciencia y tecnología, el sol se vuelve más amigable para niños y mares

Se trata de un parche electrónico: se baja una aplicación al celular, se coloca el parche y se escanea; este mide la radiación UV, informa cuánta se está recibiendo y qué medidas tomar

Patricia Melgarejo por

cuidado del sol con parches

El sol es fuente de vida y vitaminas, pero merece respeto. Junto con las campañas de prevención de cáncer de piel, se han incorporado hoy nuevas tecnologías para controlar la radiación ultravioleta que recibimos y también nuevas formulación de protectores solares amigables con el medio ambiente, como el parche con App.

En el hemisferio sur se acerca la llegada de la primavera y la protección frente al sol debe hacerse más segura. En esta parte del mundo, los meses más riesgosos respecto de los rayos ultravioletas (UV) son los que tienen R (septiembre, octubre, noviembre, diciembre, enero, febrero, marzo y abril). A los buenos hábitos frente al sol se han sumado novedades tecnológicas y científicas para disfrutar del aire libre minimizando al máximo los riesgos de dañar la piel.

“El patch (parche) es una novedad que constituye apenas una parte de la campaña de La Roche Posay frente a la temporada de sol. Se trata de un parche electrónico que se aplica sobre la piel y que, para un niño, funciona casi como un tatuaje. Bajamos la aplicación al celular, nos colocamos el parche y lo escaneamos. El patch mide la radiación UV, nos informa sobre cuánta estamos recibiendo y qué medidas tomar al respecto”, informa Rocío Márquez, jefa de Marketing de La Roche Posay. En la aplicación aparecen muchas preguntas acerca de qué fototipo tenemos, qué tipo de protector solar preferimos, cuáles son nuestras conductas frente al sol. Al responderlas, será más certera la respuesta que arroje la aplicación.

“Para los chicos, hay una novedad este año que son unos dibujitos, una especie de superhéroes que a medida que nos portamos bien frente al sol, liberan poderes de estos personajes. De este modo, los niños también se suman a nuestra campaña, porque es muy importante que aprendan a protegerse de las radiaciones desde que son pequeños”, explica Márquez.

Pilares de la campaña de la marca francesa para la prevención del sol son el chequeo de lunares en casa (para así poder convertirse en nuestro propio Skin Checker) además de, por lo menos una vez al año, la visita al dermatólogo; la protección de la piel con filtros adecuados, y la utilización del parche de control. “Respecto de la revisación de los lunares, nosotros realizamos un chequeo gratuito todos los años. A partir de octubre comienza a girar el Skin Check On Tour que es un tráiler con dos consultorios a cargo de dos dermatólogos especializados en fotoprotección que realizan el chequeo de manera gratuita. Primero arrancamos por el interior y luego se sigue por la Capital y la provincia de Buenos Aires”, concluye la referente de La Roche Posay.

Además de la fotoeducación, término nuevo que se ha acuñado en los últimos tiempos para dar apoyo a los cuidados de la piel frente al sol, también se ha extendido la preocupación por los daños que se puede infligir a los mares como contrapartida de la protección solar.  

Las tradicionales fórmulas de fotoprotectores que contenían octocrileno y oxibenzona están siendo discontinuadas en el mundo por sus efectos nocivos para la piel y el medio ambiente, en especial los océanos. Incluso algunos parques naturales en México no permiten el ingreso de ciertos productos con el fin de no contaminar el agua.

Parche para usar con el mar y solEl blanqueamiento de los corales es un síntoma de daño para el planeta”, dice Catalina Soto, comunicadora científica de la marca francesa. “Ninguno de los protectores solares de la marca produce un efecto negativo en el medio ambiente. Se realizaron estudios ecotoxicológicos donde pudimos observar que los residuos de filtros que quedan en el agua de mar no son dosis tóxicas ni tienen impacto negativo sobre las formaciones de coral”, señala Soto. “Para la protección del espectro de los rayos ultravioleta existen los filtros. Pero para la luz infrarroja que genera radicales libres –causantes de fotodaño, las manchas, las arrugas, etcétera-, no hay otra cosa que los antioxidantes. Por eso se incorporaron antioxidantes a los protectores solares de modo de evitar estos daños sobre la piel”, advierte también Soto.

Buenos hábitos

Estas son las rutinas saludables frente al sol

  • Mantenerse lejos del sol entre las 10 y las 16 horas.
  • Utilizar remera, sombrero y lentes de sol cuando se permanezca al aire libre.
  • Aplicar protector solar 20 minutos antes de exponerse al sol y reaplicarlo en forma generosa al cabo de dos horas o después de una zambullida.
  • Mantener a los bebés y niños fuera de la exposición directa del sol.